RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Directiva sobre los residuos

Con el fin de eliminar la relación existente entre crecimiento económico y producción de residuos, la Unión Europea se dota con esta directiva de un marco jurídico para controlar todo el ciclo de los residuos, desde su producción a su eliminación, y se centra, para ello, en la valorización y el reciclaje.

ACTO

Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de noviembre de 2008, sobre los residuos y por la que se derogan determinadas Directivas.

SÍNTESIS

La presente Directiva establece un marco jurídico para el tratamiento de los residuos * en la Unión Europea. Su objetivo es proteger el medio ambiente y la salud humana mediante la prevención de los efectos nocivos que suponen la producción y la gestión de residuos.

Se excluyen del ámbito de aplicación de la Directiva los siguientes residuos:

  • efluentes gaseosos;
  • residuos radiactivos;
  • explosivos desclasificados;
  • materias fecales;
  • aguas residuales;
  • subproductos animales;
  • cadáveres de animales que hayan muerto de forma diferente al sacrificio;
  • residuos procedentes de recursos minerales.

Jerarquía de residuos

Con el fin de proteger mejor el medio ambiente, los Estados miembros deberán adoptar medidas para tratar los residuos de conformidad con la siguiente jerarquía de prioridades:

  • prevención *;
  • preparación para la reutilización;
  • reciclado *;
  • otro tipo de valorización *, por ejemplo, la valorización energética;
  • eliminación.

Los Estados miembros podrán poner en marcha medidas legislativas destinadas a reforzar esta jerarquía en el tratamiento de los residuos. En todo caso, deberán garantizar que la gestión de los residuos no ponga en peligro la salud humana ni perjudique el medio ambiente.

Gestión de residuos *

Cualquier productor o poseedor de residuos deberá realizar el tratamiento de los residuos por sí mismo o encargar su realización a un negociante o a una entidad o empresa. Los Estados miembros podrán cooperar, cuando sea necesario, para establecer una red de instalaciones de eliminación de residuos. Dicha red estará concebida de tal manera que permita a la Comunidad en su conjunto llegar a ser autosuficiente en materia de eliminación de residuos.

Los residuos peligrosos deberán ser almacenados y tratados en unas condiciones que aseguren la protección del medio ambiente y de la salud humana. Además, en ningún caso deberán ser mezclados con otras categorías de residuos peligrosos y deberán estar envasados o etiquetados conforme a las normas internacionales o comunitarias.

Autorizaciones y registros

Toda aquella entidad o empresa que quiera tratar residuos deberá obtener una autorización de las autoridades competentes, las cuales se encargarán de determinar la cantidad y el tipo de residuos tratados, el método utilizado, así como las operaciones de seguimiento y control.

La incineración o coincineración con valorización energética sólo podrá efectuarse si esta valorización de energía presenta un alto nivel de eficiencia energética.

Planes y programas

Las autoridades competentes deberán establecer uno o varios planes de gestión de residuos, de modo que cubran todo el territorio del Estado miembro correspondiente. Estos planes deberán incluir, en particular, el tipo, la cantidad y la fuente de los residuos, los sistemas existentes de recogida y los criterios de emplazamiento.

Asimismo, deberán elaborarse programas de prevención, cuya finalidad será romper el vínculo entre el crecimiento económico y los impactos medioambientales asociados a la generación de residuos.

Los Estados miembros deberán notificar estos planes a la Comisión Europea.

Contexto

La producción de residuos aumenta cada vez más en la Unión Europea. Por este motivo, es esencial delimitar ciertas nociones básicas, como la recuperación de energía y la eliminación, con el fin de regular mejor las actividades de gestión de residuos.

Además, es necesario reforzar las medidas en materia de prevención y reducción del impacto medioambiental que tienen la producción y la gestión de residuos. El objetivo último es fomentar la valorización de los residuos para preservar los recursos naturales.

Esta Directiva deroga las Directivas 75/439/CEE, 91/689/CEE y 2006/12/CE.

Términos clave del acto
  • Residuo: cualquier sustancia u objeto del cual su poseedor se desprenda o tenga la intención o la obligación de desprenderse.
  • Gestión de residuos: la recogida, el transporte, la valorización y la eliminación de los residuos, incluida la vigilancia de estas operaciones, así como el mantenimiento posterior al cierre de los vertederos, incluidas las actuaciones realizadas en calidad de negociante o agente.
  • Prevención: medidas adoptadas antes de que una sustancia, material o producto se haya convertido en residuo.
  • Valorización: cualquier operación cuyo resultado principal sea que el residuo sirva a una finalidad útil.
  • Reciclado: toda operación de valorización mediante la cual los materiales de residuos son transformados de nuevo en productos, materiales o sustancias, tanto si es con la finalidad original como con cualquier otra finalidad.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 2008/98/CE

12.12.2008

12.12.2010

L312/3 de 22.11.2008

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar o sustituir el documento de referencia.

Última modificación: 04.03.2009

Véase también

Si desea más información, visite la siguiente página web:

  • Dirección General de Medio Ambiente, residuos (EN)
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba