RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Calidad del agua potable

La Unión Europea (UE) define las normas de calidad básicas que deben cumplir las aguas destinadas al consumo humano.

ACTO

Directiva 98/83/CE del Consejo, de 3 de noviembre de 1998, relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano [Véanse los acto(s) modificativo(s)].

SÍNTESIS

La directiva tiene por objeto proteger la salud de las personas estableciendo los requisitos de salubridad y de limpieza que debe cumplir el agua potable en la Unión Europea (UE).

Agua potable

La directiva se aplicará a todas las aguas destinadas al consumo humano, excepto las aguas minerales naturales y las aguas medicinales.

Obligaciones generales

Los Estados miembros velarán por que el agua potable:

  • no contenga ningún tipo de microorganismo, parásito o sustancia que pueda suponer un peligro para la salud humana;
  • cumpla los requisitos mínimos (parámetros microbiológicos, químicos y los relativos a la radiactividad) establecidos por la directiva.

Adoptarán todas las demás medidas necesarias para garantizar la salubridad y la limpieza de las aguas destinadas al consumo humano.

Normas de calidad

Los Estados miembros determinarán los valores paramétricos, que se corresponderán, como mínimo, con los valores establecidos por la directiva. Por lo que se refiere a los parámetros que no figuran en la directiva, los Estados miembros fijarán valores límite si así lo exige la protección de la salud.

Control

La directiva impone a los Estados miembros la obligación de controlar regularmente la calidad de las aguas destinadas al consumo humano, aplicando los métodos de análisis especificados en la directiva o métodos equivalentes. Para ello determinarán los lugares de toma de muestras y elaborarán programas de control.

Medidas correctivas y restricciones de utilización

Cuando no se cumplan los valores paramétricos, los Estados miembros afectados velarán por que se adopten lo antes posible las medidas correctivas necesarias para restablecer la calidad del agua.

Independientemente de que se cumplan o no los valores paramétricos, los Estados miembros prohibirán el suministro de agua potable o restringirán su utilización y tomarán cualquier otra medida necesaria cuando esta agua pueda constituir un peligro para la salud humano, e informarán de ello a los consumidores.

Excepciones

La Directiva establece la posibilidad de que los Estados miembros contemplen excepciones con respecto a los valores paramétricos, hasta un valor máximo, siempre que:

  • la excepción no pueda constituir un peligro para la salud humana;
  • no exista otro medio razonable para mantener el suministro de agua potable en el sector de que se trate;
  • la excepción se limite a una duración lo menor posible, no superior a tres años (será posible renovar la excepción por dos períodos adicionales de tres años).

La concesión de la excepción deberá ir acompañada de una motivación detallada, excepto en el caso de que el Estado miembro afectado considere que el incumplimiento del valor límite es insignificante y puede corregirse con rapidez. Las aguas vendidas en botellas o en contenedores no podrán ser objeto de excepción.

El Estado miembro que conceda una excepción deberá informar de ello:

  • a la población afectada
  • a la Comisión, en un plazo de dos meses, si la excepción se refiere a un suministro que supere los 1.000 m³ al día como media o que abastezca a más de 5.000 personas.

Garantía de la calidad del tratamiento, equipos y materiales

No pueden quedar residuos ni de los materiales ni de las sustancias que se utilicen en las nuevas instalaciones de preparación o distribución de agua potable en concentraciones superiores a lo estrictamente necesario.

Revisión

Por lo menos cada cinco años, la Comisión revisará los parámetros establecidos por la Directiva a tenor del progreso científico y técnico. La Comisión estará asistida en esta tarea por un Comité compuesto por representantes de los Estados miembros.

Información e informes

Los Estados miembros publicarán un informe trienal sobre la calidad del agua potable con el fin de informar a los consumidores. A partir de estos informes, la Comisión elaborará, cada tres años, un informe de síntesis sobre la calidad de las aguas destinadas al consumo humano en la Comunidad.

Calendario de aplicación

Los Estados miembros adoptarán las disposiciones necesarias a fin de que la calidad de las aguas se ajuste a lo dispuesto en la Directiva en un plazo máximo de cinco años. En casos excepcionales, el plazo se podrá prorrogar por un período de tres años como máximo.

Derogación

La Directiva 98/83/CE sustituye a la Directiva 80/778/CEE desde el 25 de diciembre de 2003.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Directiva 98/83/CE

25.12.1998

25.12.2000

DO L 330 de 5.12.1998

Acto(s) modificativo(s)Entrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Reglamento (CE) n° 596/2009

7.8.2009

-

DO L 188 de 18.7.2009

Las modificaciones y correcciones sucesivas de la Directiva 98/83/CE se han integrado en el texto de base. Esta versión consolidada tiene un valor meramente documental.

Última modificación: 28.10.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba