RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Utilización de lodos de depuradora en agricultura

La Unión Europea regula la utilización de los lodos de depuradora en agricultura con el fin de evitar los efectos nocivos en los suelos, la vegetación, los animales y el ser humano. En particular, fija valores límite de concentración de metales pesados y prohíbe la diseminación de lodos de depuradora cuando la concentración de ciertas sustancias en el suelo supera tales valores.

ACTO

Directiva 86/278/CEE del Consejo de 12 de junio de 1986 relativa a la protección del medio ambiente y, en particular, de los suelos, en la utilización de los lodos de depuradora en agricultura [Véanse los actos modificativos].

SÍNTESIS

Los lodos de depuradora tienen propiedades agronómicas útiles en el ámbito de la agricultura. La utilización de los lodos de depuradora debe tener en cuenta las necesidades en nutrientes de las plantas, pero no debe perjudicar la calidad de los suelos ni la de las aguas superficiales y subterráneas. En efecto, determinados metales pesados en los lodos pueden ser tóxicos para las plantas y para el ser humano.

Los lodos de depuradora podrán utilizarse en agricultura siempre que los Estados Miembros regulen su utilización.

En la Directiva figuran los valores límite relativos a las concentraciones de metales pesados en los suelos (anexo IA), en los lodos (anexo I B), y a las cantidades máximas anuales de estos metales pesados que pueden ser introducidas en los suelos destinados a la agricultura (anexo I C).

Los Estados miembros deben prohibir la utilización de los lodos cuando la concentración de uno o de varios metales pesados en los suelos supere los valores límite que fijen, conforme al anexo I A. Deben adoptar las medidas necesarias para garantizar que estos valores límite no se superen por el hecho de la utilización de los lodos.

Los lodos deben tratarse antes de utilizarse para la agricultura, aunque los Estados miembros pueden autorizar en las condiciones que determinen la utilización de los lodos no tratados cuando se inyecten o se entierren en el suelo.

Los Estados miembros deben prohibir la utilización de lodos:

  • en pastos o en cultivos para pienso, si se procede al pastoreo o a la cosecha de los cultivos para pienso en esas tierras antes de la expiración de un determinado plazo (dicho plazo establecido por los Estados miembros no podrá en ningún caso ser inferior a tres semanas);
  • en cultivos hortícolas y frutícolas durante el período de vegetación, con la excepción de los cultivos de árboles frutales;
  • en suelos destinados a cultivos hortícolas o frutícolas que estén normalmente en contacto directo con el suelo y que se consuman normalmente en estado crudo, durante un período de diez meses antes de la cosecha y durante la cosecha misma.

Los lodos y los suelos sobre los que se han utilizado éstos deben ser objeto de un muestreo y un análisis.

Los Estados miembros deben velar por que se lleven al día unos registros donde se anoten:

  • las cantidades de lodo producidas y las que se dedican a la agricultura;
  • la composición y las características de los lodos;
  • el tipo de tratamiento realizado;
  • los nombres y direcciones de los destinatarios de los lodos y los lugares de utilización de los lodos.

Los Estados miembros pueden, si las condiciones lo exigen, adoptar medidas más rigurosas que las previstas en la Directiva.

Los Estados miembros deben establecer cada cuatro años, y por primera vez cinco años después de la notificación de la presente Directiva, un informe de síntesis sobre la utilización de los lodos en la agricultura, precisando las cantidades de lodos utilizados, los criterios seguidos y las dificultades encontradas y lo transmitirán a la Comisión, que publicará las informaciones contenidas en dicho informe.

A la luz del mismo, la Comisión presentará, en su caso, propuestas adecuadas con miras a garantizar una mayor protección de los suelos y del medio ambiente.

REFERENCIAS

Acto Entrada en vigor Plazo de transposición en los Estados miembros Diario Oficial

Directiva 86/278/CEE

18.6.1986

18.6.1989

DO L 181 de 4.7.1986

Acto(s) modificativo(s) Entrada en vigor Plazo de transposición en los Estados miembros Diario Oficial

Directiva 91/692/CEE

23.12.1991

1.1.1993

DO L 377 de 31.12.1991

Reglamento (CE) nº 807/2003

5.6.2003

-

DO L 122 de 16.5.2003

Reglamento (CE) nº 219/2009

20.4.2009

-

DO L 87 de 31.3.2009

Las modificaciones y correcciones sucesivas de la Directiva 86/278/CEE se han integrado en el texto de base. Esta versión consolidada tiene un valor meramente documental.

ACTOS CONEXOS

Informe de la Comisión de 20 de noviembre de 2009 sobre la aplicación de la legislación comunitaria en materia de residuos: Directiva 2006/12/CE relativa a los residuos, Directiva 91/689/CEE relativa a los residuos peligrosos, Directiva 75/439/CEE relativa a la gestión de aceites usados, Directiva86/278/CEE relativa a los lodos de depuradora, Directiva 94/62/CE relativa a los envases y residuos de envases, Directiva 1999/31/CE relativa al vertido de residuos, Directiva 2002/96/CE sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos durante el período 2004-2006 [COM(2009) 633 final – no publicado en el Diario Oficial].
Desde su adopción hace más de 20 años, la Directiva relativa a los lodos de depuradora no ha planteado ningún problema respecto a su implantación. No obstante, hay indicios de que la Directiva puede ser demasiado limitada en alcance y falta de ambición. Varios Estados miembros han aprobado y aplicado valores límite más estrictos para los metales pesados y han fijado requisitos para otros contaminantes. En la evaluación de impacto que la Comisión lleva a cabo se valorará si deben aplicarse medidas más estrictas y se estudiará la posibilidad de ampliar el ámbito de aplicación de la Directiva a otros tipos de lodos y a otras aplicaciones además de la agricultura.

Informe de la Comisión de 19 de julio de 2006 sobre la aplicación de la legislación comunitaria en materia de residuos - Directiva 75/442/CEE relativa a los residuos, Directiva 91/689/CEE relativa a los residuos peligrosos, Directiva 75/439/CEE relativa a la gestión de aceites usados, Directiva 86/278/CEE sobre lodos de depuradora, Directiva 94/62/CE relativa a los envases y residuos de envases, Directiva 1999/31/CE relativa al vertido de residuos - correspondiente al período 2001-2003 [COM(2006) 406 - no publicado en el Diario Oficial].
Según este informe, varios Estados miembros han fijado límites de concentración inferiores a los de la Directiva. Por otra parte, las concentraciones medias de metales pesados en los lodos utilizados en agricultura son ampliamente inferiores a los límites máximos fijados en la Directiva. La mayoría de los Estados miembros de la UE-15 han registrado un aumento de la producción de lodos. Siete Estados miembros declaran utilizar en agricultura al menos el 50 % de los lodos que producen. La Comisión considera que la utilización de los lodos de depuración como abono sobre las tierras agrícolas sigue siendo la mejor opción medioambiental, siempre que no suponga ningún riesgo para el medio ambiente, la salud humana ni la sanidad animal.

Informe de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 19 de mayo de 2003 sobre la aplicación de legislación comunitaria - Directiva 75/442/CEE relativa a los residuos, Directiva 91/689/CEE relativa a los residuos peligrosos, Directiva 75/439/CEE relativa a los aceites usados, Directiva 86/278/CEE relativa a los lodos de depuradora y Directiva 94/62/CE relativa a los envases y residuos de envases - durante el período comprendido entre 1998 y 2000 [COM(2003) 250 final – no publicado en el Diario Oficial].

Informe de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 10 de enero de 2000 relativo a la aplicación de la legislación comunitaria en materia de residuos durante el período comprendido entre 1995 y 1997 (Directivas 75/442/CEE, 91/689/CEE, 75/439/CEE y 86/278/CEE) [COM(1999) 752 final – no publicado en el Diario Oficial].
En ese informe, la Comisión observa que no ha habido problemas importantes con respecto a la incorporación de la Directiva 86/278/CEE relativa a los lodos de depuradora al ordenamiento interno de los Estados miembros. La directiva ha dado buenos resultados en cuanto a la prevención de la contaminación de los cultivos por agentes patógenos a causa de la utilización de lodos de depuradora en agricultura. No obstante, son pocos los Estados miembros que registran índices muy altos de reutilización de lodos. La Comisión prevé un aumento de, aproximadamente, el 40% de la producción de lodos de aquí al año 2005 y, por consiguiente, considera conveniente proceder a una revisión completa de las disposiciones de la directiva.

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 27 de febrero de 1997 sobre la aplicación de las Directivas 75/439/CEE, 75/442/CEE, 78/319/CEE y 86/278/CEE sobre la política de gestión de residuos [COM(97) 23 final - no publicada en el Diario Oficial].
Dado que la Directiva 86/278/CEE se notificó el 17 de junio de 1986, los Estados miembros debían elaborar su primer informe antes de 17 de junio de 1991. Sólo seis Estados miembros (Bélgica, Dinamarca, Alemania, España, Francia y el Reino Unido) presentaron su informe en 1991/1992. Un segundo informe que abarca los años 1991/1994 habría debido presentarse antes del 17 de junio de 1995.
El análisis de la Comisión abarca el período 1991/1994 sobre la base de los informes presentados por cinco Estados miembros (Bélgica, España, Francia, Reino Unido y Portugal).
De acuerdo con el informe, algunos Estados miembros no han adoptado todavía todas las medidas nacionales necesarias para aplicar esta Directiva. El Tribunal de justicia ha condenado a Bélgica por la no incorporación de la Directiva (sentencia de 3 de mayo 1994 en el asunto C-260/93). A raíz de la aprobación de la Directiva 91/692/CEE sobre la armonización y la aplicación de determinadas directivas referentes al medio ambiente, la Comisión aprobó un cuestionario tipo para la elaboración de los informes utilizado por primera vez para el informe 1991/1994. El informe presenta el estado de la legislación nacional y los valores límite establecidos por los cinco Estados que han presentado su informe.
La Comisión considera que en la fase actual es difícil obtener conclusiones definitivas debido a la ausencia de informes de la mayoría de los Estados miembros y al carácter incompleto de varios de los informes presentados. Sin embargo, puede considerarse que la Directiva se ha aplicado más bien correctamente por lo que se refiere a las concentraciones de metales pesados autorizados en los lodos destinados a la agricultura ya que éstas son generalmente inferiores a los valores límite fijados en el anexo IB de la Directiva.

Última modificación: 22.02.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba