RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Régimen de comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero

La Unión Europea (UE) establece un régimen de comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero con vistas a reducir dichas emisiones en la UE de forma económicamente ventajosa. Con ayuda de este régimen, la UE y los Estados miembros pretenden respetar los compromisos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero contraídos en el marco del Protocolo de Kioto. Las instalaciones que realizan actividades en los sectores de energía, producción y transformación de metales férreos, industrias minerales, fabricación de pasta de papel, papel y cartón están sujetas obligatoriamente a este régimen de comercio de derechos.

ACTO

Directiva 2003/87/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de octubre de 2003, por la que se establece un régimen para el comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero en la Comunidad y por la que se modifica la Directiva 96/61/CE del Consejo [Véanse los actos modificativos].

SÍNTESIS

La presente Directiva tiene por objeto lograr reducciones importantes en las emisiones de gases de efecto invernadero, con el fin de reducir sus efectos en el clima.

Permisos de emisión de gases de efecto invernadero

Desde el 1 de enero de 2005, toda instalación que lleve a cabo alguna de las actividades enumeradas en el anexo I de la Directiva (actividades energéticas, producción y transformación de metales férreos, industrias minerales, fabricación de pasta de papel, papel y cartón) que dé lugar a emisiones especificadas en relación con dicha actividad deberá poseer un permiso expedido a tal efecto por una autoridad competente.

En las solicitudes de permisos de emisión de gases de efecto invernadero constará una descripción de:

  • la instalación y sus actividades, incluida la tecnología utilizada;
  • las materias cuyo uso pueda provocar emisiones de los gases enumerados en el anexo II;
  • las fuentes de emisiones de gases;
  • las medidas previstas para el seguimiento y notificación de las emisiones.

Las autoridades concederán el permiso si consideran que el titular de la instalación es capaz de garantizar el seguimiento y la notificación de las emisiones. El permiso podrá cubrir una o más instalaciones en un mismo emplazamiento operadas por un mismo titular. En el permiso constará:

  • el nombre y la dirección del titular;
  • una descripción de las actividades y emisiones de la instalación;
  • un programa de seguimiento;
  • los requisitos de notificación;
  • la obligación de restituir, en los cuatro primeros meses de cada año, los derechos de emisión equivalentes a las emisiones totales del año precedente.

La autoridad competente revisará, al menos cada cinco años, el permiso de emisión de gases de efecto invernadero, e introducirá las modificaciones oportunas.

Gestión de los derechos

La cantidad de derechos atribuida cada año al conjunto de la Unión Europea (UE) disminuirá de manera lineal a partir de 2013. A partir de ese año, la cantidad total de derechos atribuida al conjunto de la UE se calculará en función de los planes nacionales, aceptados por la Comisión y puestos en práctica entre 2008 y 2012.

Los Estados miembros subastarán todos los derechos que no asignen de forma gratuita. La distribución de los títulos subastados se realizará de acuerdo con las siguientes modalidades:

  • un 88 % se repartirá entre los Estados miembros en función de sus emisiones;
  • un 10 % se destinará a fines solidarios y de crecimiento;
  • un 2 % se repartirá entre los Estados miembros cuyas emisiones de gases de efecto invernadero en 2005 fueran como mínimo un 20 % inferiores al año de referencia de aplicación en virtud del Protocolo de Kioto.

Como mínimo, el 50 % del producto de la subasta de los derechos se utilizará para los siguientes fines:

  • reducción de los gases de efecto invernadero;
  • desarrollo de energías renovables, así como de otras tecnologías que contribuyan a la transición hacia una economía baja en emisiones de carbono;
  • medidas destinadas a evitar la deforestación y a favorecer la forestación y reforestación;
  • captura de carbono mediante silvicultura;
  • captura y almacenamiento geológico;
  • adopción de medios de transporte de bajas emisiones y promoción del transporte público;
  • investigación sobre eficiencia energética y tecnologías limpias;
  • mejora de la eficiencia energética y del aislamiento;
  • cobertura de gastos administrativos derivados de la gestión del sistema comunitario.

Antes del 31 de diciembre de 2010, la Comisión Europea adoptará medidas armonizadas a escala europea relativas a la asignación armonizada de derechos.

Antes del 30 de junio de 2010, la Comisión presentará al Parlamento Europeo y al Consejo un informe analítico en el que se evalúe si determinados sectores o subsectores industriales de alta intensidad energética están expuestos a un riesgo importante de fuga de carbono.

Seguimiento y notificación de las emisiones

Antes del 31 de diciembre de 2011, la Comisión adoptará un Reglamento sobre el seguimiento y la notificación de las emisiones. Dicho Reglamento tendrá en cuenta los conocimientos científicos más precisos y actualizados disponibles.

Los Estados miembros y la Comisión velarán por que todas las decisiones e informes relativos a la cantidad y a la asignación de derechos, así como al seguimiento, la notificación y la verificación de las emisiones, se divulguen inmediatamente de una manera sistemática que garantice un acceso no discriminatorio a tal información.

Verificación y acreditación

A más tardar el 31 de diciembre de 2011, la Comisión deberá proponer un reglamento relativo a la verificación de los informes de emisiones y la acreditación y control de los verificadores. En él se especificarán las condiciones para la acreditación y su retirada, el reconocimiento mutuo y la evaluación inter pares de los organismos de acreditación, según proceda.

Mecanismos basados en proyectos del Protocolo de Kioto

La Directiva 2004/101/CE profundiza el vínculo entre el régimen de comercio de derechos de emisión de la UE y el Protocolo de Kioto, al hacer compatibles con este régimen los mecanismos «basados en proyectos» del Protocolo (la aplicación conjunta y el mecanismo de desarrollo limpio). Así, los titulares podrán utilizar ambos mecanismos en el marco del régimen de comercio de derechos a fin de dar cumplimiento a sus obligaciones. El resultado será una reducción de los costes de cumplimiento de las instalaciones a las que se aplica el régimen.

La presente Directiva reconocía de esta manera la validez de los créditos resultantes de los proyectos de aplicación conjunta (AC) y del mecanismo de desarrollo limpio (MDL) en pie de igualdad con los derechos de emisión, excepción hecha de los generados por instalaciones nucleares y los derivados de la utilización del suelo, el cambio de utilización del suelo y la silvicultura. Les créditos resultantes de los proyectos de AC se denominan «unidades de reducción de emisiones» (URE), en tanto que los créditos resultantes de los proyectos del MDL se denominan «reducciones certificadas de emisiones» (RCE). La Directiva prevé asimismo mecanismos para evitar que las URE o las RCE se contabilicen dos veces cuando derivan de actividades que implican igualmente una reducción o limitación de las emisiones de las instalaciones de conformidad con la Directiva 2003/87/CE.

Registros, informes y acuerdos

La Comisión adoptó el Reglamento (UE) nº 920/2010 para el establecimiento de un régimen de registros normalizados en forma de bases de datos electrónicas que permitan realizar el seguimiento de la expedición, la titularidad, la transferencia y la cancelación de los derechos de emisión y que garanticen igualmente el acceso del público a la información, la confidencialidad y el respeto de las obligaciones derivadas del Protocolo de Kioto.

La Comisión designará a un Administrador Central que llevará un registro independiente en el que se consignarán las expediciones, las transferencias y las cancelaciones de derechos de emisión a nivel comunitario. El Administrador Central controlará, de manera automatizada, cada transacción relativa a derechos de emisión. Si se detectan anomalías, se detendrán las transacciones en cuestión hasta que se hayan resuelto las irregularidades.

Cada Estado miembro presentará cada año a la Comisión un informe sobre la aplicación de la Directiva.

Podrán celebrarse acuerdos para garantizar el reconocimiento de los derechos entre el régimen europeo y otros regímenes obligatorios compatibles de comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, que establezcan límites máximos de emisiones en términos absolutos en cualquier otro país o entidad subfederal o regional. Podrán celebrarse acuerdos no vinculantes con terceros países o entidades subfederales o regionales para la coordinación técnica y administrativa en relación con los derechos de emisión en el régimen europeo o en otros regímenes de comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero con límites máximos de emisión en términos absolutos.

Adaptaciones aplicables después de la aprobación por la Comunidad de un acuerdo internacional sobre el cambio climático

La firma de un acuerdo de este tipo implica que los Estados miembros deben reducir los gases de efecto invernadero en más del 20 %, con respecto a los niveles registrados en 1990, según lo dispuesto en el compromiso de reducción del 30 % aprobado por el Consejo Europeo en marzo de 2007. En esta línea, la Comisión se compromete a presentar un informe que evalúe los siguientes elementos:

  • las medidas tomadas a nivel internacional;
  • las acciones que deben emprenderse para lograr una reducción del 30 % en las emisiones de gases de efecto invernadero;
  • los riesgos de fugas de carbono en el contexto de la competitividad de las empresas;
  • las repercusiones de este acuerdo en otros sectores económicos;
  • la incidencia en el sector agrícola;
  • la forestación, reforestación y deforestación, así como el deterioro de las masas boscosas.

Se permite utilizar los créditos previstos por la presente Directiva, así como las RCE (reducciones certificadas de emisiones) y las URE (unidades de reducción de emisiones), u otros créditos aprobados procedentes de terceros países que hayan ratificado el acuerdo internacional.

Contexto

La aprobación del Protocolo de Kioto por la Comunidad y sus Estados miembros en 2002 compromete a estos a una reducción del 8 % de las emisiones de gases de efecto invernadero para el período comprendido entre 2008 y 2012 respecto a los niveles de 1990. La presente Directiva, al establecer un mercado de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, ayuda a la UE y a los Estados miembros a respetar el compromiso asumido en el marco del Protocolo de Kioto de manera eficaz y respetuosa del desarrollo económico y el empleo.

En marzo de 2007, el Consejo Europeo aprobó el objetivo de reducir un 30 % las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2020 respecto a los niveles de 1990, como su contribución a un acuerdo para después de 2012, siempre que otros países desarrollados se comprometieran a llevar a cabo reducciones comparables de las emisiones en función de sus responsabilidades y capacidades respectivas. La UE tiene el firme compromiso de reducir al menos en un 20 % las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2020 respecto a los niveles de 1990. En octubre de 2009, el Consejo Europeo respaldó el objetivo de reducir las emisiones entre un 80 y un 95 % de aquí a 2050 respecto a los niveles de 1990, en el marco de la Directiva IPPC. La Conferencia de Copenhague celebrada del 7 al 18 de diciembre de 2009 se inscribe asimismo en estos objetivos.

REFERENCIAS

Acto Entrada en vigor Plazo de transposición en los Estados miembros Diario Oficial

Directiva 2003/87/CE

25.10.2003

31.12.2003

DO L 275 de 25.10.2003

Acto(s) modificativo(s) Entrada en vigor Plazo de transposición en los Estados miembros Diario Oficial

Directiva 2004/101/CE

13.11.2004

13.11.2005

DO L 338 de 13.11.2004

Directiva 2008/101/CE

2.2.2009

2.2.2010

DO L 8 de 13.1.2009

Directiva 2009/29/CE

25.6.2009

31.12.2012

DO L 140 de 5.6.2009

Reglamento (CE) nº 219/2009

20.4.2009

-

DO L 87 de 31.3.2009

Las modificaciones y correcciones sucesivas de la Directiva 2003/87/CE se han integrado en el texto de base. La versión consolidada tiene un valor meramente documental.

ACTOS CONEXOS

Reglamento (UE) nº 1031/2010 de la Comisión de 12 de noviembre de 2010 sobre el calendario, la gestión y otros aspectos de las subastas de los derechos de emisión de gases de efecto invernadero con arreglo a la Directiva 2003/87/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, por la que se establece un régimen para el comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero en la Comunidad [Diario Oficial L 302 de 18.11.2010].

Decisión 2007/589/CE de la Comisión, de 18 de julio de 2007, por la que se establecen directrices para el seguimiento y la notificación de las emisiones de gases de efecto invernadero de conformidad con la Directiva 2003/87/CE del Parlamento Europeo y del Consejo [Diario Oficial L 229 de 31.8.2007].
Los doce anexos de esta Decisión contienen directrices relativas al seguimiento y la notificación de las emisiones de gases de efecto invernadero. El anexo I presenta las directrices generales, mientras que los anexos II a XI ofrecen directrices suplementarias referentes a actividades específicas. El anexo XII contiene directrices sobre los sistemas de medición continua de emisiones de gases de efecto invernadero. Mediante este conjunto de directrices se pretende garantizar la regularidad y la precisión en el seguimiento y la notificación de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Comunidad. Su aplicación queda además facilitada para las instalaciones cuyas emisiones medias notificadas y verificadas hayan sido inferiores a 25 000 toneladas anuales de CO2 de origen fósil en el período de comercio precedente.

Decisión 2006/780/CE de la Comisión, de 16 de noviembre de 2006, relativa a la forma de evitar el doble cómputo de las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero en el régimen comunitario de comercio de derechos de emisión en relación con actividades de proyectos derivados del protocolo de Kioto de conformidad con la Directiva 2003/87/CE [Diario Oficial L 316 de 16.11.2006].

Última modificación: 05.04.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba