RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Respuesta ante catástrofes naturales o de origen humano

Ante la proliferación de catástrofes naturales y de origen humano en el mundo, la Unión Europea debe dotarse de medios de gestión y reacción más eficaces y rápidos.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo, de 5 de marzo de 2008, “Refuerzo de la capacidad de reacción de la Unión Europea en caso de catástrofes” [COM(2008) 130 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Comisión formula propuestas con el fin de reforzar la capacidad de reacción de la Unión Europea en caso de catástrofe. El concepto de catástrofe se emplea en sentido amplio, englobando las catástrofes naturales, las catástrofes de origen humano y las situaciones de emergencia vinculadas a conflictos, tanto en la Unión Europea (UE) como fuera de sus fronteras.

Para reaccionar eficazmente ante las catástrofes, es necesario adoptar un planteamiento global que integre la evaluación de riesgos, la previsión, la prevención, la preparación y la rehabilitación. Esto también requiere una movilización del conjunto de las políticas, instrumentos y servicios a disposición de la Comunidad y de los Estados miembros.

Planificación, coordinación y reacción rápida

La Comisión insiste en la necesidad de reforzar los vínculos entre protección civil y políticas medioambientales, con el fin de obtener los máximos beneficios de las medidas preventivas incluidas en estas políticas, así como en la importancia de desarrollar sinergias con los actores internacionales, nacionales y locales para mejorar la coordinación.

En especial, la Comisión sugiere racionalizar la coordinación entre la Comisión, el Consejo y los Estados miembros para las crisis de gran envergadura que necesiten recurrir tanto a los instrumentos comunitarios como a los de la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC). Señala que sería conveniente establecer equipos conjuntos de planificación e intervención, así como procedimientos operativos estándar adaptados a cada tipo de catástrofe y zona geográfica.

La Comisión recuerda que ya gestiona numerosos sistemas de alerta rápida (“RAS”) en casos de catástrofes sectoriales específicas. Del mismo modo, es ella quien decide sobre la ayuda humanitaria comunitaria y quien coordina el Mecanismo Comunitario de Protección Civil. La Comisión dispone, además, de numerosos instrumentos para financiar medidas de prevención de catástrofes o reducir el coste financiero que las operaciones de emergencia representan para las autoridades públicas. Entre estos instrumentos se encuentra el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo de Solidaridad de la Unión Europea (FSUE), los fondos destinados al Desarrollo Rural, el Instrumento Financiero para la Protección Civil (CPFI) y el Instrumento de Estabilidad.

Asimismo, la Comisión dispone de diversos instrumentos de coordinación para gestionar de forma más eficaz las situaciones de crisis, tales como ARGUS, mecanismo interno establecido en junio de 2006 para reaccionar de forma eficaz a las crisis pluridimensionales, o la plataforma de crisis RELEX, creada tras el tsunami de 2004, que contribuye a la coordinación política entre la Comisión y los Estados miembros en casos de crisis externas.

Mejorar la ayuda humanitaria

La Comisión quiere mejorar la capacidad de la Unión Europea en materia de ayuda humanitaria. Esto requiere definir las lagunas existentes en materia de logística, aumentar la capacidad de evaluación y de reacción rápida sobre el terreno y mejorar el vínculo entre los diferentes actores implicados.

Puesto que la mayoría de las catástrofes que ocurren en los terceros países no desencadenan ninguna reacción internacional, y cuando se pone en marcha una operación internacional, se necesitan varios días para que la ayuda externa llegue al lugar, la Comisión considera importante contar con una presencia activa de expertos sobre el terreno y velar por que las autoridades locales tengan capacidad para reaccionar de inmediato.

Reforzar la protección civil

En el ámbito de la protección civil, la Comunidad propone reforzar el Centro de seguimiento e información para que desempeñe el papel de centro operativo de intervención de la Unión Europea y mejorar sus capacidades de reacción disponiendo de medios de reserva que puedan intervenir rápidamente en caso de catástrofe.

La Comisión propone realizar estudios y financiar diversos proyectos con el fin de desarrollar una base de conocimientos acerca de la capacidad de la UE para intervenir rápidamente en caso de catástrofe en un Estado miembro o en un tercer estado. Esto implicará estudios de situaciones orientados a identificar las eventuales lagunas y experimentar diferentes modalidades que garanticen una rápida capacidad de respuesta. Sobre esta base, presentará las correspondientes propuestas.

La Comisión sugiere tomar otras medidas paralelas, tales como la creación de una red europea de formación para la ayuda de urgencia en caso de catástrofe, el desarrollo de sistemas de alerta rápida, la promoción de la utilización del número de urgencia único europeo (el “112”).

La Comunicación incluye un anexo dedicado a los incendios forestales con el fin de exponer cómo pueden combinarse las medidas de prevención, preparación , reacción y recuperación para hacer frente a una catástrofe de forma más eficaz.

Contexto

La proliferación de grandes catástrofes en el transcurso de los últimos años (tsunami en Asia en 2004, guerra en el Líbano en 2006, incendios forestales e inundaciones en Europa en 2007) y el riesgo de que aumente la frecuencia de las catástrofes debidas al cambio climático, hacen que sea indispensable adaptar y modernizar los medios de reacción de la Unión Europea.

El Parlamento Europeo y el Consejo Europeo de diciembre de 2007 alentaron al Consejo y a la Comisión a hacer el mejor uso posible del mecanismo comunitario de protección civil y del instrumento financiero para la protección civil, con el fin de hacer frente en el futuro a situaciones de emergencia de gran magnitud. Por otro lado, el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo firmaron en diciembre de 2007 el Consenso europeo en materia de ayuda humanitaria, que constituye un marco amplio para una aplicación más eficaz de la ayuda humanitaria en la Unión Europea.

La Comisión también considera que una política de gestión de catástrofes debe incluir medidas orientadas a prevenir este tipo de acontecimientos. Anuncia su intención de presentar una enfoque integrado para la prevención de catástrofes en la Unión Europea, además de una estrategia europea sobre la reducción de riesgos de catástrofe en los países en desarrollo.

Última modificación: 28.07.2008
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba