RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Morosidad

Archivos

La presente directiva busca incitar a las empresas y autoridades públicas a respetar los plazos de pago en las transacciones comerciales para no afectar al mercado único.

ACTO

Directiva 200/35/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 29 de junio de 2000 por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.

SÍNTESIS

La directiva pretende luchar contra la morosidad en las operaciones comerciales en la Unión Europea estableciendo unas exigencias mínimas comunes, que respeten los principios de subsidiariedad y de proporcionalidad con los Estados miembros. Todos los Estados miembros ya deberían respetar estas exigencias mínimas sin perjuicio de las medidas nacionales existentes.

Los retrasos de pago constituyen un obstáculo importante al mercado único que puede generar importantes distorsiones de la competencia. Los costes administrativos y financieros derivados de ellos inciden negativamente en los intercambios transfronterizos. Además, en este contexto, las pequeñas y medianas empresas (PYME) y el sector de la artesanía son los más vulnerables

La directiva se aplica a todas las deudas derivadas de transacciones comerciales *. Se aplica tanto a las empresas * como a las administraciones públicas.

La morosidad se cuenta a partir del día siguiente al vencimiento previsto para el pago. El vencimiento será, en principio, de 30 días a partir de la fecha de recepción a la factura o, en ausencia de factura, a partir de la fecha de recepción de las mercancías o servicios, salvo decisión expresa de los contratistas. No obstante, todo acuerdo sobre la fecha de pago deberá respetar las exigencias mínimas establecidas por la directiva a menos que sea manifiestamente abusivo. El plazo podrá ser de un máximo de 60 días para ciertos contratos determinados específicamente por la legislación nacional.

Pasado este plazo, el acreedor tendrá derecho a reclamar intereses de demora sobre los pagos pendientes. El tipo legal aplicable corresponderá al tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo a sus operaciones principales de refinanciación *, más, como mínimo, siete puntos porcentuales. En cualquier caso, la compensación por todos los gastos de cobro deberá ser razonable.

La transferencia de la propiedad de los bienes también podrá retrasarse hasta que se produzca el pago efectivo si así lo contempla expresamente el contrato (principio de la «reserva de dominio»).

Además, deberá iniciarse un procedimiento acelerado en forma de título ejecutivo * para el acreedor destinado al cobro de las deudas no impugnadas en caso de que introduzca un recurso jurisdiccional contra el deudor. Se aplicará en un plazo máximo de 90 días tras la introducción del recurso.

Términos clave del acto
Operaciones comerciales: las realizadas entre empresas o entre empresas y poderes públicos que den lugar a la entrega de bienes o a la prestación de servicios a cambio de una contraprestación.
Empresa: cualquier organización que actúe en ejercicio de su actividad independiente económica o profesional, incluso si dicha actividad la lleva a cabo una única persona.
Tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo a sus operaciones principales de refinanciación: el tipo de interés aplicado a tales operaciones en caso de subastas a tipo fijo. En el caso de que se efectuara una operación principal de refinanciación con arreglo a un procedimiento de subasta a tipo variable, este tipo de interés se referirá al tipo de interés marginal resultante de esa subasta. Todo ello se aplicará tanto a las subastas a tipo fijo como a las subastas a tipo variable.
Título ejecutivo: toda decisión, sentencia u orden de pago, ya sea de pago inmediato o de pago a plazos, dictada por un tribunal u otra autoridad competente, que permita al acreedor obtener mediante ejecución forzosa el cobro del título de crédito que ostente frente al deudor; incluirá las decisiones, sentencias u órdenes de pago que sean ejecutivas provisionalmente y que conserven su carácter ejecutivo aun en el caso de que el deudor las recurra.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorTransposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 2000/35/CE [adopción: Codecisión COD/1998/0099] 8.8.20008.8.2002
Diez nuevos Estados miembros
1.5.2004
DO L 200 de 8.8.2000
Última modificación: 07.07.2005
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba