RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Lucha contra la deforestación

La deforestación contribuye en gran medida al cambio climático y a la pérdida de la biodiversidad. Para luchar contra estas nefastas repercusiones sobre el medio ambiente, la Comisión propone frenar la disminución de la superficie forestal del planeta antes de 2030, y reducir la deforestación tropical bruta en al menos un 50% antes de 2020.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones de 17 de octubre de 2008: «Afrontar los desafíos de la deforestación y la degradación forestal para luchar contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad» [COM(2008) 645 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Los bosques cubren aproximadamente el 30% de la superficie del planeta y constituyen un valioso activo medioambiental: son una de las principales reservas de biodiversidad y prestan servicios esenciales como la prevención de la erosión, la purificación del agua y el almacenamiento de dióxido de carbono (CO2). Además, los recursos forestales constituyen un medio de subsistencia para alrededor de 1600 millones de personas en todo el mundo.

Los bosques se encuentran bajo la amenaza de la deforestación. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cada año desaparecen 13 millones de hectáreas de bosque. Los cambios en el uso del suelo y el desarrollo mal controlado de infraestructuras son las causas directas más importantes de destrucción de los bosques.

Objetivos propuestos por la UE

La protección de los bosques es un medio eficaz para luchar contra el calentamiento global. La acción que propone la Unión Europea (UE) tiene como objetivo frenar la disminución de la superficie forestal antes de 2030 y reducir la deforestación tropical en un 50% con respecto a los niveles actuales antes de 2020. Esta Comunicación presenta las principales líneas de la acción propuesta por la Comisión, pide la participación de todas las partes interesadas y establece una serie de medidas iniciales que sentarán la base de una solución global sostenible para el problema de la deforestación.

La Comisión cree que la lucha contra la deforestación debe llevarse a cabo en varios niveles:

  • reforzando la gobernanza forestal y de las instituciones a escala local y nacional;
  • retribuyendo los servicios prestados por los bosques en su justa medida y haciéndolos económicamente más atractivos que los beneficios derivados de la deforestación;
  • teniendo en cuenta la demanda y la responsabilidad de los consumidores;
  • teniendo en cuenta los puntos del Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas (EN) en las negociaciones internacionales sobre el clima;
  • mejorando los programas de control y evaluación de los bosques para disponer de información de alta calidad en la que basar las decisiones.

Contribución de las políticas comunitarias

Existen numerosas políticas europeas que inciden indirectamente en la deforestación. La UE puede contribuir a la promoción de una gestión sostenible de los bosques, sobre todo mediante:

  • la aplicación de las leyes, gobernanza y comercio forestales (FLEGT);
  • las actividades realizadas en el marco de la alianza mundial contra el cambio climático (AMCC);
  • las medidas de promoción de la contratación pública ecológica;
  • la promoción del etiquetado ecológico y de la certificación forestal.

6. La Comisión también pone de relieve la relación que existe entre la demanda de productos agrícolas y el uso del suelo. Insiste en la necesidad de incrementar la producción agrícola sin agravar la deforestación, lo que supone una importante inversión, sobre todo en investigación agrícola, para aumentar la productividad del sector en los países en desarrollo. También se debe vigilar que el aumento de la demanda de biocombustibles no ponga en peligro las medidas adoptadas para proteger los bosques. En el futuro, la Comisión evaluará las repercusiones sobre la deforestación de las iniciativas europeas e internacionales, y del consumo de alimentos y de productos importados en la Comunidad. También examinará la coherencia de las políticas en favor del desarrollo.

Mecanismos y financiación

La lucha contra la deforestación en los países en desarrollo requiere una inyección de fondos adicionales (entre 15 000 y 25 000 millones de euros anuales para reducir este fenómeno a la mitad antes de 2020). Buena parte de la financiación podría obtenerse de la subasta de derechos de emisión prevista por el régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE). La propuesta de reforma del sistema, presentada en enero de 2008, efectivamente prevé que al menos el 20% de los ingresos de las subastas de derechos se destinen a medidas relacionadas con el clima, y sobre todo con la deforestación.

Por otro lado, la Comisión propone la creación de un mecanismo mundial del carbono forestal (Global Forest Carbon Mechanism, GFCM). En este contexto podría preverse una fase piloto para comprobar los efectos de los «créditos de deforestación» (créditos por deforestación evitada) en los mercados del carbono. Los gobiernos podrían emplear estos créditos para cumplir los objetivos de reducción de las emisiones que tengan asignados para el período posterior a 2012. También podría plantearse, después de 2020, autorizar a las empresas a utilizar los «créditos de deforestación» para compensar una parte de sus emisiones.

Contexto

Estas propuestas constituyen una contribución de la Comisión Europea a lalucha contra el cambio climáticoy a laprotección de la naturaleza y de la biodiversidad.Deberían ayudar a determinar la postura de la UE en las negociaciones internacionales sobre el clima.Hace algunos años, la Comisión también inició una reflexión sobre la cooperación al desarrollo para el sector forestal y la gestión de los bosques dentro de la Unión.La presente Comunicación va acompañada de una propuesta de reglamento cuyo objetivo es reducir el riesgo de que se introduzcan maderas y productos derivados procedentes de la explotación forestal ilegal en el mercado europeo (véanse los actos conexos).

ACTOS CONEXOS

Propuesta de reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo de 17 de octubre de 2008 por el que se establecen las obligaciones de los agentes que comercializan madera y productos derivados [COM(2008) 644 final – no publicada en el Diario Oficial].
En el marco de la lucha contra la explotación forestal ilegal y el comercio asociado a esta práctica, la Comisión determina las obligaciones de los agentes que comercializan madera y productos derivados en el mercado europeo. De este modo quiere reducir al máximo el riesgo de que se comercialicen madera y productos derivados procedentes la tala ilegal en la UE con objeto de erradicar el deterioro de los bosques y la deforestación.

Última modificación: 21.10.2008

Véase también

Si desea más información, consulte la página de la DG de Medio Ambiente dedicada a la deforestación (EN) y al comercio ilegal de madera (EN).

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba