RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Límites nacionales de emisión de determinados contaminantes atmosféricos

La Unión establece techos nacionales de emisión de contaminantes acidificantes y eutrofizantes y de precursores de ozono para reforzar la protección del medio ambiente y de la salud humana contra los efectos perjudiciales de estos contaminantes.

ACTO

Directiva 2001/81/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 23 de octubre de 2001 sobre techos nacionales de emisión de determinados contaminantes atmosféricos [Véanse los acto(s) modificativo(s)].

SÍNTESIS

La Directiva se inscribe en el marco de la comunicación de la Comisión de 1997 sobre la estrategia de lucha contra la acidificación, que tenía por objeto establecer, por primera vez, límites máximos nacionales de emisión para ciertos contaminantes.

Ámbito de aplicación

La presente Directiva contempla las emisiones en los territorios de los Estados miembros y en sus espacios económicos exclusivos de cuatro contaminantes provocados por la actividad humana:

  • las emisiones de dióxido de azufre (SO2);
  • las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx);
  • las emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COV) y
  • las emisiones de amoníaco (NH3).

Estos contaminantes son responsables de los fenómenos de acidificación, eutrofización y formación de ozono troposférico (asimismo denominado "ozono malo" presente en altitudes bajas, a diferencia del ozono estratosférico), independientemente de cuáles sean las fuentes de contaminación.

Límites nacionales de emisión

La Directiva prevé la introducción, a más tardar en 2010, de techos nacionales de emisión para los cuatro contaminantes recogidos en la sección anterior. Dichos techos se establecen en el Anexo I de la Directiva.

Objetivos medioambientales intermedios

Los techos de emisión tienen por objeto alcanzar en general los siguientes objetivos medioambientales intermedios:

  • las superficies que presenten niveles críticos de depósitos de contaminantes ácidos se verán reducidas como mínimo en un 50% en comparación con la situación de 1990.
  • las concentraciones de ozono en la baja atmósfera que superan el nivel crítico aceptable para la salud humana deberán reducirse en dos tercios en comparación con la situación de 1990. También se establece un límite absoluto. La superación de los valores guía establecidos por la Organización Mundial de la Salud tendrá que limitarse a menos de 20 días al año;
  • las concentraciones de ozono en la baja atmósfera superiores al nivel crítico para los cultivos y la vegetación seminatural deberán reducirse en un tercio en comparación con la situación de 1990. Se establece asimismo un límite absoluto.

Programas nacionales

Los Estados miembros deberán elaborar programas de reducción progresiva de las emisiones nacionales anuales antes del 1 de octubre de 2002. En caso necesario, los programas serán objeto de revisión y actualización en 2006. Se pondrán a disposición del público y de las organizaciones interesadas y se transmitirán a la Comisión.

Inventarios de emisiones

Además, los Estados miembros tendrán que elaborar y actualizar anualmente sus inventarios y previsiones de emisiones nacionales relativos al SO2, a los NOx, a los COV y al NH3. Dichos inventarios y previsiones serán comunicados anualmente a la Comisión y a la Agencia Europea de Medio Ambiente antes del 31 de diciembre.

Informes

La Comisión está obligada a informar al Parlamento Europeo y al Consejo (en 2004, 2008 y 2012) sobre los progresos realizados en el cumplimiento de los techos, de los objetivos medioambientales intermedios y de los objetivos a medio plazo de la Directiva. Dichos informes deberán incluir una evaluación económica de la rentabilidad, los costes y ventajas, las repercusiones para la competitividad y la incidencia socioeconómica de la aplicación de los techos nacionales de emisión, referente a cada Estado miembro.

La Comisión informará al Consejo y al Parlamento sobre la contribución de las emisiones procedentes del tráfico marítimo internacional y las aeronaves a la acidificación, la eutrofización y la formación de ozono en la baja atmósfera en la Comunidad. También indicará las medidas que pueden adoptarse para reducir las emisiones en estos sectores.

Cooperación con terceros países

Los Estados miembros y la Comisión cooperarán con los terceros países y las organizaciones internacionales interesadas a fin de intercambiar información y avanzar en las actividades de investigación encaminadas a reducir las emisiones de SO2, NOx, COV y NH3.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Directiva 2001/81/CE

27.11.2001

27.11.2002

DO L 309 de 27.11.2001

Acto(s) modificativo(s)Entrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Reglamento (CE) n° 219/2009

20.4.2009

-

DO L 87 de 31.3.2009

ACTOS CONEXOS

Decisión 2003/507/CE del Consejo de 13 de junio de 2003 relativa a la adhesión de la Comunidad Europea al Protocolo del Convenio de 1979 sobre la contaminación atmosférica transfronteriza a gran distancia para luchar contra la acidificación, la eutrofización y el ozono troposférico.
Este Protocolo relativo a la lucha contra la acidificación, la eutrofización y el ozono troposférico tiene como objetivo reducir las emisiones de azufre, NOx, NH3 y COV causadas por la actividad humana que puedan resultar perjudiciales para la salud y el medio ambiente debido a la acidificación, la eutrofización o la formación de ozono troposférico derivadas del transporte transfronterizo de larga distancia. El Protocolo ha entrado en vigor el 17 de mayo de 2005.

Última modificación: 03.09.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba