RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


«Small Business Act» para las PYME europeas

El Small Business Act (SBA), o ley de las pequeñas y medianas empresas (PYME), establece un marco estratégico que debe permitir explotar mejor el potencial de crecimiento y de innovación de las PYME. Esto debería promover la competitividad sostenible de la Unión Europea (UE) y su transición hacia una economía del conocimiento.

ACTO

Comunicación de la Comisión Europea al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones de 25 de junio de 2008 denominada "Pensar primero a pequeña escala" "Small Business Act" para Europa: iniciativa en favor de las pequeñas empresas” [COM(2008) 394 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La iniciativa denominada «Small Business Act» (SBA) para Europa tiene por objeto crear unas condiciones favorables para el crecimiento y la competitividad sostenida de las pequeñas y medianas empresas (PYME) europeas. Las políticas comunitarias y nacionales deben tener más en consideración el papel de las PYME en el crecimiento económico y la creación de empleo.

El SBA se basa en diez principios orientados a definir las políticas comunitarias y nacionales, y en medidas prácticas para su aplicación.

Desarrollo de un marco favorable para los empresarios para facilitar la creación de PYME, en particular, por parte de las mujeres y los inmigrantes, y fomentar la transmisión de empresas, especialmente de PYME familiares.

La Comisión debe promover la cultura empresarial, en especial mediante la creación de redes de empresas y el intercambio de experiencias. Los Estados miembros deben adoptar medidas en materia de enseñanza, formación, fiscalidad y asistencia a empresarios.

Apoyo a los empresarios de buena fe que quieran volver a iniciar una actividad después de una declaración de quiebra.

La Comisión impulsa el desarrollo de una «política de segunda oportunidad». Desde esta perspectiva, los Estados miembros deben establecer sistemas de apoyo y limitar la duración de los procedimientos de liquidación tras una quiebra no fraudulenta.

Planteamiento de la normativa según el principio «pensar primero a pequeña escala»

Antes de adoptar nuevas normativas, la Comisión y los Estados miembros deben evaluar su impacto realizando una «prueba de las PYME» y llevar a cabo consultas con las partes interesadas. Se deberán contemplar medidas específicas para las pequeñas empresas y microempresas en materia de información y declaración.

Adaptación de las administraciones públicas a las necesidades de las PYME y eliminación de los obstáculos administrativos.

Los Estados miembros deben recurrir con mayor frecuencia a procedimientos simplificados, a la administración en línea y al sistema de ventanilla única. Se comprometen a acelerar los procedimientos de creación de empresas y de actividades comerciales.

Adaptación de los instrumentos de los poderes públicos en materia de adjudicación de contratos públicos y de concesión de ayudas estatales.

La Comisión debe presentar un código de buenas prácticas  para los poderes adjudicadores de contratos públicos y un vademécum sobre las ayudas estatales para las PYME. Los Estados miembros deben adoptar medidas específicas para las PYME e informarles mejor sobre las opciones existentes.

Recurso a tipos de financiaciones diversificadas, como el capital de riesgo, el microcrédito o la financiación mezzanine.

La Comisión debe crear condiciones favorables a las inversiones, especialmente a escala transfronteriza. Los Estados miembros deben lanzar nuevos programas de incentivación, utilizando las posibilidades que ofrecen los fondos comunitarios, como el Programa marco para la innovación y la competitividad 2007-2013 (PIC), los programas de la política de cohesión y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

Adaptación de la política del mercado interior a las características de las PYME, y mejora de su gobernanza y visibilidad.

La Comisión debe garantizar que las PYME tengan acceso a las oportunidades que ofrece el mercado común, en particular mediante los sistemas de patentes y de marca comunitaria. Asimismo, los Estados miembros deben velar por el cumplimiento del principio de reconocimiento mutuo y el correcto funcionamiento de la red SOLVIT.

Refuerzo del potencial de innovación, investigación y desarrollo de las PYME, en particular mediante la adquisición de la cualificación necesaria por los empresarios y su personal, la agrupación de las empresas en clusters y la coordinación de iniciativas nacionales.

La Comisión debe apoyar la participación de las PYME en programas comunitarios, como el programa Leonardo Da Vinci para la movilidad de los estudiantes y el Programa marco de investigación y desarrollo (PCRD). Debe facilitar el acceso de las PYME a las ayudas estatales.

Transformación de los desafíos medioambientales en oportunidades, en lo relativo a la producción y comercialización de bienes y servicios.

En especial, la Comisión debe facilitar el acceso al Sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS). Los Estados incentivarán a las PYME para que desarrollen nuevos productos y servicios respetuosos con el medio ambiente y adopten sistemas de gestión ecoeficaces.

Apertura de las PYME a los mercados exteriores

Las PYME deben estar mejor orientadas para superar los obstáculos al comercio con los países terceros y, en particular, con los países emergentes. En este sentido, la Comisión crea centros europeos de empresas a escala internacional empezando por China e India, y apoya la apertura de mercados de contratación privada y pública de los países terceros.

Propuestas legislativas

El SBA también prevé un conjunto de nuevas disposiciones legislativas para dar respuesta a las necesidades de las PYME. Estas propuestas sobre las posibilidades para las PYME en materia de ayudas estatales compatibles con el mercado común, el Estatuto de la Sociedad Anónima Europea (SPE), la reducción de determinados tipos de IVA, la simplificación y la armonización de las normas de facturación, así como la disminución de la morosidad.

Contexto

El entorno empresarial para las PYME ha sido objeto de mejoras, en especial mediante la creación de instrumentos políticos europeos, como la política moderna para las PYME y laCarta Europea de la Pequeña Empresa. Sin embargo, se debe aportar una respuesta política adecuada en el marco de nuevos cambios económicos, en especial debido a la crisis financiera mundial y a su impacto sobre la economía real.

El Small Business Act se aprobó formalmente en las conclusiones del Consejo de Competitividad de 1 y 2 de diciembre de 2008.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones Revisión de la «Small Business Act» para Europa [COM(2011) 78 final - no publicado en el Diario Oficial].

Última modificación: 31.08.2011

Véase también

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba