RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Acuerdos medioambientales

1) OBJETIVO

Mejorar el entorno medioambiental de las empresas e instaurar procedimientos de producción sostenibles, fomentando los compromisos y acuerdos voluntarios, de conformidad con el Sexto Programa de acción en materia de Medio Ambiente.

2) ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, de 17 de julio de 2002: Acuerdos medioambientales a nivel comunitario en el marco del Plan de acción "Simplificar y mejorar el marco regulador" [COM(2002) 412 final - No publicado en el Diario Oficial].

3) SÍNTESIS

El plan de acción "Simplificar y mejorar el marco regulador" [COM(2002) 278 final] fue publicado por la Comisión en junio de 2002. La simplificación y mejora del marco regulador servirán para adaptar la legislación comunitaria al contexto actual de la Unión Europea, a garantizar un nivel elevado de seguridad jurídica y a facilitar el dinamismo de los agentes económicos y sociales.

En el marco del Quinto Programa de acción en materia de Medio Ambiente, la Comisión adoptó ya en 1996 una Comunicación sobre los acuerdos medioambientales [COM(1996) 561 final]. En ella se subrayaban sus ventajas:

  • actitud anticipada de los sectores;
  • soluciones eficaces y adaptadas a la problemática;
  • realización rápida de los objetivos medioambientales.

La Comunicación de 1996 daba prioridad a los acuerdos celebrados a nivel de Estados miembros, mientras que la nueva Comunicación concierne exclusivamente a la utilización de los acuerdos a nivel comunitario.

En la actualidad la Unión pretende fomentar los acuerdos de carácter medioambiental en una serie de ámbitos específicos, tales como la utilización del PVC, la política integrada de productos, la gestión de los residuos y el cambio climático.

Todos los acuerdos medioambientales contemplados en la Comunicación contribuyen a la realización de objetivos de la política de la Unión en el ámbito del medio ambiente. Existen tres tipos diferentes:

  • acuerdos iniciados por las partes interesadas en ámbitos en los que la Comisión no ha legislado ni ha señalado su intención de hacerlo;
  • acuerdos adoptados por las partes interesadas como reacción a la intención de legislar de la Comisión;
  • acuerdos lanzados por iniciativa de la Comisión.

Autorregulación y Corregulación

Los acuerdos medioambientales son prácticas de autorregulación, ya que no son obligatorios a nivel comunitario. Sin embargo, la Comisión puede fomentarlos, reconocerlos (es el caso de la autorregulación) o proponer al legislador que recurra a ellos (es el caso de la corregulación).

La autorregulación concierne a los acuerdos celebrados entre los interlocutores sociales, los agentes económicos, las organizaciones no gubernamentales (ONG) o las diversas asociaciones con el fin de regular y organizar sus actividades. En general, la iniciativa corresponde a las propias partes. Aunque la autorregulación no implica la adopción de un acto legislativo, la Comisión podrá decidir instaurar un sistema de evaluación. Estos acuerdos medioambientales son generalmente reconocidas a nivel comunitario:

  • mediante una recomendación de la Comisión adjunta a la adopción del acuerdo o mediante un canje de notas entre la Comisión y los representantes del sector en el que se reconoce el acuerdo;
  • mediante una recomendación de la Comisión acompañada de una decisión del Consejo y del Parlamento Europeo por el que se instaura un sistema de comprobación y presentación de informes.

La corregulación concierne a los acuerdos celebrados en el marco de un acto legislativo comunitario. En éste último se fijan los objetivos a alcanzar, los plazos que han de respetarse, los mecanismos de control y las sanciones en casos de no observancia. Los detalles de puesta en práctica quedan fijados en los acuerdos. En general, la iniciativa corresponde a la Comisión.

Condiciones

Los acuerdos medioambientales han de respetar:

  • las disposiciones de los Tratados comunitarios (en particular las normas de competencia, de mercado interior y las ayudas estatales de protección del medio ambiente) así como el conjunto de compromisos internacionales contraídos por la Unión;
  • el equilibrio interinstitucional entre la Comisión, el Consejo y el Parlamento;
  • las obligaciones establecidas por la Organización Mundial del Comercio en materia de intercambios multilaterales. Los acuerdos deben permitir la participación de operadores de terceros países;
  • las disposiciones del Convenio de Aarhus;
  • los controles jurisdiccionales nacional y comunitario.

Criterios de evaluación

Además de los objetivos fijados por el Sexto Programa de Acción en materia de Medio Ambiente, los acuerdos deben proporcionar un valor añadido real en lo que se refiere a nivel de protección del medio ambiente. También deben tenerse en cuenta otros criterios:

  • la evaluación de los acuerdos deben tener en cuenta la relación coste/eficacia. El coste administrativo no debe ser más elevado que el de otros instrumentos disponibles;
  • los signatarios de los acuerdos medioambientales deben representar la mayoría del sector económico concernido, ser responsables y estar organizados;
  • los objetivos de los acuerdos deben enunciarse de manera clara e inequívoca. Si el período cubierto por el acuerdo es prolongado, deberán determinarse igualmente objetivos intermedios. Debe ser posible medir el grado de realización mediante unos indicadores fiables;
  • los acuerdos deben ponerse a disposición del público en internet, del mismo modo que los informes y las cuentas correspondientes. Las partes interesadas deben tener la posibilidad de expresar su opinión;
  • los acuerdos medioambientales deben incluir un sistema de comprobación y presentación de informes en relación con la consecución de los objetivos;
  • deben atender a las cuestiones relativas al desarrollo sostenible en la protección de los consumidores.

Procedimientos

La presente Comunicación propone un procedimiento de adopción de acuerdos medioambientales cuando se utilizan como instrumentos de autorregulación. En primer lugar, la Comisión analiza el acuerdo y notifica al Parlamento Europeo y al Consejo su intención de reconocerlo o no reconocerlo. Dicha intención quedará también recogida en su sitio internet para dar al público la posibilidad de dar su opinión. El Consejo del Parlamento Europeo pueden organizar audiciones y campañas de información sobre la cuestión. Una vez recibidos todos los comentarios, especialmente los del Consejo y el Parlamento Europeo, la Comisión decidirá acerca de la pertinencia de reconocer el acuerdo. El texto del acuerdo se publica en el sitio internet de la Comisión, y la recomendación en el Diario Oficial. La Comisión comprobará a continuación que los objetivos del acuerdo sean efectivamente alcanzados y anunciará los resultados de tal comprobación al Consejo, al Parlamento Europeo y a los ciudadanos. Si los objetivos no se hubieran alcanzado la Comisión puede proponer una legislación obligatoria en el ámbito concernido.

Se propone igualmente un procedimiento para los acuerdos medioambientales que actúan como instrumentos de corregulación. Se integrarán todos los elementos clave en el acto jurídico, especialmente los objetivos y los mecanismos de comprobación. Este acto es en primer lugar objeto de consultas entre las partes interesadas, y a continuación es adoptado de acuerdo con el procedimiento de codecisión. El acuerdo y los resultados de las comprobaciones son publicados en el sitio Internet de la Comisión. Si el acuerdo no arrojara los resultados previstos, la Comisión podrá proponer una legislación obligatoria, como el caso de la autorregulación.

 
Última modificación: 10.04.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba