RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

Proceso ASEM (Reunión Asia-Europa)

La Comisión tiene la intención de estrechar los lazos con Asia a través de un diálogo informal a distintos niveles, denominado proceso ASEM, que tiene por objeto profundizar las relaciones en los ámbitos político, económico y cultural en aras de un beneficio mutuo.

ACTO

Documento de trabajo de la Comisión, de 18 de abril de 2000, Perspectivas y prioridades del proceso ASEM (Conferencia Asia-Europa) en la nueva década [COM (2000) 241 final - no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

ASEM es un proceso informal de diálogo entre los Estados miembros, la Comisión Europea y 10 países asiáticos: Brunei, China, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam.

El diálogo se lleva a cabo en distintos niveles: por una parte, en las cumbres, que reúnen a los Jefes de Estado o de Gobierno asiáticos y europeos y al Presidente de la Comisión y, por otra parte, en los diálogos ministeriales, que versan sobre los asuntos exteriores, las finanzas, la economía, el medio ambiente, la ciencia y la tecnología. Los tres pilares fundamentales de estos debates son las cuestiones políticas, económicas y financieras, y culturales e intelectuales. La preparación de las grandes reuniones corre a cargo del grupo de coordinadores, integrado por cuatro representantes: la Presidencia, la Comisión Europea y dos países asiáticos por rotación. Hasta la fecha se han celebrado cuatro cumbres (EN): en Bangkok en 1996, en Londres en 1998, en Seúl en 2000 y en Copenhague en 2002. Se han organizado numerosas reuniones ministeriales en los distintos ámbitos.

En este documento, la Comisión hace hincapié en el carácter informal del proceso que es, a su juicio, una de sus principales ventajas, así como su dimensión plural. La Comisión considera que la ventaja comparativa fundamental del proceso radica en su capacidad de estimular y facilitar la labor en los foros bilaterales y multilaterales, y de fomentar el diálogo y la comprensión mutua en los ámbitos en que puede alcanzarse un consenso.

En 2000, la Comisión expresó su temor de un posible agotamiento del proceso si no conseguía confirmar y mantener su pertinencia frente a las preocupaciones e intereses del público y de los medios financieros, al mismo tiempo que destacó la importancia del potencial del proceso. Por ello hizo un llamamiento a la opinión pública para que respaldara el proceso y a la participación de la sociedad civil.

Prioridades

En este documento de trabajo la Comisión establece las prioridades generales en los tres pilares del proceso ASEM. Tienen por objeto explotar el acervo del proceso y profundizar en las relaciones entre ambas regiones. En el ámbito político y con el fin de concentrarse en cuestiones de interés común, la Comisión propone:

  • intensificar el diálogo a alto nivel;
  • reforzar la creación de redes y el diálogo informal;
  • organizar intercambios de opiniones en el marco de las instituciones internacionales competentes;
  • apoyar los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho;
  • aunar esfuerzos para tratar cuestiones globales a las que la asociación Asia-Europa podría aportar una contribución.

En el ámbito económico: refuerzo de la asociación económica. Conceder carácter prioritario al diálogo a distintos niveles: entre empresas, entre los sectores público y privado, entre los Ministros de Hacienda y de Economía, así como un diálogo sobre cuestiones socioeconómicas más generales.

En la intensificación del diálogo entre Ministros de Economía y entre altos funcionarios debería velarse por:

  • fomentar la consolidación del sistema comercial multilateral de la Organización Mundial del Comercio;
  • intensificar los flujos comerciales y de inversión;
  • crear un clima más favorable de cooperación entre empresas;
  • mejorar el diálogo y la cooperación en sectores esenciales para el futuro, como las infraestructuras, los transportes, las altas tecnologías, los servicios y las telecomunicaciones.

En el ámbito cultural e intelectual, la prioridad reside en el fomento de los contactos y la mejora del conocimiento mutuo entre la población de ambas regiones. Así pues, la Comisión aboga por la profundización del diálogo y la cooperación en los ámbitos de la ciencia y la tecnología, el medio ambiente, las ciencias sociales, las artes y las ciencias humanas. Se respaldan las redes y la intensificación de los contactos e intercambios en la enseñanza. Se propone que prosiga el apoyo a la fundación Europa-Asia, que cataliza el diálogo cultural e intelectual entre ambas regiones.

La Comisión fija también cinco prioridades específicas para la cumbre de Seúl:

  • promover el intercambio de puntos de vista sobre cuestiones relativas a la seguridad regional y global;
  • intensificar el diálogo y la cooperación en materia de comercio, política social y cuestiones económicas;
  • intensificar los intercambios en el ámbito de la educación;
  • cooperar en el ámbito de la protección de los consumidores;
  • posibilidades de ampliación de la participación en el proceso ASEM.

ACTOS CONEXOS

Cumbre de Copenhague(septiembre de 2002)

En Copenhague se adoptó la Declaración de Copenhague contra el terrorismo internacional y el programa de cooperación de Copenhague para la lucha contra el terrorismo internacional. Además, se acordaron las siguientes prioridades: estrechar la cooperación económica, colaborar en el ámbito social, educativo y medioambiental y entablar un diálogo sobre las culturas y las civilizaciones. La próxima cumbre se celebrará en Vietnam en 2004.

Cumbre de Seúl (octubre de 2000)

En esta Cumbre, considerada un jalón en el proceso ASEM, se aprobó el marco de cooperación Asia-Europa 2000, con arreglo a las decisiones adoptadas en Londres. Establece la visión, los principios y los objetivos, las prioridades y los mecanismos del proceso para el siglo XXI. Los socios se comprometieron a esforzarse por mantener la paz y la estabilidad y a intentar crear las condiciones propicias para un desarrollo económico y social sostenible. También se propusieron otras iniciativas ASEM relativas a la globalización, las tecnologías de la información, el desarrollo de los recursos humanos, el medio ambiente, la sanidad y los asuntos referentes a la aplicación transnacional de las leyes.

Además de los mecanismos de coordinación, el marco propone que los Ministros de Economía, Hacienda y Asuntos Exteriores se reúnan con regularidad, al menos una vez al año. Por otra parte, un grupo de responsables de contacto ASEM facilitará el intercambio de información.

Cumbre de Londres (abril de 1998)

En Londres se aprobó un marco de cooperación euroasiática y se puso en marcha un grupo «Visión Asia-Europa» para abordar las perspectivas a medio y largo plazo de las relaciones entre ambos territorios. Los Jefes de Estado o de Gobierno también adoptaron un plan de acción sobre facilitación del comercio y otro sobre fomento de las inversiones. En respuesta a la crisis económica y financiera en Asia, aceptaron asimismo crear un fondo fiduciario ASEM y una red financiera europea de expertos financieros para paliar sus efectos y prevenir nuevas crisis.

El proceso debe basarse en una asociación equitativa y respetuosa, que resulte beneficiosa para ambas partes, que no sea preciso institucionalizar y que sea abierta y progresiva y administre los tres pilares de forma paralela. Las prioridades establecidas son la base de las recogidas por la Comisión en 2000. Se hace referencia a la necesidad de intensificar la cooperación en los ámbitos de la ciencia y la tecnología, la cultura, los recursos humanos, el desarrollo, la lucha contra el tráfico de drogas, el blanqueo de capitales, el terrorismo y la delincuencia internacional organizada.

En cuanto a la coordinación y la gestión del proceso, el marco de cooperación establece que los Ministros de Asuntos Exteriores y los altos funcionarios se encarguen de la coordinación general de las actividades ASEM. Las propuestas relativas a las nuevas actividades han de redundar en beneficio de ambas partes, contribuir a los objetivos generales proponiendo fines y actores bien definidos, sin repetición de actividades, y contar con la participación de un número suficiente de socios.

Cumbre de Bangkok (marzo de 1996)

En la Cumbre fundacional del proceso ASEM, los Jefes de Estado o de Gobierno decidieron crear un centro Asia-Europa de tecnología medioambiental, que se estableció en dicha ciudad. Decidieron asimismo crear una fundación Asia-Europa, con sede en Singapur, un programa universitario Asia-Europa y varios programas de intercambio de jóvenes para estrechar los lazos culturales. También se contempló un estudio de la integración de la red ferroviaria transasiática y su posible integración en la red transeuropea.

Última modificación: 06.12.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba