RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Bulgaria

Archivos

REFERENCIAS

Dictamen de la Comisión [COM(97) 2008 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(98) 707 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(1999) 501 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2000) 701 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2001) 700 final - SEC(2001) 1744 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2002) 700 final - SEC(2002) 1400 - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2003) 676 final - SEC(2003) 1210 - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2004) 657 final - SEC(2004) 1199 - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2005) 534 final - SEC(2005) 1352 - No publicado en el Diario Oficial]
Tratado de adhesión a la Unión Europea [Diario Oficial L 157 de 21.6.2005]

SÍNTESIS

En su dictamen de julio de 1997 la Comisión consideraba que la integración en el mercado europeo plantearía serias dificultades a la industria búlgara a medio plazo, por lo que exigía importantes esfuerzos de reestructuración y privatización.
El informe de noviembre de 1998 daba cuenta de una cierta mejora de la situación que obedecía al programa de reforma estructural emprendido por el Gobierno. Con todo, persisten algunos problemas en la reestructuración y adaptación de numerosos sectores industriales. El objetivo principal sigue siendo la aceleración del proceso de privatización a fin de crear un mercado industrial competitivo.
El informe de octubre de 1999 confirmaba que Bulgaria seguía haciendo progresos en ese ámbito, si bien subrayaba la necesidad de establecer una estrategia coherente en materia de política industrial. Asimismo, ponía de manifiesto que el proceso de privatización iniciado sufría algunos retrasos respecto a los plazos previstos. El sector de las pequeñas y medianas empresas (PYME) seguía progresando, pero era preciso realizar más esfuerzos.
El informe de noviembre de 2000 indicaba que la reforma estructural seguía en progreso. Sin embargo, Bulgaria debía mejorar aún el entorno económico de las empresas, los procedimientos de quiebra y el acceso de las empresas a los créditos.
El informe de noviembre de 2001 indicaba que Bulgaria seguía trabajando para elaborar una política industrial y crear un entorno favorable a la creación y el desarrollo de pequeñas y medianas empresas.
El informe de noviembre de 2002 daba cuenta de los progresos realizados por Bulgaria con miras a instaurar una política industrial y una política de pequeñas y medianas empresas.
El informe de noviembre de 2003 comprobaba que Bulgaria se encontraba, de manera general, en situación de conformidad con el acervo comunitario, aunque debía concentrarse más en la conclusión del proceso de privatización, en la mejora del encuadramiento de las empresas, en la coordinación de las administraciones y en la práctica efectiva de una política a favor de las PYME.
El informe de octubre de 2004 subrayaba los nuevos avances registrados por Bulgaria. Si bien se ajustaba, en su conjunto, a la política industrial comunitaria, debía, no obstante, mantener sus esfuerzos con el fin de finalizar la preparación a la adhesión.
El informe de octubre de 2005 constata que Bulgaria debería ser capaz de aplicar el acervo comunitario en materia de estrategia industrial a partir de su adhesión. No obstante, debe seguir trabajando para cumplir sus compromisos, especialmente en materia de privatización y reestructuración.
El Tratado de adhesión se firmó el 25 de abril de 2005, y la adhesión se produjo el 1 de enero de 2007

ACERVO COMUNITARIO

La política industrial de la CE tiene por objetivo aumentar la competitividad de las empresas, la tasa de empleo y el nivel de vida. Tiende a favorecer la creación, en el seno de la Comunidad Europea, de un entorno propicio a la iniciativa, la creación y el desarrollo de empresas, en particular de pequeñas y medianas empresas, a la cooperación industrial, así como al aprovechamiento del potencial industrial de las políticas de innovación, investigación y desarrollo tecnológico. En esta perspectiva, la estrategia comunitaria consiste, por una parte, en definir principios de actuación y, por otra, en elaborar declaraciones de política industrial de naturaleza horizontal o sectorial. La política industrial comunitaria toma instrumentos procedentes de otras políticas comunitarias, algunos relacionados con el funcionamiento de los mercados (especificación de productos y acceso al mercado, política comercial, ayudas estatales y política de competencia) y otros referentes a la capacidad de adaptación al cambio de la industria (entorno macroeconómico estable, tecnología, formación, etc.).

Para poder hacer frente a la presión competitiva y las fuerzas del mercado existentes en la Unión Europea (UE), la industria de los países candidatos deberá haber alcanzado cierto nivel de competitividad en el momento de la adhesión. Estos países deberán perseguir políticas orientadas a mercados abiertos y competitivos en consonancia con el artículo 157 del Tratado. Una buena colaboración entre la UE y los países candidatos en materia de cooperación industrial, inversión, normalización industrial y evaluación de la conformidad con las normas comunitarias, tal como prevé el Acuerdo Europeo, es asimismo un importante indicador del avance de los países candidatos.

EVALUACIÓN

Bulgaria ha experimentado importantes progresos desde el dictamen de la Comisión de 1997 y su estrategia industrial es actualmente ampliamente conforme a los principios de la política industrial europea. La política industrial búlgara ha adquirido carácter estable, previsible y se ajusta a los principios de la economía de mercado. El proceso de privatización y reestructuración ha avanzado considerablemente. Asimismo, Bulgaria ha mejorado el entorno de las empresas, ha consolidado el sector bancario y ha logrado atraer las inversiones extranjeras. Por otra parte, ha valorizado su capacidad administrativa, en especial gracias a una reestructuración del Ministerio de Economía.

Para finalizar su preparación a la adhesión, Bulgaria debe proseguir sus esfuerzos en favor de una política industrial propicia para el crecimiento y la innovación, que permita reforzar la competitividad económica. La estrategia adoptada en 2002 requiere una actualización. La finalización del proceso de privatización y de reestructuración sigue siendo también una prioridad. Efectivamente, Bulgaria debe aplicar plenamente su estrategia de privatización y llevar adelante la reestructuración de la industria siderúrgica. Además, debe seguir reforzando su capacidad administrativa

Este capítulo está provisionalmente cerrado. Bulgaria no ha solicitado disfrutar de un régimen transitorio y ha cumplido sus compromisos (véase el Informe 2002).

Bulgaria cumple globalmente las exigencias de las negociaciones de adhesión relativas a las pequeñas y medianas empresas (PYME). Desde el dictamen de la Comisión de 1997, Bulgaria ha avanzado en lo referente a su política en favor de las pequeñas y medianas empresas, en especial gracias a la estabilización del entorno económico, a la reducción de la presión fiscal y a la mejora del entorno de las empresas. Bulgaria participa en el programa plurianual para las empresas y el espíritu empresarial a nivel de las PYME desde 1998 y se ha adherido a la Carta europea de las pequeñas empresas adoptada en 2000. Por otra parte, en marzo de 2000 se adoptó una estrategia destinada a mejorar el entorno de las empresas para el período 2002 - 2006. Desde entonces, Bulgaria ha proseguido sus esfuerzos por mejorar el entorno de las empresas y facilitar su acceso a la financiación. Por otra parte, ha adoptado una nueva ley sobre las PYME, que garantiza una mejor coordinación de las políticas relativas a las mismas, propone una definición de este tipo de empresas (definición que no se ajusta a las recomendaciones de la Comisión) y crea una agencia ejecutiva en el Ministerio de Economía.

No obstante, sigue siendo necesario que Bulgaria prosiga sus esfuerzos por finalizar su preparación a la adhesión. Debe mejorar de esa forma la coordinación de la aplicación de la política con respecto a las PYME, ajustar plenamente su definición de las PYME con la que existe en Europa y continuar la aplicación de la Carta europea de las pequeñas empresas.

Este capítulo está provisionalmente cerrado. Bulgaria no ha solicitado disfrutar de un régimen transitorio y ha cumplido sus compromisos (véase el Informe 2002).

Última modificación: 8.2.2006 

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar o sustituir el documento de referencia.

Última modificación: 08.02.2006
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba