RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


El futuro de la industria textil después de 2005

Para prepararse a la supresión, el 1 de enero de 2005, de los contingentes aplicados a las importaciones, la Comisión Europea constituyó un grupo de alto nivel encargado de proponer recomendaciones para mejorar la competitividad de la industria textil europea. En esta Comunicación, la Comisión examina varias acciones concretas recomendadas por el grupo de alto nivel y saca las conclusiones oportunas.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 13 de octubre de 2004, «El sector textil y de la confección después de 2005 - Recomendaciones del grupo de alto nivel sobre el sector textil y de la confección» [COM (2004) 668 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El Acuerdo sobre los Textiles y el Vestido de la OMC y todas las restricciones de las importaciones de productos textiles y prendas de vestir aplicadas al amparo de dicho Acuerdo expiraron el 1 de enero de 2005. A principios de 2004, para prepararse a dicha expiración, la Comisión creó un grupo de alto nivel sobre el sector textil y de la confección. El grupo, compuesto de representantes de la Comisión y del Parlamento Europeo, de algunos Estados miembros, de los empresarios, de los minoristas e importadores, de las asociaciones comerciales europeas, de los sindicatos y de asociaciones locales del sector textil y la confección, tenía por misión proponer recomendaciones para mejorar la competitividad y la adaptación del sector a los futuros retos.

El sector textil ha sufrido una difícil situación económica. La producción y el empleo disminuyeron ostensiblemente entre 2000 y 2003. La Unión Europea (UE) ha perdido terreno en sus principales mercados de exportación y el tipo de cambio del dólar y el euro ha restado competitividad a sus productos. Por último, el desarrollo de la zona Euro-Med y la anticipación de la eliminación de los contingentes han provocado deslocalizaciones.

El grupo de alto nivel presentó sus primeras recomendaciones (EN ) el 30 de junio de 2004. En su Comunicación, la Comisión examina esas recomendaciones, distribuidas en cinco ámbitos.

Investigación e innovación

En el ámbito de la investigación y el desarrollo, la Comisión ha aprobado varias iniciativas propuestas por el grupo de alto nivel, como la creación de una plataforma tecnológica europea sobre la industria textil y la confección. Por otro lado, ha invitado al sector a participar en programas comunitarios en ese ámbito, por ejemplo en el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo o en el Programa Marco para la Innovación y la Competitividad. El sector textil puede mejorar también la gestión de su cadena de aprovisionamiento gracias a las iniciativas destinadas a desarrollar las tecnologías de la sociedad de la información.

Educación, formación y empleo

La Comisión ha destacado la importancia del diálogo social para impulsar las reformas en este ámbito. Al igual que el grupo de alto nivel, ha notado la necesidad de aplicar una estrategia europea de formación permanente para el sector textil y de garantizar una mejor concordancia entre la oferta y la demanda de formación. Asimismo, ha destacado los programas europeos que ofrecen posibilidades de financiación en este ámbito, como Leonardo da Vinci y algunas disposiciones del Fondo Social Europeo.

Otras cuestiones vinculadas a la competitividad

La Comisión ha evaluado varias cuestiones relacionadas con la competitividad, entre ellas las siguientes:

  • REACH (DE) (EN) (FR): la industria textil es una gran consumidora de productos químicos, razón por la cual la Comisión ha decidido examinar el impacto de la política sobre sustancias químicas en este sector;
  • los derechos de propiedad intelectual (DPI): hacer respetar los DPI en los terceros países, sensibilizar a los titulares de derechos sobre los problemas de la falsificación y combatir la falsificación y la piratería son los objetivos de la Comisión, que tiene previsto crear un sitio Internet sobre los DPI y organizar seminarios y reuniones de creación de redes;
  • el acceso a la financiación: las pequeñas y medianas empresas (PYME) tienen muchas dificultades para acceder a los créditos, por lo que se han creado varios instrumentos financieros comunitarios, como el plan de acción para los servicios financieros, que permite contribuir a la financiación de las PYME.

Aspectos regionales

En el ámbito de la política regional, la Comisión no recomienda un enfoque sectorial. Sin embargo, es necesario anticipar las evoluciones del sector y establecer programas adecuados para atenuar las consecuencias socioeconómicas en las regiones donde domina el sector textil. Los Estados miembros deben, además, reservar el 1 % de la contribución anual a los Fondos Estructurales para el objetivo «Convergencia» y el 3 % para el objetivo «Competitividad regional y empleo» con el fin de hacer frente a crisis locales o sectoriales de carácter imprevisto vinculadas a la reestructuración económica y social o a las consecuencias de la liberalización del comercio.

Cuestiones de política comercial

En materia de política comercial, la Comisión ha examinado cuatro cuestiones fundamentales para la competitividad de las empresas textiles europeas:

  • la realización de la zona euromediterránea: la entrada en vigor de la zona de libre comercio euromediterránea es decisiva para el sector textil, puesto que permitirá mantener el conjunto de la cadena de producción próxima al mercado europeo y, por lo tanto, obtener ganancias en cuanto a costes, calidad y proximidad; la Comisión se concentra, pues, en la celebración de los acuerdos de libre comercio entre los países interesados;
  • el acceso a los mercados: la Comisión prosigue la apertura de los mercados y, al mismo tiempo, promueve condiciones de competencia equitativa, especialmente en el marco de las negociaciones del Programa de Doha; asimismo, sigue pidiendo a los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que reduzcan sus aranceles aduaneros al nivel más bajo posible y eliminen las barreras no arancelarias;
  • las importaciones chinas: la Comisión ha sugerido la supervisión de las importaciones chinas a través de las declaraciones de aduana, y ha tomado ya la iniciativa de entablar un intenso diálogo con las autoridades chinas responsables;
  • los instrumentos de defensa comercial: la Comisión ha establecido directrices, especialmente en materia de aplicación de cláusulas de salvaguardia, y se ha propuesto facilitar el uso de los instrumentos de defensa comercial existentes.

La Comisión ha destacado como conclusión que el conjunto de estas acciones debe completarse con iniciativas a nivel nacional y regional. Por otro lado, para observar las consecuencias de la supresión de los contingentes, la Comisión ha recomendado al grupo de alto nivel que prosiguiera sus tareas.

Evolución posterior

El grupo de alto nivel ha seguido reuniéndose después de la supresión de los contingentes. En particular, ha expresado su apoyo al Acuerdo de Shanghai de 10 de junio de 2005, en el que estaba previsto un período de adaptación de tres años durante el cual se limitaría la tasa de crecimiento de las importaciones de algunas categorías de textiles procedentes de China. Tras una crisis provocada por los productos textiles chinos bloqueados en los puertos europeos después de que se superaran los contingentes de importación, la UE y China llegaron a un acuerdo el 5 de septiembre de 2005 para desbloquear las importaciones de productos textiles chinos.

El 18 de septiembre de 2006, el grupo de alto nivel adoptó un informe de seguimiento titulado «Textile et habillement européens dans un environnement sans quotas» (El sector europeo del textil y la confección en un entorno sin contingentes (EN ). En dicho informe se concluyó que la oleada de importaciones a muy bajo precio procedentes de Asia no había alcanzado la magnitud que tanto se temía, y se consideró que la UE conservaría su avance tecnológico como mínimo hasta 2020. Sin embargo, el sector necesita una reestructuración radical. El grupo de alto nivel recomendó a las empresas que cooperaran más, crearan grupos de empresas de gran envergadura y centraran sus esfuerzos en la innovación y el desarrollo.

Aunque las actividades del grupo de alto nivel sobre el sector textil y de la confección hayan concluido formalmente en septiembre de 2006, sus miembros destacaron la importancia de seguir vigilando el desarrollo del sector y de hacer balance, en 2007, de los avances de la aplicación de las acciones recomendadas.

Última modificación: 26.09.2007

Véase también

Para más información sobre la política industrial europea relativa al sector textil, consúltese la página «Textil y confección» del sitio web de la Dirección General de Empresa e Industria.

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba