RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Poner la investigación y la innovación al servicio del crecimiento y el empleo

Archivos

Convertir a la Unión Europea (UE) en una economía dinámica basada en el conocimiento es la estrategia común que propone la Comisión Europea. La presente Comunicación precisa las acciones que deben emprenderse, tanto a nivel europeo como nacional, en los ámbitos de la investigación y la innovación desde el punto de vista de las políticas, la financiación y la gestión empresarial. Describe también los compromisos y las medidas que figuran en el programa comunitario de la Estrategia de Lisboa (PCL).

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 12 de octubre de 2005, «Más investigación e innovación - Invertir en el crecimiento y el empleo» [COM (2005) 488 final - Diario Oficial C 49 de 28.2.2006].

SÍNTESIS

El objetivo fijado por el Consejo Europeo de Barcelona de 2002 era claro: aumentar la inversión global en investigación en la UE desde el 1,9 % del PIB hasta cerca del 3 % para el año 2010. Este objetivo del 3 % y el plan de acción correspondiente han tenido un efecto movilizador en los Estados miembros: en efecto, la mayoría de ellos ha fijado objetivos que, de alcanzarse, aumentarán la inversión en investigación dentro de la UE hasta el 2,6 % del PIB de aquí a 2010.

No obstante, en vez de aumentar, lo cierto es que el esfuerzo en investigación de la UE prácticamente se ha estancado. En la mayoría de los Estados miembros, la progresión de las inversiones públicas y privadas en este ámbito es insuficiente. Del mismo modo, la diversidad y la ambición de las iniciativas políticas distan mucho de lo que exigen los objetivos nacionales. En cuanto al objetivo global, el balance es más bien decepcionante.

A escala mundial, la UE se enfrenta a la competencia de países como Estados Unidos, Japón, China, India o Brasil. En tales circunstancias, le resulta difícil atraer inversiones en los ámbitos de la investigación y la innovación.

Objetivos

Para poner decididamente el conocimiento y la innovación al servicio del crecimiento, la Comisión y los Estados miembros deben desplegar sus esfuerzos en cuatro frentes:

  • las políticas de la UE;
  • la financiación europea;
  • las empresas;
  • las políticas de investigación e innovación.

Las políticas de la UE al servicio de la investigación y la innovación

En esta Comunicación, la Comisión destaca la necesidad de que la UE establezca un «entorno normativo previsible y favorable» para la investigación y la innovación. El objetivo es armonizar todas las políticas a escala nacional y comunitaria con el fin de apoyar la investigación y la innovación.

Las ayudas estatales constituyen una herramienta política indispensable para el desarrollo de la investigación y la innovación. Con el fin de mantener y optimizar sus efectos, la Comisión ha publicado recientemente un documento de consulta sobre las ayudas estatales a la innovación. El documento contiene propuestas concretas destinadas a regular mejor estas ayudas a escala comunitaria y a aumentar de este modo las posibilidades de financiación y la seguridad jurídica. La promoción de la innovación ecológica también forma parte de los objetivos de la Comisión.

Otro aspecto esencial en relación con la investigación y la innovación es la protección de la propiedad intelectual (PI). La mayoría de las empresas de alta tecnología la consideran, en efecto, su capital más valioso. Por tanto, para atraer a estas empresas, la UE necesita contar con un sistema de protección adaptado. A este respecto, la introducción de la marca comunitaria y de la regulación sobre dibujos y modelos comunitarios representan grandes avances en esta dirección.

Por otra parte, la Comisión ha decidido reforzar los servicios existentes de información y de apoyo, como el Servicio de Asistencia sobre Derechos de Propiedad Intelectual « IPR Helpdesk », e intensificar la cooperación entre las agencias nacionales competentes en materia de propiedad intelectual. En 2006, la Comisión ha previsto entablar un diálogo con la industria y otras partes interesadas, con el fin de determinar si se requieren mayores esfuerzos para que la industria europea se dote de un marco sólido de derechos de propiedad intelectual.

Asimismo, la UE se enfrenta al reto de atraer a más investigadores. En este sentido, el objetivo es crear un mercado laboral europeo abierto y competitivo para los investigadores, valorizando la diversificación de las competencias y los currículos profesionales a nivel transnacional. Pese a los progresos realizados a nivel nacional y europeo, la movilidad sigue siendo fuente de dificultades para los investigadores, en particular, desde el punto de vista jurídico, administrativo e informativo. Para aportar soluciones a estas dificultades, la Comisión:

  • proseguirá la aplicación y el desarrollo de medidas que permitan salvar los obstáculos persistentes que afrontan los investigadores que se desplazan (en cooperación con los Estados miembros);
  • fomentará la mejora de la imagen de los investigadores e incitará a los Estados miembros a que adopten este mismo proceder.

Por otra parte, la Comisión prevé publicar un «Manual sobre contratación pública e investigación e innovación», con el fin de aumentar el grado de concienciación sobre los beneficios de reorientar la contratación pública para estimular la investigación y la innovación. En particular, se darán a conocer las posibilidades que ofrece la legislación comunitaria sobre contratación pública.

Por último, la Comisión prevé proponer orientaciones que favorezcan una utilización óptima de los incentivos fiscales para la investigación y el desarrollo.

Así pues, para fomentar la investigación y la innovación, se anima a los Estados miembros a:

  • transponer la legislación comunitaria en este sentido;
  • aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece el nuevo marco reglamentario;
  • adoptar la patente comunitaria y, mientras tanto, mejorar el sistema actual;
  • apoyar las acciones de la Comisión relativas a los recursos humanos en el ámbito de la investigación;
  • contemplar la revisión de las prácticas en materia de contratación pública mediante el aprendizaje mutuo y utilizar las posibilidades que brinda la nueva legislación;
  • aplicar, de manera voluntaria, las futuras orientaciones teniendo en cuenta los contextos nacionales.

Investigación, innovación y financiación europea

Los programas de ayudas públicas son indispensables para la investigación y la innovación. Por tanto, debe concederse mayor prioridad a este ámbito al asignar el gasto público en todos los niveles. Del mismo modo, conviene utilizar mejor los distintos mecanismos de ayuda pública para impulsar la inversión privada: subvenciones, instrumentos de capital, sistemas de garantía y otros mecanismos de distribución del riesgo.

En este sentido, la Comisión ha establecido o propuesto varios instrumentos:

En términos de financiación, ya se ha hecho un esfuerzo importante durante el período de programación 2000-2006, pero siguen siendo necesarios más esfuerzos, tanto a nivel europeo como nacional.

A nivel europeo, la Comisión:

  • impulsará, en particular a través de las « Directrices estratégicas comunitarias en materia de cohesión », la utilización de los Fondos Estructurales para estimular la investigación y la innovación; esfuerzos similares se han llevado a cabo en el marco del Fondo Social Europeo;
  • promoverá un mejor acceso de las PYME innovadoras a la financiación;
  • apoyará el desarrollo de nuevas tecnologías y su adopción por el mercado;
  • movilizará los programas nacionales y regionales de investigación e innovación, así como otras fuentes de financiación.

A nivel nacional, el objetivo será:

  • adoptar las propuestas de la Comisión sobre los Fondos de Cohesión y Estructurales;
  • aprovechar plenamente el amplio abanico de oportunidades que ofrecen estos Fondos y el Fondo de Desarrollo Rural, en el ámbito de la investigación y la innovación;
  • aprovechar plenamente los instrumentos de capital y garantía;
  • comprometer a los medios financieros para que faciliten el acceso a la financiación;
  • aprovechar al máximo los programas comunitarios de ayuda para fomentar la cooperación trasnacional.

La investigación y la innovación: factores clave para las empresas

La investigación y la innovación contribuyen al crecimiento y a la riqueza de las empresas, sobre todo cuando éstas se constituyen en clusters * o en redes. Para mantener la colaboración entre investigación e industria, conviene fomentar distintas iniciativas tanto a nivel europeo como en los Estados miembros.

Con el fin de responder a la fragmentación actual del sistema europeo de investigación e innovación, se ha previsto:

  • definir y aplicar directrices de la UE para reforzar la colaboración y la transferencia de conocimientos entre el mundo de la investigación y la industria;
  • promover los polos de innovación, las agrupaciones orientadas hacia el conocimiento y los clusters industriales;
  • utilizar plenamente los Fondos Estructurales para el desarrollo de polos de innovación y participar en iniciativas de la UE en favor de los clusters * y su puesta en red (Europa-INNOVA, «Regiones del conocimiento»);
  • prestar servicios específicos de ayuda a las empresas, en particular a las PYME;
  • utilizar plenamente los Fondos Estructurales y la red de Centros de Enlace para la Innovación;
  • fomentar las sinergias con otras redes de ayuda a las empresas (Euro Info Centres);
  • favorecer las buenas prácticas en materia de gestión de la innovación, mediante la creación de nuevas herramientas de autoevaluación y de un nuevo premio europeo a la innovación;
  • definir y aplicar una estrategia y distintas maneras de promover servicios innovadores europeos;
  • establecer un sistema europeo de seguimiento de la investigación e innovación industriales, con el fin de mejorar el control y el análisis de las inversiones privadas en investigación e innovación a nivel sectorial;
  • tener en cuenta los resultados del control y del análisis a escala de la UE.

Mejores políticas de investigación y de innovación

Ante la heterogeneidad de los sistemas (nacionales y regionales) de investigación e innovación, que mina su eficacia, las regiones, los Estados miembros y las instituciones europeas deben elaborar políticas coherentes y complementarias. Esta iniciativa se inscribe en la Estrategia de Lisboa revisada.

Concretamente, deben adoptarse las medidas siguientes:

  • supervisión y apoyo de la Comisión al desarrollo de las políticas nacionales de investigación e innovación;
  • aplicación adaptada de los programas nacionales de reformas (PNR) por parte de los Estados miembros;
  • continuación por parte de la Comisión, en asociación con los Estados miembros, de la elaboración y explotación de los instrumentos de análisis de las políticas, como el Esquema orientativo de la innovación en Europa («European Trend Chart on Innovation») y el sistema integrado de información sobre las políticas nacionales de investigación (ERAWATCH);
  • puesta a disposición y recurso a plataformas europeas de aprendizaje y coordinación de las políticas, en particular, coordinación de las políticas de investigación bajo los auspicios del Comité de investigación científica y técnica (CREST);
  • por último, refuerzo de la cooperación política transnacional.

Contexto

La presente Comunicación es fruto de la nueva Asociación de Lisboa para el crecimiento y el empleo, que señala el conocimiento y la innovación como uno de los tres ámbitos principales de acción. En ella se especifican las acciones que deben realizarse en este ámbito, de conformidad con la nueva asociación entre la Comunidad y los Estados miembros basada en las directrices integradas (DI) para la preparación de los programas nacionales de reformas (PNR) y en el programa comunitario sobre la estrategia de Lisboa (PCL).

Términos clave del acto
Cluster: se utiliza el término «cluster» para designar un lugar (geográfico) que presenta una concentración superior a lo normal de empresas industriales y organismos de investigación y enseñanza superior, activos en un ámbito particular a un nivel internacional o destinado a alcanzarlo rápidamente. Cada cluster se ve reforzado por la presencia de capital riesgo y el apoyo del Estado y las entidades territoriales.

ACTOS CONEXOS

Comunicación al Consejo Europeo de primavera, de 2 de febrero de 2005, «Trabajando juntos por el crecimiento y el empleo - Relanzamiento de la estrategia de Lisboa» [COM (2005) 24 final - no publicada en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión, de 4 de junio de 2003, «Invertir en investigación: un plan de acción para Europa» [COM (2003) 226 final - no publicada en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión, de 11 de marzo de 2003, « Política de innovación: actualizar el enfoque de la Unión en el contexto de la estrategia de Lisboa » [COM (2003) 112 final - no publicada en el Diario Oficial].

 
Última modificación: 06.06.2006
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba