RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Rumanía

Archivos

REFERENCIAS

Dictamen de la Comisión [COM(1997) 2003 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(1998) 702 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(1999) 510 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2000) 710 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [SEC(2001) 1753 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2002) 700 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2003) 676 final - SEC(2003) 1211 - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2004) 657 final - SEC(2004) 1200 - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2005) 534 final - SEC(2005) 1354 - No publicado en el Diario Oficial]
Tratado de adhesión a la Unión Europea [Diario Oficial L 157 de 21.6.2005]

SÍNTESIS

La Comisión Europea, en su dictamen de julio de 1997, consideraba que Rumanía había avanzado bastante en el proceso de acercamiento de su legislación en materia de protección de los consumidores al acervo comunitario. Si bien seguía siendo necesario introducir algunas modificaciones o elaborar nuevos proyectos de ley, la Comisión afirmaba que Rumanía cumplía casi por completo la normativa de la Unión Europea en materia de protección de los consumidores, aunque reconocía que en el momento de la aplicación efectiva del acervo comunitario podían surgir problemas.
En el informe de noviembre de 1998, se dejaba constancia de la ausencia de progresos en este ámbito, en particular en lo concerniente a la transposición del acervo comunitario. Asimismo, se consideraba necesario realizar esfuerzos para fortalecer las estructuras institucionales responsables de la aplicación de la legislación.
En su informe de octubre de 1999, la Comisión señalaba que sólo se habían observado pequeños avances, en particular gracias a la transposición de dos directivas, y hacía hincapié en que seguían siendo necesarios grandes esfuerzos.
El informe de octubre de 2002 destacaba que, en los tres años anteriores, Rumanía había logrado importantes avances en materia de transposición y había continuado a buen ritmo el trabajo de traducción del acervo.
En su informe de octubre de 2003, la Comisión señalaba que las negociaciones sobre este capítulo se habían cerrado de manera provisional y que Rumanía no había solicitado disposiciones transitorias en este ámbito. Destacaba, además, que Rumanía debía seguir adelante con la transposición del acervo relativo a las acciones de vigilancia del mercado y de ámbitos no relacionados con la seguridad, como las garantías y el crédito al consumo.
El informe de octubre de 2004 señalaba que Rumanía había realizado grandes progresos en la transposición del acervo relativo a las medidas no relacionadas con la seguridad, pero que todavía tenía que incorporar el acervo sobre vigilancia del mercado, que había mejorado gracias a la coordinación de las acciones de control entre autoridades competentes.
En el informe de octubre de 2005 se indicaba que ya sólo quedaba por mejorar la vigilancia del mercado en cuanto a la capacidad administrativa para su implantación. Además, se animaba a Rumanía a mantener sus esfuerzos en favor de las asociaciones de defensa del consumidor.
El Tratado de adhesión se firmó el 25 de abril de 2005, y la adhesión se produjo el 1 de enero de 2007

ACERVO COMUNITARIO

El acervo comunitario abarca la protección de los intereses económicos de los consumidores, la seguridad general de los productos, así como los sectores de la cosmética, la denominación de los productos textiles y los juguetes.

Por intereses económicos de los consumidores se entiende, en particular, el control de la publicidad engañosa y comparativa, las cláusulas abusivas, la indicación de los precios, los créditos al consumo, las prácticas comerciales desleales, la venta a distancia, los viajes organizados, el aprovechamiento por turno de bienes inmuebles, las acciones de cesación y determinados aspectos de la venta y las garantías de los bienes de consumo.

La seguridad general de los productos abarca aspectos como la responsabilidad derivada de los productos defectuosos, la prohibición de realizar imitaciones peligrosas de los alimentos y la comercialización a distancia de los servicios financieros.

Por otro lado, para aplicar correctamente este acervo es necesaria la vigilancia eficaz del mercado y la participación activa de unas asociaciones de consumidores representativas e independientes en el desarrollo de la política de los consumidores.

Los consumidores, por su parte, deben conocer sus derechos y la forma en que han de actuar para recurrir tanto a los procedimientos judiciales como a la solución extrajudicial o amistosa de litigios en materia de consumo. Cuando no existan dichos procedimientos, deberán implantarse como parte del acervo comunitario. También resulta necesario promover acciones de información y educación de los consumidores.

EVALUACIÓN

Medidas no relacionadas con la seguridad

Rumanía ha realizado grandes progresos en materia de transposición del acervo relativo a las medidas no relacionadas con la seguridad, mediante la adopción de leyes en los ámbitos de la venta y las garantías de los bienes de consumo, la compra de bienes inmuebles en régimen de aprovechamiento por turno y el crédito al consumo, así como mediante la creación del código de consumo.

En lo que se refiere a las asociaciones de consumidores, aún queda mucho por hacer; su manera de actuar no ha sido bien entendida por el público, que prefiere reivindicar sus derechos de forma individual. Las asociaciones de consumidores siguen siendo poco activas, principalmente por falta de recursos financieros y de formación adecuada; deberían implicarse más en la elaboración y la aplicación de la política de consumo, en concreto a la hora de elaborar normas para la seguridad de los productos.

Además, los servicios públicos deberían contar con ellas y consultarlas a la hora de poner en marcha iniciativas que les afecten. Según el informe de 2005, convendría animar a las asociaciones de consumidores a ser representativas y a ayudar realmente a los consumidores desempeñando un papel clave en el mercado.

En 2004, su representación ha mejorado gracias a la integración de la asociación de consumidores en el Comité interministerial para la vigilancia del mercado, los productos y los servicios, y para la protección de los consumidores.

En el pasado, la autoridad nacional de protección de los consumidores ya emprendió acciones de sensibilización del gran público, como las campañas de información en establecimientos escolares. Por otro lado, también debería definir los criterios específicos que han de respetar las asociaciones de consumidores, ya que su número sigue siendo excesivo.

En virtud de la Ley de 1992 sobre la protección de los consumidores, se han definido las normas principales y se ha creado la Oficina de protección de los consumidores (OPC), un organismo estatal con catorce delegaciones regionales responsable de la coordinación y la aplicación de las políticas en este ámbito, que organiza, además, los consejos consultivos de consumidores, compuestos por representantes del Estado, de las agrupaciones de consumidores y de la industria a escala nacional, provincial y local. En 2002, se crearon dos nuevos órganos consultivos independientes: la Comisión de cláusulas abusivas y la Comisión para la seguridad de los productos.

Medidas relacionadas con la seguridad

La legislación relativa a la seguridad es conforme al acervo. En 2003, se procedió a la transposición de la Directiva revisada sobre la seguridad general de los productos y la Directiva sobre la responsabilidad derivada de los productos defectuosos.

La autoridad nacional de protección de los consumidores (ANPC), que cuenta con cuarenta y dos oficinas territoriales, se encarga de esa tarea en calidad de responsable de la coordinación de las políticas relativas a la protección de los consumidores y responsable de la vigilancia del mercado. Dicha autoridad ha incrementado su presupuesto, así como sus actividades y su plantilla, y ha organizado una serie de actividades de formación para su personal.

De acuerdo con el informe de 2005, si bien el número de efectivos parece suficiente, deben reforzarse los equipos técnicos.

La ANPC ha realizado controles conjuntos con otros servicios de vigilancia del mercado, como el Comité interministerial de vigilancia de los productos. En 2004, dichos controles habían aumentado con respecto a los años anteriores. Además, Rumanía debería velar por que sus actividades de vigilancia del mercado se orientasen en mayor medida hacia el control de la seguridad de los productos no alimentarios.

Rumanía se ha sumado al sistema RAPEX de alerta rápida para productos peligrosos a través de la ANPC, que funciona como punto de contacto y que, en 2003, detectó la presencia en el mercado de un total de catorce productos peligrosos no alimentarios.

Por otro lado, se ha ampliado el órgano general encargado de la vigilancia del mercado, a saber, el Comité interministerial para la vigilancia del mercado, los productos y los servicios, y para la protección de los consumidores, que incluye también a los demás organismos gubernamentales competentes, el Ministerio de Trabajo y el de Comunicación, y ha integrado, asimismo, a la asociación de consumidores y a la de importadores y exportadores.

En el informe de 2005 se hace hincapié en la necesidad de garantizar la mejora de la coordinación entre los diferentes órganos que tienen competencias en materia de política de los consumidores y aclarar el reparto de competencias con vistas a mejorar su funcionamiento. Los órganos en cuestión son, entre otros, el Comité interministerial para la vigilancia del mercado, la autoridad nacional de protección de los consumidores (ANPC) y la Comisión para la seguridad de los productos, así como los consejos consultivos que coordinan la vigilancia de los mercados a escala local.

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar el documento de referencia ni sustituirlo.

Última modificación: 16.01.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba