RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Sinergia del Mar Negro

La región del Mar Negro, que incluye a Bulgaria y Rumania, ocupa una posición estratégica entre Europa, Asia Central y Oriente Medio. La Unión Europea se propone apoyar los compromisos regionales para fomentar la confianza mutua y eliminar obstáculos con el fin de garantizar la estabilidad, la seguridad y la prosperidad en los países de la región.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 11 de abril de 2007, «La Sinergia del Mar Negro, una nueva iniciativa de cooperación regional» [COM (2007) 160 final - no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Sinergia del Mar Negro, en tanto que iniciativa de cooperación regional, propone una nueva dinámica a los países de la región y a sus habitantes. La cooperación regional representa, en efecto, un valor añadido para los ámbitos de interés común. Constituye también un puente para fortalecer las relaciones con las regiones y países (Mar Caspio, Asia Central, Europa Sudoriental).

En este contexto, la Sinergia del Mar Negro ofrece la posibilidad de reforzar el impacto de los instrumentos de cooperación existentes (proceso de preadhesión con Turquía, política europea de vecindad (PEV) (EN) (FR), asociación estratégica con Rusia), y de las iniciativas sectoriales (proceso de cooperación del Danubio).

Ámbitos de cooperación

Basándose en su experiencia, la Unión Europea (UE) apoya la consolidación de la democracia, el respeto de los derechos humanos y la buena gobernanza. La formación, los intercambios o el apoyo al diálogo regional con la sociedad civil constituyen el medio adecuado para ello.

También se basa en su experiencia, así como en instituciones como la iniciativa de cooperación para Europa del Sudeste (SECI), para abordar las cuestiones relacionadas con los movimientos de población y con la seguridad. La gestión de las fronteras y de la cooperación aduanera permitirá luchar contra la inmigración ilegal y la delincuencia organizada transfronteriza (armas, drogas, trata de seres humanos).

La UE se propone implicarse más aún en la solución de los conflictos «enquistados» (Transdniéster, Abjasia, Osetia del Sur o Nagorno Karabaj). Los programas de cooperación permiten tratar, en particular, cuestiones de gobernanza, de economía, de cohesión social y de seguridad.

En materia de energía, la UE, en aras de su seguridad energética, intenta reforzar sus relaciones con los países productores, de tránsito y consumidores. Desde este punto de vista, los países del Mar Negro ocupan una posición estratégica. Los instrumentos específicos (iniciativa de Bakú (EN), diálogo sobre la seguridad energética, política europea de vecindad (PEV)), y generales (relaciones bilaterales, ampliación de la Comunidad para la energía, adhesión a la OMC) constituyen los medios para armonizar las normativas y definir un marco claro, transparente y no discriminatorio. La UE apoya también la búsqueda de fuentes de energía alternativas, la estabilidad y la eficacia energéticas, así como la modernización de las infraestructuras y el lanzamiento de un nuevo corredor energético en el eje Mar Caspio-Mar Negro.

La eficacia, la fiabilidad y la seguridad del transporte deberían beneficiarse de la racionalización de las cooperaciones en busca de un incremento de la coordinación, en particular, mediante la prolongación de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T) (EN) (FR) y el programa TRACECA (EN). También son esenciales otros objetivos como la aproximación de las legislaciones a través del diálogo sobre el transporte, la aplicación uniforme de normas e instrumentos, la extensión del espacio aéreo común, así como la seguridad aérea y marítima.

Para la protección del medio ambiente podría ser provechosa la participación de los Estados miembros en los convenios sobre mares regionales. La aplicación de los acuerdos multilaterales y una cooperación estratégica amplia son, también, esenciales, igual que la lucha contra el cambio climático.

La evolución hacia una política marítima global de la UE debería englobar a los países de la región. Esta política permitirá desarrollar una red de cooperación marítima transectorial. En materia de pesca, la gestión de los recursos pesqueros debería reforzarse en favor de una utilización responsable y sostenible de las existencias.

En materia comercial, una cooperación económica más estrecha debiera fomentar la liberalización del comercio. Ésta debería basarse en relaciones comerciales preferenciales, la adhesión a la OMC, la negociación de acuerdos con Rusia y Ucrania, así como en la ejecución de los planes de acción PEV para la aproximación de las legislaciones.

La cooperación en el ámbito de las redes de investigación y enseñanza constituye otro eje de la Sinergia. Éste contempla el desarrollo de los servicios en línea y del comercio electrónico, la interconexión de los países de la región que participan en la red paneuropea de investigación GEANT (EN) y la conectividad de alta velocidad. El programa Tempus propone también un marco de cooperación para la enseñanza universitaria.

En el ámbito de la ciencia y la tecnología, los países deberían poder asociarse al Séptimo Programa Marco de Investigación y a otros instrumentos pertinentes para incrementar sus capacidades y consolidar el diálogo estratégico.

En materia de empleo y asuntos sociales, el refuerzo de la cohesión social y la lucha contra la pobreza y la exclusión social mediante los programas de asistencia técnica (intercambios de información y mejores prácticas, sensibilización y formación).

El desarrollo regional de los países de la región puede sacar provecho de las lecciones extraídas de los programas de política regional de la UE en Rumania y Bulgaria.

Modalidades

Los instrumentos como el Instrumento Europeo de Vecindad y Asociación (IEVA) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y las actividades regionales del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) (DE) (EN) (FR), del Banco Europeo de Inversiones (BEI) (DE) (EN) (FR) y del Banco de Comercio y Desarrollo del Mar Negro constituirán la base de un apoyo financiero.

A este respecto, la cooperación transfronteriza en el marco del IEVP, del FEDER y del Instrumento de Preadhesión (IPA) debería fomentar vínculos y reforzar el papel de los operadores locales y de la sociedad civil.

Por otra parte, la implicación de las organizaciones regionales debería garantizar un nivel adecuado de cooperación regional, como ocurre con la Organización de Cooperación Económica del Mar Negro (CEMN) (EN), de la que son Partes todos los países de la región. El fortalecimiento de la sociedad civil bajo los auspicios del Foro del Mar Negro también será un terreno favorable para la cooperación.

El proceso de cooperación entre los países socios de la PEV interesados debería sacar provecho de su dimensión temática, como la negociación progresiva de acuerdos de libre comercio completos y detallados. La supresión de los obstáculos a los viajes por motivos legítimos y el fomento de los intercambios universitarios en el marco de los programas Erasmus Mundus y Tempus debieran facilitar los contactos regionales. Además, las futuras inversiones en el marco de la PEV en favor de los países que disponen de un plan de acción en este ámbito, permitirán desarrollar las infraestructuras, especialmente en los ámbitos de la energía, de los transportes y del medio ambiente.

Última modificación: 06.03.2008
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba