RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Estrategia forestal de la Unión Europea

Archivos

Los bosques contribuyen al cumplimiento de los objetivos de crecimiento y competitividad económica de Lisboa * y de los de conservación de los recursos naturales de Gotemburgo *. Para poder seguir aprovechando esta contribución, es importante adaptar la estrategia forestal de la Unión Europea (UE) a un mercado cada vez más abierto y mundializado, así como al contexto político actual. Para ello, la Comisión propone un plan de acción comunitario en favor de una gestión sostenible y polivalente de los recursos forestales de la UE.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo du 10 mars 2005 « Informe sobre la ejecución de la estrategia forestal de la Unión Europea » [COM(2005) 84 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

En esta Comunicación, la Comisión examina los progresos registrados desde la puesta en marcha en 1998 de la estrategia forestal de la Unión Europea (UE), así como los nuevos problemas a los que se enfrenta el sector en la actualidad. Se mantienen los principios fundamentales formulados en la estrategia forestal de 1998, pero la Comisión propone nuevas actuaciones para el futuro teniendo en cuenta que el contexto ha evolucionado considerablemente desde entonces.

El sector forestal de la UE

Los bosques y otras superficies forestales ocupan aproximadamente 160 millones de hectáreas, lo que representa el 35 % del territorio de la UE. Contribuyen a la conservación de la biodiversidad y a la protección de los suelos y recursos hídricos. Además, la silvicultura y las actividades relacionadas dan trabajo a unos 3,4 millones de personas, y la UE sigue siendo uno de los principales productores, negociantes y consumidores de productos forestales del mundo.

Varios factores dañan los bosques: la contaminación, las tormentas, los incendios y los problemas ligados a los factores bióticos y al pastoreo.

La política forestal de la UE

La política forestal es competencia de los Estados miembros. No obstante, la UE puede contribuir a su aplicación a través de políticas comunes fundadas en el principio de subsidiariedad y el concepto de responsabilidad compartida. La gestión sostenible de los bosques se basa, por lo tanto, en la coordinación de las políticas de los Estados miembros con las políticas e iniciativas comunitarias.

Los Estados

A escala nacional, los instrumentos de aplicación de la política forestal son los programas forestales nacionales (PFN). Los PFN abordan diferentes asuntos, tales como la función productiva de los bosques y su contribución al desarrollo rural, su papel en la protección y la consolidación de la biodiversidad y también los aspectos sociales, recreativos y culturales relacionados. En aras de la mejora de la cooperación intersectorial, los PFN deben estar plenamente integrados en las estrategias nacionales de desarrollo sostenible.

La Comunidad

Las actuaciones comunitarias ejecutadas en favor de la gestión de los bosques afectan a varios ámbitos y, en especial, los siguientes:

  • Política de desarrollo rural: éste ha sido el principal instrumento de aplicación de la estrategia forestal de la UE a escala comunitaria. Así, el 10 % del presupuesto de desarrollo rural (en el período comprendido entre 2000 y 2006) se ha dedicado a las medidas en favor de la silvicultura, lo que representa 4,8 millones de euros. Además, la propuesta de la Comisión dirigida a reforzar la política de desarrollo rural de la UE en el período comprendido entre 2007 y 2013 prevé una integración aún mayor de la silvicultura en el desarrollo rural.
  • Protección contra los incendios y la contaminación atmosférica: las medidas comunitarias han permitido reunir una cantidad de información considerable y, desde el punto de vista operativo, llevar a cabo numerosas actuaciones. Pese a ello, la contaminación atmosférica y los incendios forestales siguen constituyendo un grave problema. La acción Forest Focus se centra en la protección de los bosques contra la contaminación atmosférica y en la prevención de incendios.
  • Conservación de la biodiversidad: se ha creado una red ecológica de zonas especiales protegidas denominada Natura 2000 ". Sin embargo, la biodiversidad de los bosques sigue sin cartografiar, estudiar y vigilar, dentro y fuera de las zonas protegidas.
  • Cambios climáticos: los bosques pueden contribuir de forma importante a reducir las emisiones procedentes de los combustibles fósiles, pero no se aprovecha plenamente todavía el potencial de utilización de la biomasa con fines energéticos en la UE. También es importante reflexionar sobre las medidas de adaptación de los bosques a las nuevas condiciones climáticas.
  • Competitividad de la silvicultura: es importante informar mejor al consumidor europeo sobre las ventajas de la utilización de la madera procedente de bosques gestionados de manera sostenible. Conviene también crear un entorno funcional en el que las empresas del sector puedan mejorar su competitividad y promover al mismo tiempo la utilización de madera.
  • Investigación: los programas marco de investigación de la Comunidad y el programa de cooperación europea en el campo de la investigación científica y técnica (COST) apoyan y refuerzan la competitividad del sector forestal. Es importante iniciar una reflexión profunda y a largo plazo que defina el ámbito y las prioridades de la investigación en materia de silvicultura.

A este respecto, los Estados miembros y la UE tienen en cuenta los compromisos asumidos a raíz de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1992 (CNUMAD) * y sus conferencias consecutivas, así como de las conferencias ministeriales sobre la protección de los bosques en Europa (CMPFE) *.

Un plan de acción de la UE para la gestión sostenible de los bosques

Para elaborar una estrategia de gestión sostenible de los bosques que sea eficaz, la Comisión considera necesario lo siguiente:

  • Conciliar un tipo de gestión social y ecológicamente beneficioso para los bosques con la observación de que los ingresos de los propietarios europeos proceden en gran parte de la venta de madera. Perseguir simultáneamente objetivos de carácter económico, social y medioambiental se vuelve cada vez más difícil en el contexto de un mercado abierto y mundializado.
  • Reforzar la armonización de las distintas políticas de la UE que inciden en los bosques y la actividad forestal y mejorar la coordinación entre la Comisión y los Estados miembros. Estas medidas se aplicarán al ejecutar la estrategia.
  • Revisar y consolidar las estructuras de consulta en materia de silvicultura para facilitar la transparencia en la toma de decisiones y un diálogo estructurado con todas las partes interesadas.
  • Reconocer la importancia global de los bosques en el desarrollo sostenible, incluso desde el punto de vista del cambio climático y la biodiversidad, y apoyar los compromisos internacionales.

La elaboración de un plan de acción de la UE para la gestión sostenible de los bosques facilitaría un marco conveniente para sentar las bases de una estructura dinámica, ajustada al contexto político actual y a las estrategias de Lisboa y Gotemburgo. El plan constituiría también un marco coherente de aplicación de las medidas sobre los bosques y garantizaría la coordinación entre las actuaciones comunitarias y las políticas forestales de los Estados miembros. Las medidas que deben adoptarse a escala comunitaria deben cubrir varios ámbitos, desde las cuestiones socioeconómicas a las medioambientales, así como la utilización de la madera como recurso energético. El plan de acción contemplará también los aspectos relacionados con la gobernanza, las actividades horizontales y los asuntos relacionados con la coordinación, la comunicación y la cooperación.
La Comisión tiene previsto presentar este plan de acción en 2006.

Términos clave del acto
  • Objetivos de Lisboa: en el Consejo Europeo de Lisboa (marzo de 2000), la UE se fijó un nuevo objetivo estratégico para la década siguiente: «convertirse en la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de crecer económicamente de manera sostenible con más y mejores empleos y con mayor cohesión social». La estrategia se ideó para permitir a la Unión recuperar el pleno empleo y consolidar la cohesión de cara al 2010.
  • Objetivos de Gotemburgo: en el Consejo Europeo de Gotemburgo (junio de 2001) se adoptó una estrategia en favor del desarrollo sostenible. Además, se añadió el pilar medioambiental a la estrategia de Lisboa.
  • Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD): en la CNUMAD de Río de Janeiro (junio de 1992), los Estados participantes fijaron en la «Declaración de Río sobre el medio ambiente y el desarrollo» los principios básicos de la gestión, la conservación y la explotación ecológicamente sostenible de todos los tipos de bosques.
  • Conferencia Ministerial sobre la Protección de los Bosques en Europa (CMPFE): la CMPFE es una plataforma política creada en 1990 para el diálogo sobre asuntos forestales en Europa. Una cuarentena de países europeos y la UE están representadas en la CMPFE. Varios países no europeos y organizaciones internacionales participan en calidad de observadores.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 3 de noviembre de 1998 sobre una estrategia de la UE para el sector forestal [COM (1998) 649 final - no publicada en el Diario Oficial]
En esta Comunicación, la Comisión formula un plan coherente de estrategia forestal para la Unión Europea (UE), cuyo objetivo general es el desarrollo y la gestión sostenible de los bosques. Este planteamiento se precisará y aplicará en el marco de programas forestales nacionales o subnacionales.

Conclusiones del Consejo de 30 de mayo de 2005 relativas a un Plan de acción de la Unión Europea a favor de los bosques [no publicadas en el Diario Oficial]
El Consejo cree que el Plan de acción debería abordar de manera equilibrada las dimensiones económica, ecológica y social de la gestión sostenible de los bosques, incluso en el contexto internacional. El Plan de acción debería englobar tanto las acciones de la Comunidad en el sector forestal como las de los Estados miembros, incluidos los programas forestales nacionales.

Última modificación: 29.11.2005

Véase también

Información complementaria en el sitio de la Dirección General de Agricultura (página sobre las medidas forestales) de la Comisión Europea.

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba