RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Seguimiento de la Cumbre de Río

1) OBJETIVO

Definir los principios generales y las acciones que debe tomar la Comisión para dar respuesta a las prioridades emanadas de la Cumbre de Río de junio de 1999 entre los países de América Latina, el Caribe y la Unión Europea.

2) ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 31 de octubre del 2000, sobre el seguimiento de la primera cumbre celebrada entre América Latina, el Caribe y la Unión Europea [COM/2000/0670 final - No publicada en el Diario Oficial].

3) SÍNTESIS

La Comisión presenta en esta Comunicación las acciones globales y regionales que tiene intención de efectuar dentro de seguimiento de los compromisos asumidos en la Cumbre entre la Unión Europea, América Latina y el Caribe celebrada el 28 y 29 de junio de 1999 y como preparación de la segunda cumbre en 2002. Para esta cumbre ha definido tres ámbitos de acción prioritarios: la promoción de los derechos humanos, la cooperación en el sector de las tecnologías de la información y la lucha contra las desigualdades sociales.

El objetivo principal de la cumbre de Río es establecer una asociación estratégica entre la UE y la región de América Latina y el Caribe (ALC) articulada en tres ejes:

  • Refuerzo del diálogo político.
  • Liberalización amplia y equilibrada de los intercambios comerciales y los flujos de capitales en el marco de unas relaciones económicas y financieras sólidas.
  • Cooperación dinámica en los ámbitos educativo, social y cultural y en desarrollo científico y tecnológico.

La Cumbre produjo una declaración común y un plan de acción que fijaba las prioridades de cada uno de estos tres ejes. El grupo de altos funcionarios de las dos regiones, reunidos en Tuusula, Finlandia, ha definido 11 prioridades para conseguir resultados rápidos y patentes.

La Comisión recuerda que la estrategia sobre América Latina sigue siendo la que se definió en su Comunicación de marzo de 1999 sobre una nueva asociación UE-América Latina en el alba del siglo XXI. Las relaciones con los países del Caribe se basan en el Acuerdo de Asociación y Cooperación firmado en Cotonú el 23 de junio del 2000. La innovación de la Cumbre de Río a este respecto consiste en promover la integración regional de la cuenca del Caribe, incluyendo en ella a los países del Cali, (Comunidad y Mercado Común del Caribe), de América Central y del norte del subcontinente.

En el ámbito institucional, tras la Cumbre de Río se creó un grupo de altos funcionarios de dos regiones encargados de aplicar y realizar un seguimiento de las prioridades seleccionadas. La UE celebra regularmente encuentros ministeriales con los países y grupos subregionales de América Latina y con los países del Caribe.

En el marco de estos encuentros, la Comisión preconiza un planteamiento pragmático y recomienda que los esfuerzos se concentren en un número de sectores muy limitado para así conseguir resultados concretos. A este respecto desea subrayar los progresos realizados en la lucha contra la droga y la investigación científica y tecnológica.

Fundamentos de la actuación de la Comisión

Con la atención fijada en la cumbre de 2002, la Comisión se ha propuesto intensificar su actuación en los ámbitos de promoción y protección de los derechos humanos, el fomento de la sociedad de la información y la reducción de los desequilibrios sociales, incluyendo así las tres dimensiones de la asociación estratégica (política, económica y social).

A largo plazo, la Comisión va a trabajar para que estas prioridades estén integradas en los diálogos bilaterales y subregionales velando por la coherencia y la sinergia entre los diálogos políticos, económicos y los diálogos en materia de cooperación. Para que su actividad tenga éxito, la Comisión propone los principios siguientes:

  • La subsidiariedad: que la responsabilidad de las acciones recaiga en los Estados miembros y los países socios que deseen emprenderlas, encargándose la Comisión de la coordinación y la complementariedad del conjunto de las actividades.
  • El equilibrio entre la relación global con la región ALC en su conjunto y las estrategias subregionales.
  • El realismo en la aplicación de las conclusiones de Río concentrándose en objetivos políticos clave.

Medidas específicas

En el ámbito político, la Comisión tiene intención de continuar su actuación en el aspecto prioritario del fomento de los derechos humanos reforzándola en los siguientes aspectos:

  • Fomento del respeto de los derechos humanos, particularmente los civiles y los políticos, asociando a instituciones independientes como defensores del pueblo, organizaciones locales, incluidas ONG especializadas en el diálogo sociedad civil-gobiernos, y organizaciones regionales y subregionales especializadas en justicia.
  • Apoyo a los sistemas políticos democráticos, especialmente con promoción de los medios de comunicación y sostén a la libertad de prensa.
  • Promoción y protección de los derechos económicos y sociales mediante el apoyo a organizaciones de defensa de los derechos de los trabajadores y de los derechos de poblaciones vulnerables.

En el ámbito económico, la Comisión contempla una acción específica de promoción de la sociedad de la información, para lo cual presenta el programa @LIS (Alianza para la Sociedad de la Información) de fomento de los beneficios conseguidos con las tecnologías de la sociedad de información. Es un programa que:

  • adaptará el entorno reglamentario y sus políticas correspondientes con el fin de mejorar la investigación y la oferta de servicios de infraestructuras de comunicación.
  • Mejorará la formación y la educación de los recursos humanos en el ámbito de la utilización y la gestión de las tecnologías de la información y la comunicación.
  • Apoyará proyectos de demostración en los ámbitos de enseñanza a distancia, sanidad, transportes urbanos, comercio electrónico y desarrollo de PYME.
  • Incrementará la capacidad de interconexión entre las comunidades de ALC y de Europa en materia de educación e investigación.

En el ámbito de la cooperación, uno de las acciones prioritarias es el apoyo a los grupos sociales más vulnerables de la ALC, con el fin de reducir los desequilibrios sociales. En efecto, la Comisión ha manifestado que la lucha contra la pobreza es la principal prioridad de la política de cooperación al desarrollo de la UE. Esta dimensión social se ha tenido en cuenta en el marco de la cooperación financiera y técnica en esas regiones y la Comisión no deja de reforzarla. Su materialización es el apoyo al programa de alivio de la deuda de los países más pobres altamente endeudados.

En esta óptica, la Comisión propone establecer una "iniciativa social" UE-ALC para entablar una reflexión general sobre la cuestión y compartir las experiencias adquiridas y los mejores medios para la corrección de los desequilibrios sociales y el apoyo a los grupos más vulnerables. Esta iniciativa se materializa en una serie de reuniones de representantes de los diferentes grupos de agentes sociales de las dos regiones.

Acciones de nivel subregional

La Comisión fija prioridades diferentes para cada una de las subregiones ALC, con el fin de llevar a cabo acciones específicas. En el caso de Mercosur se trata de la compleción del Acuerdo de Asociación que se está negociando. En la Comunidad Andina, del refuerzo de las instituciones democráticas y del estado de derecho, del régimen de los intercambios comerciales en la perspectiva de un eventual régimen comercial "post-SPG", de la lucha contra la droga y de la prevención de las catástrofes naturales.

Dentro de América Central, en lo que corresponde a México, la prioridad principal es la ejecución del acuerdo celebrado con este país y de la cooperación con él a fin de asegurar la estabilidad de los sistemas financieros y fomentar el comercio y las inversiones entre las dos partes. Respecto a los demás países la región, además de los derechos del hombre y el apoyo a las políticas sociales y a la inserción en la economía mundial, se presta una atención particular al medio ambiente y a la prevención y gestión de conflictos, así como a la consolidación de la integración regional.

En el Caribe, el diálogo dentro de marco de las instituciones de la asociación UE-ACP (África, el Caribe y el Pacífico) debe concentrarse en las cuestiones de los derechos humanos, la democratización y la buena gestión de los asuntos públicos. En otro orden se mantiene la reunión anual Cariforum con la Comisión, con posibilidad de ampliar su campo de acción a cuestiones de lucha contra la droga, seguridad y prevención de conflictos. En el ámbito económico, la prioridad es la integración regional, con el objetivo final de celebrar un acuerdo de asociación que podría incluir una zona de libre comercio.

Gestión y seguimiento de la Cumbre de Río

La gestión global y la coordinación del seguimiento de la Cumbre de Río recaen principalmente en el grupo birregional de altos funcionarios. Además, a nivel ministerial se pueden instaurar mecanismos sectoriales ad hoc en los que intervengan altos funcionarios y grupos de trabajo especializados. Haber elegido este tipo de estructuras ligeras y flexibles se justifica por el carácter informal del proceso y por la existencia de estructuras de diálogo bilaterales y subregionales.

4) MEDIDAS DE APLICACIÓN

5) TRABAJOS POSTERIORES

Última modificación: 08.08.2002
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba