RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 9 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Polonia

Archivos

1) REFERENCIAS

Dictamen de la Comisión [COM (97) 2002 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (98) 701 final - No publicado en el Diario Oficial]
Dictamen de la Comisión [COM (1999) 509 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2000) 709 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2001) 700 final - SEC (2001) 1752 - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2002) 700 final - SEC (2002) 1408 - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2003) 675 final - SEC (2003) 1206 - No publicado en el Diario Oficial
Tratado de adhesión a la Unión Europea [Diario Oficial L 236 de 23.9.2003]

2) SÍNTESIS

En su dictamen de julio de 1997 la Comisión Europea consideraba que Polonia debería poder atenerse a la mayor parte de elementos de la reglamentación energética de la Comunidad Europea en los próximos años. No obstante, destacaba la necesidad de realizar atentamente el seguimiento de una serie de ámbitos como la adaptación de los monopolios, en especial por lo que respecta a las importaciones y exportaciones, el acceso a las redes, los obstáculos a la importación de productos derivados del petróleo, la determinación de los precios de la energía, la preparación para situaciones de emergencia y, en particular, la constitución de reservas obligatorias de petróleo, las intervenciones públicas en el sector del carbón, la mejora de la eficiencia energética y las normas de calidad de los combustibles.
El informe de noviembre de 1998 confirmaba la necesidad de realizar un esfuerzo adicional en los ámbitos mencionados, aunque reconocía que la situación había evolucionado de manera positiva.
El informe de octubre de 1999 indicaba que Polonia había alcanzado un nivel moderado de conformidad con el acervo en el ámbito de la energía y que, a pesar de que se habían realizado algunos progresos en el sector, era precisa una mayor reestructuración, especialmente en el sector del gas. Había que esforzarse más en los siguientes ámbitos, por ejemplo en lo relativo a la preparación del mercado interno de la energía, incluido el ajuste de los monopolios. No se preveían grandes dificultades en la aproximación a las disposiciones de Euratom, pero debía examinarse la gestión de los combustibles utilizados del reactor nuclear experimental de Swierk.
En su informe de noviembre de 2000 la Comisión constataba que el grado de adaptación al acervo en este ámbito y la preparación de la adhesión a la UE variaban mucho de un subsector a otro. Pese a los avances en lo relativo a la reestructuración y privatización de determinados subsectores y la elaboración general de la política de este sector, quedaba todavía mucho por hacer. El informe subrayaba que debía prestarse especial atención a ámbitos tales como la preparación del mercado interior de la energía, la seguridad energética, las reservas estratégicas y la transformación de los subsectores del gas y del petróleo. La estructura administrativa estaba consolidada pero era preciso prestar mayor atención a la elaboración y seguimiento de las políticas.
En su informe de noviembre de 2001 la Comisión consideraba que la transposición del acervo había progresado desde el último informe y que Polonia seguía realizando progresos constantes en la formulación general de su política. La adaptación al acervo había avanzado en el ámbito de la seguridad del abastecimiento y Polonia había celebrado acuerdos con los terceros países para garantizar una mejor seguridad del abastecimiento. Había habido progresos en lo que respecta a la preparación del mercado interior, fundamentalmente con relación a la reestructuración y la privatización en el sector de la electricidad. Sin embargo, era necesario adoptar medidas suplementarias para adaptarse al acervo en este ámbito. Era necesario abordar cuestiones importantes como las distorsiones de los precios y el acceso a las redes. La reestructuración en el sector de los combustibles (en particular, la explotación del carbón) había evolucionado correctamente pero la deuda del sector aumenta. Por lo que se refiere a la eficacia energética, Polonia había avanzado en la adaptación al acervo y era necesario prestar aún más atención a la aplicación de las medidas.
El informe de octubre de 2002 constataba que, desde el último informe regular, Polonia había avanzado en la incorporación a su Derecho del acervo y en la aplicación del mismo. El proceso de reestructuración y privatización no había evolucionado al mismo ritmo que en los años anteriores. El Consejo de ministros aprobó en 2002 el balance semestral de la política energética general.
El informe de 2003 subraya que Polonia cumple los compromisos y requisitos impuestos al sector de la energía en las negociaciones de adhesión. Polonia debe crear progresivamente reservas de petróleo de acuerdo con el calendario acordado en las negociaciones y mejorar las estructuras administrativas competentes.
El Tratado de adhesión se firmó el 16 de abril de 2003, y la adhesión se produjo el 1 de mayo de 2004

ACERVO COMUNITARIO

Los elementos fundamentales del acervo en el ámbito energético están constituidos por las disposiciones del Tratado y del Derecho derivado relacionado concretamente con la competencia y las ayudas estatales, el mercado interior de la energía -en especial, las directivas sobre electricidad, transparencia de precios, tránsito de gas y electricidad, hidrocarburos, concesión de licencias, medidas de intervención en casos de emergencia y, en particular, las obligaciones en materia de reservas de seguridad, etc.- la energía nuclear, la eficiencia energética y las normas de respeto del medio ambiente.

En la actualidad, el acervo comunitario en el ámbito de la energía nuclear está constituido por un marco de instrumentos reglamentarios y políticos que incluyen acuerdos internacionales. Abarca los problemas de salud y seguridad (en particular, la radioprotección), la seguridad de las instalaciones nucleares, la gestión de los residuos radiactivos, las inversiones, el fomento de la investigación, la creación de un mercado común en el ámbito nuclear, el abastecimiento, el control de seguridad y las relaciones internacionales.

El Libro Blanco (Preparación de los Estados asociados de Europa Central y Oriental a su integración en el mercado interior de la Unión Europea) señala, en la parte consagrada a la energía, la necesidad de aplicar íntegramente las principales directivas sobre el mercado interior, así como las disposiciones conjuntas del derecho de competencia de la Comunidad Europea. Por lo que respecta al sector nuclear, el Libro Blanco menciona los problemas del abastecimiento, el control de seguridad y la transferencia de residuos nucleares.

EVALUACIÓN

Polonia ha alcanzado un nivel medio de adecuación al acervo y aún debe progresar en lo que respecta a la adopción de la legislación y el establecimiento de las estructuras adecuadas para garantizar la aplicación del mismo. Desde el último informe Polonia ha avanzado en los sectores que han sido calificados como sectores importantes, en particular, la preparación del mercado interior de la energía y la seguridad energética, incluyendo la constitución de reservas petrolíferas adecuadas.

El Gobierno polaco adoptó en febrero de 2000 un documento titulado «Grandes orientaciones de la política energética nacional para el período 2000-2020» que constituyó un avance importante y define los principales objetivos de la preparación del sector de la energía para la adhesión.

En el ámbito de la seguridad del abastecimiento, la adecuación al acervo ha progresado satisfactoriamente y Polonia ha aumentado sus reservas petrolíferas hasta un nivel ligeramente superior a dos tercios de la cantidad exigida por el acervo. Además, Polonia ha celebrado un acuerdo con Suecia para mejorar la seguridad del abastecimiento de electricidad en el norte del país. Ahora es necesario terminar la adecuación al acervo. La ley que modifica la ley sobre las reservas nacionales entró en vigor en 2002. Polonia se acerca a ritmo constante al objetivo de los 90 días de reservas obligatorias.

En cuanto al mercado interior y la competencia (sectores de la electricidad y el gas), en abril de 2001 se adoptó un programa de introducción del mercado de la electricidad en Polonia. Este programa expone las tareas que deben realizarse antes de finales de 2002 para crear un mercado polaco de la electricidad capaz de funcionar. Es imprescindible aplicarlo a su debido tiempo. En 2002 el grado de apertura del mercado polaco de la electricidad generada sigue dependiendo de los contratos a largo plazo celebrados entre la compañía polaca de electricidad y los productores de electricidad. En 2002 se aprobó un nuevo programa de reestructuración y privatización del sector del gas. Sin embargo, es necesario reestructurar aún más este sector. El Gobierno polaco ha adoptado, en mayo de 2001, una estrategia a tal efecto. Es particularmente importante garantizar la apertura del mercado de acuerdo con criterios objetivos, transparentes y no discriminatorios. En 2003 existe ya y está adaptada al acervo la legislación marco, es decir, la ley de energía, al igual que las disposiciones de aplicación en el sector de la electricidad. El sector del gas, por su parte, no está tan avanzado, queda por finalizar la legislación de aplicación, en concreto, la elaboración de un código de red.

En el sector de la electricidad hay que prestar la atención debida al proceso de eliminación de las distorsiones de los precios, así como a los contratos a largo plazo. Se ha creado el organismo regulador, la agencia reguladora de la energía, pero hay que fortalecerlo todavía para que pueda desempeñar su función en particular en el sector del gas. En el ámbito de los combustibles sólidos, la reestructuración de la explotación del carbón programada para 1998-2002 se ha aplicado ininterrumpidamente y la Comisión considera que los resultados obtenidos son importantes. Durante el período cubierto por el informe, se han cerrado numerosas minas, se ha reducido la capacidad de extracción y se ha iniciado la privatización de las dos primeras minas rentables y productivas. Sin embargo, sigue habiendo problemas. El aumento rápido de la deuda del sector es inquietante y la productividad sigue siendo inferior a las normas internacionales. La preparación de la privatización debe ser más intensiva, debe liberarse el presupuesto necesario y conviene prestar una mayor atención al papel futuro del carbón en la planificación energética del país. Se está ejecutando otro plan de reestructuración del sector de los combustibles sólidos para 2003-2006.

En el sector del petróleo, en noviembre de 1999 la privatización del sector inició una fase delicada al empezar a cotizar en las bolsas de Londres y Varsovia las acciones del nuevo grupo polaco Polski Koncern Naftowy (PKN), el mayor grupo petrolero del país. En noviembre de 2001 la privatización de este grupo se encontraba en su tercera fase. Está en macha la privatización de la segunda empresa petrolera polaca, la refinería Gdanska SA (RG SA). El proceso de privatización debe continuar.

Por lo que respecta a la eficacia energética, la adecuación al acervo ha progresado, pero el nivel de aplicación no es satisfactorio y deber ser impulsado mediante la adopción de una política nacional coherente. Polonia ha creado un centro para la eficacia energética pero también es necesario reforzar las otras agencias en este ámbito. El nivel polaco de eficacia energética sigue siendo muy bajo con relación a los de la Unión Europea. Polonia debe incorporar al Derecho nacional todo el acervo referente al fomento de las energías renovables y el acervo nuevo de acuerdo con el calendario previsto en las directivas. Las medidas de eficacia energética se aplican con arreglo al documento gubernamental titulado Principales rasgos de la política energética para el periodo 2000-2020.

En el sector nuclear, Polonia ha avanzado correctamente en la adecuación al acervo. En Polonia no existe ninguna central de energía nuclear pero hay cinco reactores de investigación. Queda uno en funcionamiento para la evacuación de residuos radioactivos y se hace necesario un nuevo depósito moderno. El proceso de selección del lugar ha comenzado. Polonia debe hacer frente pues a las medidas relativas a la seguridad nuclear que constituye un aspecto muy importante en el proceso de la ampliación. Por esta razón el Consejo de la Unión Europea aprobó en junio de 2001 un informe sobre la seguridad nuclear en el contexto de la ampliación. El informe recomienda a todos los países candidatos que prosigan sus programas relativos a la gestión segura del combustible irradiado y los residuos radioactivos así como la seguridad de sus reactores de investigación. La Agencia nacional de la energía atómica es responsable de las instalaciones nucleares en Polonia. Polonia debería velar por el respeto de las exigencias y procedimientos de Euratom, en particular, por lo que se refiere a la aplicación del control de seguridad. Polonia ha adoptado, en noviembre de 2000, una ley revisada sobre la energía atómica que entró en vigor en enero de 2002 con este fin. Conviene señalar que Polonia ha celebrado un acuerdo y un protocolo adicional con la Agencia Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y ha concluido la ratificación de la Carta de la energía. En 2002 el gobierno aprobó varias disposiciones para incorporar a su Derecho el acervo comunitario sobre los requisitos de eficacia de los aparatos electrodomésticos y las calderas de agua caliente. Polonia debe continuar mejorando la capacidad de las autoridades reguladoras nucleares y seguir adelante con la introducción del tratamiento de los residuos radiactivos.

Polonia participa en el programa comunitario de promoción de la eficacia energética - SAVE II (1).

(1) Decisión del Consejo de asociación entre la Comunidad Europea y los Estados miembros, por una parte, y Polonia, por otra, de 3 de noviembre de 1998, por la que se establecen las condiciones y la modalidad de la participación de Polonia en el programa comunitario de promoción de la eficacia energética - SAVE II.

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar o sustituir el documento de referencia.

 
Última modificación: 20.03.2004
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba