RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


UE-China: una asociación más fuerte con mayores responsabilidades

La Comisión presenta orientaciones para reforzar las relaciones de cooperación entre la Unión Europea (UE) y China. Esta comunicación formula una serie de recomendaciones en materia de transición democrática, desarrollo sostenible, comercio y aduanas, y cooperación internacional para un refuerzo de esta asociación.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 24 de octubre de 2006, «UE-China: una asociación más fuerte con mayores responsabilidades» [COM(2006) 631 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Unión Europea (UE) apoya el desarrollo sostenible de China reforzando su asociación para las reformas políticas, económicas y sociales. En efecto, el fuerte crecimiento económico chino ha favorecido la estabilidad y la reducción de la pobreza, aunque el país se enfrenta a retos importantes.

En este sentido, los dos socios han decidido reevaluar su acuerdo comercial y de cooperación con el fin de establecer una asociación más global, que cubra el conjunto de sus relaciones.

La Comisión presenta así las prioridades de cooperación de los socios, considerando sus intereses comunes y la evolución de sus relaciones.

Apoyar la transición política

La UE y China dirigen un diálogo político regular sobre los derechos humanos, la protección de las minorías y el refuerzo del Estado de Derecho. En este ámbito, los socios deben:

  • orientar sus objetivos hacia el alcance de resultados concretos;
  • realizar un seguimiento de sus acciones;
  • coordinar su acción con los diálogos bilaterales dirigidos entre China y los Estados miembros de la UE.

Favorecer la eficiencia energética y proteger el medio ambiente

China y la UE son dos de los principales actores de los mercados energéticos mundiales. Su cooperación se lleva a acabo en un contexto de aumento de la demanda energética. Trata, en particular, de:

  • mejorar la transparencia y el medio ambiente reglamentario del sector energético;
  • intercambiar técnicas e informaciones para gestionar eficazmente los recursos y desarrollar las energías renovables;
  • favorecer las inversiones y la apertura de mercados públicos;
  • promover la aplicación de normas internacionales.

Con arreglo a la declaración conjunta (EN ) (FR ) de 2005, la UE asiste a China en materia de prevención de la contaminación, protección de la biodiversidad, lucha contra la deforestación, gestión sostenible de la pesca, el agua y las materias primas.

La presente declaración también abre la vía a una cooperación más estrecha en materia de lucha contra el cambio climático, especialmente para responder a los imperativos del Protocolo de Kioto.

Equilibrar el desarrollo económico y social

La UE propone ampliar el diálogo político a las normas laborales dignas, la salud y el envejecimiento de la población.

De igual modo, China debe reformar su modelo de crecimiento para favorecer la inclusión social y el aumento del poder adquisitivo de su población. Los socios cooperan para definir y aplicar políticas monetarias y fiscales equilibradas.

Mejorar las relaciones comerciales y económicas

La UE es el mayor socio comercial de China. De hecho, sus importaciones representan más del 19 % del comercio exterior chino. Además, el comercio chino en expansión supone una importante salida para las empresas europeas.

De conformidad con los compromisos adoptados en la Organización Mundial del Comercio (OMC) los socios deberán en particular:

  • favorecer la apertura del mercado chino a las inversiones y las exportaciones;
  • definir reglas comerciales equitativas, especialmente para la protección de los derechos de propiedad intelectual y el cumplimiento de las normas laborales dignas;
  • resolver las diferencias comerciales mediante el diálogo o los mecanismos de defensa comercial y del sistema de solución de conflictos de la OMC.

Refuerzo de la cooperación sectorial

Se requiere una cooperación más específica en los ámbitos:

  • de la cooperación científica y tecnológica, incluida la participación de los investigadores en los programas y proyectos de investigación respectivos de cada uno de los socios;
  • de la inmigración, para establecer un marco jurídico efectivo relativo a los intercambios y la readmisión, así como a la lucha contra el crimen organizado y el terrorismo;
  • de los intercambios culturales, apoyando las relaciones entre las sociedades civiles;
  • de la educación, a través de los programas de intercambios estudiantiles y la interacción entre las universidades.

Fomentar la seguridad y la cooperación internacional

La UE y China tienen un interés común en dirigir un diálogo estructurado sobre la paz y la seguridad en determinadas regiones del mundo y en particular en Asia oriental, donde China representa un papel clave. La UE también apoya el diálogo entre China y Taiwán para favorecer la estabilidad de la región.

La cooperación también se centra en la transparencia en materia de gastos militares, sobre la no proliferación nuclear y la supresión progresiva del embargo europeo de armas.

Por último, los socios deben coordinarse para dirigir acciones internacionales de ayuda al desarrollo, en particular para el desarrollo sostenible, la paz y la estabilidad en África.

 
Última modificación: 01.09.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba