RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Traslados de residuos

La Unión Europea (UE) establece un sistema de vigilancia y control de todos los movimientos de residuos dentro de sus fronteras y con los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC) y de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), así como con los terceros países que son Parte del Convenio de Basilea.

ACTOS

Reglamento (CE) nº 1013/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de junio de 2006, relativo a los traslados de residuos [Véanse los acto(s) modificativo(s)].

SÍNTESIS

El objetivo del presente Reglamento es reforzar, simplificar y especificar los procedimientos actuales de control de los traslados de residuos para mejorar la protección medioambiental. Así se reduce el riesgo de traslados de residuos no controlados. Se trata asimismo de integrar en la legislación comunitaria las disposiciones del Convenio de Basilea y la revisión de la decisión sobre el control de los movimientos transfronterizos de residuos con destino a operaciones de valorización adoptada por la OCDE en el año 2001.

Ámbito de aplicación

El presente Reglamento se aplica a los traslados de residuos:

  • entre Estados miembros, dentro de la Unión Europea (UE) o con tránsito por terceros países;
  • importados en la UE de terceros países;
  • exportados de la UE a terceros países;
  • en tránsito por la UE, que van de un tercer país a otro.

El Reglamento se aplica a casi todos los tipos de residuos objeto de traslados. Únicamente quedan excluidos los residuos radioactivos y de otros tipos que estén sujetos a regímenes de control distintos.

Listas de residuos

El Reglamento también reduce de tres a dos el número de listas de residuos cuyo traslado se autoriza. Los residuos sujetos a notificación figuran en la «lista naranja» (anexo IV), mientras que los residuos sujetos únicamente a información figuran en la «lista verde» (anexo III). Los residuos cuyo traslado se prohíbe se incluyen en listas separadas (anexo V).

Procedimientos aplicables

Este Reglamento reduce de tres a dos los procedimientos de control de los traslados de residuos:

  • el procedimiento denominado de la «lista verde»: se aplica a los residuos no peligrosos que van a ser valorizados;
  • el procedimiento de notificación: se aplica a los traslados de todos los residuos que van a eliminarse y de los residuos peligrosos que van a ser valorizados.

Con independencia del procedimiento seguido, cualquier persona implicada en el traslado deberá adoptar las medidas oportunas para garantizar que la gestión de los residuos sea ambientalmente racional durante todo el traslado y posterior eliminación o valorización. El procedimiento de notificación requiere que las autoridades competentes de los países implicados en el traslado (país de origen, países de tránsito y país de destino) den su consentimiento previo al traslado.

El traslado de residuos ha de ser objeto de un contrato entre la persona encargada de trasladar o hacer trasladar los residuos y el destinatario de los mismos. Ese contrato debe ir acompañado de garantías financieras si los residuos de que se trata están sujetos a un requisito de notificación.

En el contexto del procedimiento de notificación, el notificante sólo ha de enviarla a la autoridad competente de expedición, que se encarga de remitirla a las autoridades de destino o de tránsito. Las autoridades competentes deben manifestar su consentimiento (con o sin condiciones) o sus objeciones en un plazo de 30 días. Las modificaciones relacionadas con elementos esenciales del traslado (cantidad, itinerario, etc.) deben ser objeto de una nueva notificación, salvo que todas las autoridades competentes eximan de dicha obligación al notificante.

Además, las instalaciones de valorización y de eliminación intermedias están sujetas a las mismas obligaciones que las de valorización y eliminación finales. Sólo puede autorizarse un traslado con operaciones intermedias si se autoriza asimismo el traslado de los residuos de que se trata.

Si un traslado no puede llevarse a cabo (incluida la valorización o eliminación de los residuos), el notificante tiene la obligación de hacerse cargo de los residuos, en principio asumiendo los costes correspondientes.

La obligación de retirada no se aplica:

  • si las autoridades competentes de expedición, tránsito y destino involucradas en la eliminación o en la valorización de los residuos estiman que los residuos en cuestión pueden ser valorizados o eliminados de forma alternativa en el país de destino, o en cualquier otra parte, por el notificante, o bien, en su defecto, por la autoridad competente de expedición o, en su nombre, por una persona física o jurídica;
  • si, en la instalación en cuestión, los residuos trasladados se han mezclado irreversiblemente con otros residuos antes de que una autoridad competente haya tenido conocimiento de que el traslado notificado no ha podido llevarse a cabo.

Otras disposiciones aplicables

El Reglamento incluye otras disposiciones generales, como la prohibición de mezclar residuos durante el traslado, la puesta a disposición del público de información adecuada, así como la obligación que tienen el notificante, la autoridad competente, el destinatario y las instalaciones implicadas de conservar documentos e información.

Se prohíben las exportaciones con destino a terceros países de residuos que vayan a ser eliminados, con excepción de las exportaciones con destino a los países de la Asociación Europea de Libre Cambio (AELC) que son Partes del Convenio de Basilea.

Se prohíben asimismo las exportaciones de residuos peligrosos que vayan a ser valorizados, con excepción de las exportaciones con destino a países a los que se aplique la Decisión de la OCDE.

Las importaciones procedentes de terceros países de residuos que se vayan a eliminar o valorizar quedan prohibidas, a excepción de aquellas procedentes de:

  • países a los que se aplique la Decisión de la OCDE;
  • terceros países Partes del Convenio de Basilea;
  • países que hayan suscrito un acuerdo bilateral con la UE o los Estados miembros;
  • otras regiones, en situación de crisis.

Los Estados miembros deben prever la organización de controles durante todo el traslado de los residuos, así como durante su valorización o su eliminación.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Reglamento (CE) nº 1013/2006

15.7.2006

-

DO L 190, 12.7.2006

Acto(s) modificativo(s)Entrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Directiva 2009/31/CE

25.6.2009

25.6.2011

DO L 140, 5.6.2009

Reglamento (CE) n° 219/2009

20.4.2009

-

DO L 87, 31.3.2009

Decisión 2010/438/UE

1.1.2010

-

DO L210, 11.8.2010

Las modificaciones y correcciones sucesivas del Reglamento (CE) n° 1013/2006 se han integrado en el texto de base. La versión consolidada tiene un valor meramente documental.

Última modificación: 13.07.2011

Véase también

  • Listas de corresponsales, autoridades competentes y oficinas de aduanas (EN) designadas por los Estados miembros para los traslados de residuos
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba