RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Libro Verde sobre la eficiencia energética

Archivos

Con este Libro Verde, la Comisión desea reactivar la actividad de la Unión Europea (UE) en materia de ahorro energético. La Comisión invita a las autoridades públicas a responsabilizar al conjunto de los ciudadanos y las empresas recompensando los comportamientos de ahorro. La eficiencia energética es un importante reto, sobre todo dada la amenaza que la actual evolución del consumo de energía supone para el medio ambiente y el crecimiento económico de la UE. Deben realizarse esfuerzos sobre todo en los sectores del transporte, la producción de energía y los edificios.

ACTO

Libro Verde de la Comisión, de 22 de junio de 2005, «Sobre la eficiencia energética; cómo hacer más con menos» [COM (2005) 265 final - no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Razones para ahorrar energía

La UE depende de las importaciones de energía en un 50 % de su consumo actual, cifra que podría pasar al 70 % de aquí al 2030. A esta fuerte dependencia se añaden el agotamiento previsto de las fuentes de energía tradicionales y el insuficiente desarrollo de las fuentes renovables. Juntos, constituyen tres factores que exigen un control de la demanda energética para consumir mejor con menos.

En el Libro Verde, la Comisión señala que la UE puede reducir su consumo energético un 20 % de aquí al 2020, lo que liberaría una suma de 60 000 millones de euros anuales para otras inversiones. Este nivel de ahorro tendría un impacto positivo doble para los ciudadanos de la UE. Por una parte, reforzaría la competitividad de la industria europea en el marco de la estrategia de Lisboa y supondría la creación de un millón de puestos de trabajo en los sectores interesados (gestión del transporte, tecnologías a alta eficiencia energética, etc.). Y por otra, un ahorro del 20 % de la energía permitiría a la UE cumplir sus compromisos de Kioto, reduciendo las emisiones de CO2 para preservar un medio ambiente sano para los ciudadanos de hoy y mañana.

Ámbitos en que puede reforzarse la eficiencia energética

De mantenerse las tendencias actuales, el consumo de energía en Europa experimentará una subida del 10 % a lo largo de los próximos quince años. La Comisión se propone invertir esta tendencia, combatiendo las principales formas de derroche energético.

El primer sector con un fuerte potencial de ahorro energético es el transporte, que representa un tercio del consumo total de la UE. El predominio del transporte por carretera y su fuerte dependencia del petróleo conlleva problemas de congestión y contaminación que se añaden al derroche energético.

Otro ámbito susceptible de mejora de la eficiencia energética es la propia producción de energía. La tecnología utilizada hace que entre el 40 % y el 60 % de la energía necesaria para la producción de electricidad se pierda en el proceso de producción.

Por último, pueden lograrse avances importantes en el sector de los edificios, tanto en las viviendas como en las oficinas. La calefacción y el alumbrado de los edificios representan cerca del 40 % de la energía consumida en la UE y ambas funciones pueden realizarse con mayor eficiencia.

Aplicación de las medidas existentes y lanzamiento de otras nuevas

La Comisión hace hincapié en las medidas ya lanzadas a nivel europeo en materia de ahorro energético. Del 20 % de ahorro posible de aquí al 2020, el 10 % puede realizarse aplicando íntegramente la legislación ya adoptada, en particular, en los sectores del transporte, la producción de calor y los edificios. Asimismo, antes de lanzar nuevas iniciativas es importante aplicar correctamente el programa «Energía Inteligente - Europa» (2007-2013). Ya existen instrumentos para aumentar la eficiencia energética de la UE. Es necesario utilizarlos.

El 10 % restante de ahorro energético requiere la aprobación de nuevas leyes y nuevos comportamientos por parte de los interesados, es decir, el conjunto de las autoridades públicas, las empresas y la población. La Comisión propone medidas concretas de ahorro energético en distintos sectores para alcanzar el objetivo del 20 % de aquí al 2020.

Vías abiertas por el Libro Verde

En el sector del transporte, deben establecerse regímenes fiscales favorables a los vehículos limpios y económicos y penalizar a los que contaminan. Del mismo modo, es necesario recompensar a los fabricantes que favorecen la eficiencia energética y responsabilizar a los consumidores sobre cuestiones como la presión de los neumáticos, el uso del transporte público y los desplazamientos en vehículo compartido. La Comisión desea también financiar la investigación y el desarrollo de combustibles alternativos. Por último, La Comisión reclama una mejor gestión del tráfico por carretera y el tráfico aéreo en todo el continente para limitar la congestión y la contaminación, en particular, gracias a las aplicaciones del programa GALILEO.

En el sector de los edificios, la Comisión se propone animar a la industria y los consumidores a consumir mejor su energía mediante tecnología y comportamientos más económicos. Debe fomentarse la sustitución de las bombillas eléctricas, las calderas y los refrigeradores por aparatos con mejor rendimiento. Por el contrario, la utilización de aparatos eléctricos en reposo resulta una fuente importante de derroche de electricidad. La Comisión recuerda que los hogares pueden ahorrar sumas importantes estando más atentos a su consumo e invita a las empresas dedicadas a los edificios a aplicar la legislación incorporada a nivel nacional en 2006.

A nivel industrial, la Comisión invita a las empresas a invertir en tecnologías más eficientes para producir más con menos energía. Las autoridades públicas deben estar dispuestas a intervenir si los mecanismos del mercado no bastan para estimular el ahorro energético. A largo plazo, invertir en tecnologías eficientes permite a las empresas reducir sus costes de producción y ser más competitivas. Además, Europa puede consolidar su posición en el mercado de las tecnologías de alta eficiencia energética y liderar el debate sobre el ahorro energético a escala mundial.

Contexto

Cinco años después del plan de acción 2000-2006 sobre eficiencia energética de la Comisión, este Libro Verde busca reavivar dicho debate a todos los niveles de la sociedad europea para aportar soluciones adaptadas a este problema urgente y universal. La consulta de todas las partes interesadas debe producir medidas concretas como, por ejemplo, planes de acción nacionales para establecer las mejores prácticas de ahorro energético. Esto permitirá a la UE situarse en el centro del esfuerzo internacional contra el cambio climático y el agotamiento de los recursos energéticos.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión, de 19 de octubre de 2006, « Plan de acción para la eficiencia energética: realizar el potencial » [COM (2006) 545 final - no publicada en el Diario Oficial].

Libro Verde de la Comisión, de 29 de noviembre de 2000, « Hacia una estrategia europea de seguridad del abastecimiento energético » [COM (2000) 769 final - no publicado en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, de 26 de abril de 2000, « Plan de acción para mejorar la eficiencia energética en la Comunidad Europea » [COM (2000) 247 final - no publicada en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión, de 29 de abril de 1998, « Eficiencia energética en la Comunidad Europea: hacia una estrategia de racionalización del uso de la energía » [COM (1998) 246 final - no publicada en el Diario Oficial].

 
Última modificación: 11.07.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba