RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Traslado de sustancias radiactivas

Tras la supresión desde el 1 de enero de 1993 de los controles efectuados en las fronteras internas de la UE, este Reglamento establece para los traslados de sustancias radiactivas entre los Estados miembros un régimen comunitario de declaración que permite a las autoridades competentes recibir el mismo nivel de información que antes de 1993 para fines de protección radiológica.

ACTO

Reglamento (Euratom) nº 1493/93 del Consejo, de 8 de junio de 1993, relativo a los traslados de sustancias radiactivas entre los Estados miembros.

SÍNTESIS

Por disposición de la Directiva 96/29/Euratom, los Estados miembros deben obligar a declarar el ejercicio de actividades que puedan producir radiaciones ionizantes. Estas actividades han de someterse a una autorización previa en los casos que decida cada Estado miembro atendiendo al nivel de riesgo.

Cada Estado miembro ha establecido un régimen en su territorio para poder cumplir la Directiva 96/29/Euratom.

La Directiva 2006/117/Euratom sujeta a medidas especiales el traslado de residuos radiactivos entre los Estados miembros y su tránsito a la entrada y a la salida de la Comunidad. Cada Estado miembro debe asegurarse así de que sus propios residuos radiactivos se gestionen adecuadamente.

La supresión el 1 de enero de 1993 de los controles efectuados en las fronteras internas de la Comunidad privó a las autoridades competentes de los Estados miembros de la información que les facilitaban esos controles sobre los traslados de sustancias radiactivas. Era necesario, pues, que las autoridades competentes recibieran el mismo nivel de información que antes para poder continuar sus controles de protección radiológica.

El presente Reglamento se aplica al traslado entre los Estados miembros de fuentes selladas y «otras fuentes pertinentes», si las cantidades y las concentraciones sobrepasan los niveles fijados en el artículo 3.2, letras a) y b), de la Directiva 96/29/Euratom.

Tratándose de material nuclear, cada Estado miembro debe garantizar en su territorio la realización de todos los controles necesarios para comprobar que el destinatario del material, transferido desde otro Estado miembro, respete las disposiciones nacionales que pongan en aplicación el artículo 3 de la Directiva 96/29/Euratom.

El Reglamento define «fuente sellada» como una fuente de radiaciones ionizantes constituida por sustancias radioactivas sólidamente incorporadas en materias sólidas y efectivamente inactivas, o sellada en un envoltorio inactivo que presente una resistencia suficiente para evitar, en condiciones normales de empleo, cualquier dispersión de sustancias radiactivas. El Reglamento hace también referencia a los «materiales nucleares», que presenta como aquellos materiales fisionables especiales, materiales básicos y minerales que se definen en el Tratado Euratom.

Los traslados de fuentes selladas u otras fuentes pertinentes que se realizan entre los Estados miembros se someten a control en virtud de la normativa comunitaria o nacional para fines de protección radiológica, y este control se ejerce de acuerdo con el procedimiento que aplica cada Estado miembro de forma no discriminatoria en el conjunto de su territorio.

Los poseedores de fuentes selladas que deseen trasladar sustancias cubiertas por la Directiva deben recibir previamente del destinatario de esas sustancias una declaración escrita, normalizada, en la que afirme haber cumplido todas las disposiciones existentes para la aplicación del artículo 3 de la Directiva 96/29/Euratom, así como los requisitos nacionales en materia de seguridad del almacenamiento y de utilización o eliminación de ese tipo de fuentes.

La declaración debe ser enviada por el destinatario a la autoridad competente del Estado miembro al que vayan a destinarse las sustancias, y esta autoridad debe sellar el documento para confirmar que ha tomado conocimiento de él. La declaración así sellada es enviada entonces por el destinatario al poseedor de las sustancias.

Una misma declaración puede servir para dos o más traslados si:

  • las fuentes selladas a las que se refiere presentan básicamente las mismas características físicas y químicas;
  • las fuentes selladas a las que se refiere no sobrepasan los niveles de actividad que se indiquen en ella;
  • los traslados previstos tienen lugar entre el mismo poseedor y el mismo destinatario y afectan a las mismas autoridades competentes.

La validez máxima de las declaraciones es de tres años a partir de la fecha en que la autoridad competente las haya sellado dentro del procedimiento arriba descrito.

Todo poseedor de fuentes selladas o de otras fuentes pertinentes que haya efectuado o haya hecho efectuar un traslado de esas fuentes debe facilitar información a las autoridades competentes del Estado miembro de destino dentro de los 21 días siguientes al final de cada trimestre civil. Dicha información debe cubrir las entregas realizadas durante el trimestre y ha de incluir los datos siguientes:

  • el nombre y dirección de los destinatarios;
  • la actividad total por radionucleido entregado a cada destinatario y el número de entregas efectuadas;
  • la cantidad mayor de cada radionucleido que haya sido entregada de una sola vez a cada destinatario;
  • el tipo de sustancia (fuente sellada u otra fuente pertinente).

Las disposiciones del presente Reglamento no afectan de ninguna forma a las disposiciones nacionales y acuerdos internacionales en materia de transporte y tránsito de materiales radiactivos, ni a las obligaciones y derechos que se derivan de la Directiva 2006/117/Euratom.

REFERENCIAS

Acto Entrada en vigor Plazo de transposición en los Estados miembros Diario Oficial
Reglamento (Euratom) n° 1493/93

9.7.1993

-

DO L 148 de 19.6.1993

ACTOS CONEXOS

Directiva 2006/117/Euratom del Consejo, de 20 de noviembre de 2006, relativa a la vigilancia y al control de los traslados de residuos radiactivos y combustible nuclear gastado [Diario Oficial L 337 de 20.11.2006].
Con esta Directiva la UE se dota de un régimen de autorización previa para todo movimiento de residuos radiactivos. El objetivo es aumentar la protección contra los riesgos derivados de las radiaciones ionizantes. El primer régimen aplicable, que se creó en 1992, fue modificado de forma significativa por esta Directiva de 2006, cuyo propósito es:

  • asegurar la coherencia con las últimas Directivas Euratom (entre ellas, la 96/29/Euratom, a la que sirve de complemento, y la 2003/122/Euratom), así como con los convenios internacionales en la materia;
  • clarificar el procedimiento (modificación y añadido de definiciones, eliminación de incoherencias, simplificación del procedimiento entre los Estados miembros, aclaración del régimen lingüístico, etc.);
  • extender la aplicación de este régimen al combustible gastado, independientemente de que se destine o no al reprocesamiento.
 
Última modificación: 03.03.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba