RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Política de vecindad: informe de 2008

El informe de 2008 sobre la Política Europea de Vecindad (PEV) presenta las reformas realizadas por los países socios de la Unión Europea (UE) y el desarrollo de sus acciones de cooperación. Pese a la ralentización causada por la coyuntura internacional, así como a los conflictos y desafíos políticos en algunos de los países vecinos, los progresos realizados revelan una necesidad de reforzar la PEV.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo de 23 de abril de 2009 sobre la “Ejecución de la política europea de vecindad en 2008” [COM(2009) 188 final – No publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

En 2008, se intensificaron las relaciones entre la Unión Europea (UE) y los países cubiertos por la política europea de vecindad (PEV). El progreso de cooperación bilateral y multilateral demuestra una mayor interdependencia entre los socios, así como la necesidad de seguir reforzando la PEV.

Los principales avances conseguidos por los países socios se refieren a los acuerdos comerciales, el refuerzo de la cooperación política, las finanzas públicas y la fiscalidad aduanera, la política de competencia, el entorno empresarial y la lucha contra la corrupción. Es necesario seguir realizando esfuerzos para llevar a cabo reformas democráticas y promover los derechos humanos.

Sin embargo, el año 2008 estuvo marcado por una coyuntura desfavorable al avance de las reformas. La zona de vecindad se vio desestabilizada por numerosos acontecimientos: el conflicto entre Georgia y Rusia en agosto de 2008, la interrupción del suministro de gas entre Ucrania y Rusia, o la intervención israelí de Gaza de diciembre de 2008 a enero de 2009. La crisis financiera internacional también afectó al conjunto de los países socios de la PEV.

Cooperación regional

La UE y sus socios han adoptado nuevos marcos de cooperación orientados a profundizar en los elementos regionales de la política europea de vecindad.

La Unión para el Mediterráneo, lanzada en la cumbre de París de julio de 2008, representa un nuevo impulso de las relaciones euromediterráneas. Debe dar lugar sobre todo a una mejor división de las responsabilidades entre los socios y aumentar la visibilidad de sus acciones. Deben llevarse a cabo proyectos regionales en materia de lucha contra la contaminación marítima, las catástrofes naturales y las catástrofes de origen humano, y el desarrollo de conexiones marítimas y terrestres, energías renovables y empresas. En 2008 se inauguró la Universidad Euromediterránea (EN) en Eslovenia.

Tras la reunión de Kiev en 2008, la Sinergia del Mar Negro entró en su fase operativa. Deben ponerse en marcha proyectos de dimensión regional en los ámbitos de la energía, los transportes, las comunicaciones, el comercio, el medio ambiente, las políticas marítimas, la pesca, la migración, el respeto de la ley y la lucha contra el crimen organizado. Se encuentran abiertos debates sobre cómo lograr avances en la descontaminación del Mar Negro, las conexiones y la seguridad marítima, así como la creación de un espacio aéreo común.

En 2008, la Comisión propuso el establecimiento de una Asociación Oriental (EN) (FR) para profundizar en sus relaciones con los países de Europa Central y el Sur del Cáucaso. Este marco debe contribuir a realizar progresos en las reformas políticas y democráticas, la integración económica de la región, la seguridad energética y la movilidad de las personas.

Impacto de la crisis financiera internacional

La PEV contribuye a reforzar los vínculos comerciales entre la UE y sus vecinos, y a proseguir con su integración económica regional. El impacto de la crisis financiera difiere entre las regiones del Sur y las del Este:

  • los socios orientales han sido los más afectados, a resultas del descenso de los flujos de capitales extranjeros indispensables para su crecimiento, la vulnerabilidad de su sector bancario y la caída de los precios de la exportación en determinados sectores clave (metales, agricultura, comercio);
  • los socios mediterráneos se han visto poco afectados por la crisis crediticia. Sus economías estaban protegidas por débiles tasas de endeudamiento, escasas necesidades de capitales extranjeros y una débil integración regional de su sector financiero.

En lo que respecta a los sectores económicos, el turismo, la construcción y las industrias exportadoras deberían verse gravemente afectadas debido al descenso de la demanda, sobre todo la europea, y debido al incremento de la competencia de los países con salarios reducidos. La crisis debería provocar una reducción de las inversiones, y un aumento del desempleo de los jóvenes y de los flujos migratorios.

Recomendaciones

En el contexto actual, y dada la necesidad de avanzar hacia una liberalización de los intercambios, la PEV debe permitir:

  • entablar un diálogo regular, para responder a las necesidades socioeconómicas de los países más vulnerables y apoyar su desarrollo sostenible;
  • aumentar la ayuda macroeconómica, concediendo préstamos europeos coordinados con los acuerdos de confirmación del Fondo Monetario Internacional (FMI);
  • reforzar el marco reglamentario del sector financiero y el control de sus actividades, ampliando los programas de asistencia técnica existentes;
  • estimular al BEI y al BERD para que aceleren sus operaciones de préstamo;
  • apoyar el comercio y la inversión, sobre todo mediante pequeñas y medianas empresas (pymes).

La programación para el período 2011-2013 del Instrumento Europeo de Vecindad y de Asociación (IEVA) debe tener en cuenta estas prioridades.

Última modificación: 30.09.2009
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba