RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Malta

Archivos

1) REFERENCIAS

Informe de la Comisión [COM (1999) 69 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (1999) 508 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (1999) 708 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2001) 700 final - SEC (2001) 1751 - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2002) 700 final - SEC (2002) 1407 - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2003) 675 final - SEC (2003) 1206 - No publicado en el Diario Oficial]
Tratado de adhesión a la Unión Europea [Diario Oficial L 236 de 23.9.2003]

2) SÍNTESIS

El informe de octubre de 1999 constata que Malta ha progresado poco en la preparación de su participación en la Unión económica y monetaria (UEM).
En su informe de noviembre de 2000, la Comisión consideraba que Malta había avanzado poco en la adopción del acervo en materia de financiación del sector público por el Banco Central.
El informe de noviembre de 2001 no registra ningún progreso específico por lo que se refiere a la adopción del acervo relativo a la UEM.
En su informe de octubre de 2002, la Comisión consideraba que Malta había avanzado en la adopción del acervo relativo a la UEM en los ámbitos de la prohibición de la financiación directa del sector público por el Banco Central y de la independencia del Banco Central.
En su informe de noviembre de 2003, la Comisión constata que Malta respeta los compromisos y las condiciones que se derivan de las negociaciones de adhesión y que estará en condiciones de aplicar el acervo en el momento de su adhesión.



El Tratado de adhesión se firmó el 16 de abril de 2003, y la adhesión se produjo el 1 de mayo de 2004

ACERVO COMUNITARIO

La tercera etapa de la UEM comenzó el 1 de enero de 1999. Esta fecha es sinónimo de profundos cambios para todos los Estados miembros, incluso para aquéllos que no participan en la zona del euro desde el principio.

En materia económica, el punto más importante es la coordinación de las políticas nacionales (programas nacionales de convergencia, orientaciones económicas generales, vigilancia multilateral y procedimiento de los déficit excesivos). Todos los países deben respetar el pacto de estabilidad y crecimiento, renunciar a la financiación directa del déficit público por parte del banco central y al acceso privilegiado de las autoridades públicas a las instituciones financieras, y deben haber culminado la liberalización de los movimientos de capitales.

Los Estados miembros que no participan en la zona del euro mantienen una política monetaria autónoma y participan en el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) sobre una base restringida. Los bancos centrales deben ser independientes y tener como objetivo principal la estabilidad de los precios. Además, la política cambiaria se considera una cuestión de interés común para todos los Estados miembros para estar en condiciones de participar en el nuevo mecanismo de cambio.

Aunque la adhesión implique la aceptación del objetivo de la UEM, el cumplimiento de los criterios de convergencia no constituye una condición previa. No obstante, dado que estos criterios son indicadores de la tendencia hacia la estabilidad de una política macroeconómica, es necesario que todos los Estados miembros los respeten a tiempo y con carácter permanente.

EVALUACIÓN

El informe por el que se actualiza el dictamen de la Comisión sobre la solicitud de adhesión de Malta, aprobado por la Comisión en febrero de 1999, incluía la siguiente conclusión: "Malta deberá mostrar mayores progresos en la instauración de un marco macroeconómico estable y saneado y en la continuación de la aplicación de las reformas y de la liberalización". En 1999, la Unión Europea (UE) seguía siendo el principal mercado de exportación del país, absorbiendo más del 50% del total de las exportaciones maltesas. El informe de 2001 consideraba que Malta había dado muestras de una recuperación, en términos comparativos respecto a la media de la UE. En efecto, el producto interior bruto (PIB) per cápita se situaba en el 53 %. El sector privado aumentó su presencia en la economía ligeramente desde 1997 y dio muestras de dinamismo en términos de creación de empleo, pero el sector público representa aún una elevada parte del empleo total. Malta tiene una economía muy abierta, que se caracteriza por una buena integración comercial en la UE.

Por lo que se refiere a la actividad económica, el crecimiento del PIB real fue ligeramente superior al 4% en 1998 y alcanzó un 4,2% en 1999. El PIB real progresó un 5% en 2000, principalmente gracias a una vigorosa demanda interior. Después de estos buenos resultados en 2000, la economía maltesa se desinfló durante el primer semestre de 2001 y disminuyó un 0,8% sobre el conjunto del año, esencialmente debido al deterioro de la coyuntura económica internacional. El PIB progresó por término medio un 3,4% en términos reales en el período 1997-2000. El informe de 2003 constata que la actividad económica ha permanecido estancada debido a la debilidad de la demanda exterior y la debilidad en el sector turístico. El crecimiento volvió a ser positivo en 2002 con un porcentaje del 1,2%. En el primer trimestre de 2003, el PIB retrocedió un 1,9% interanual.

La situación de la Hacienda pública fue difícil a lo largo del período de estudio. El déficit presupuestario alcanzó un 11% del PIB en 1998 mientras que sólo era del 4% en 1995. El Gobierno se comprometió a reducir el déficit público al 4% del PIB antes de 2004. El déficit pudo reducirse al 7,8% en 1999 y al 7% en 2000. La reducción del déficit era el resultado de la progresión de los ingresos fiscales y de una disminución de los gastos. En octubre de 2001, el Gobierno presentó a la Comisión Europea su "Primer Programa económico de preadhesión" (PEP), que se insertaba en el procedimiento de control presupuestario para el período de preadhesión lanzado por la Comisión. La tendencia a la reducción del déficit de las Administraciones públicas se frustró en 2001. Sobre el conjunto del período, el déficit de las Administraciones públicas pasó de un 10,7% en 1997 a un 7% en 2000. El cociente de la deuda bruta, en constante progresión desde 1999, se acercaba a un 66% del PIB en 2001 contra un 56,1% en 1998. El informe de 2003 constata que el déficit público se redujo ligeramente, pasando del 6,8 al 6,2% del PIB entre 2001 y 2002. El incremento de la deuda pública, que representaba un 66,6% del PIB a finales de 2002, supuso un importante incremento en el pago de intereses.

La tasa de inflación cayó al 2,4% en 1998 y permaneció a un nivel bastante bajo, el 2,1% en 1999. En 2000, la inflación media aumentó ligeramente hasta el 2,4 %. Varias medidas fiscales y presupuestarias la incrementaron al 2,5% en 2001. El informe de 2002 tiene en cuenta que, por término medio, la inflación siguió siendo relativamente escasa. Los controles efectuados parcialmente sobre los precios la mantuvieron a un nivel artificialmente bajo. A finales de 2001, no obstante, la subida de los precios conoció una nueva aceleración, principalmente debida a los precios de la alimentación. El índice medio de inflación a lo largo de los 12 meses subió de nuevo al 2,2% en 2002.

Por lo que se refiere al tipo de cambio, desde 1989, la libra maltesa posee un tipo de cambio fijo en relación con una cesta de tres monedas: el ecu, la libra esterlina y el dólar americano. Esta relación de cambio fijo se adaptó con el fin de tener en cuenta la introducción del euro el 1 de enero de 1999. El principal objetivo del Banco Central es la estabilidad del tipo de cambio. Entre marzo de 1999 y marzo de 2000, la libra maltesa se apreció un 5,7% con relación al euro. Las autoridades monetarias modificaron, el 23 de agosto de 2002, la ponderación de las distintas monedas que componen la "cesta" de la libra maltesa. Las ponderaciones son ahora del 70% para el euro, del 20% para la libra esterlina y del 10% para el dólar US. El informe de 2003 constata una depreciación de la libra maltesa con relación al euro. Esto sólo tuvo un impacto moderado en los precios a la importación.

Por lo que se refiere a la balanza por cuenta corriente, el debilitamiento de la demanda interior implicó una reducción del déficit con relación a unos niveles extremadamente elevados. Aun cuando el déficit corriente había mejorado en 1999, reduciéndose al 3,5% del PIB contra un 5,6% en 1998, se incrementó durante el primer semestre de 2000, alcanzando un 14,8% del PIB. El informe de 2002 considera que el déficit corriente sigue siendo importante. El informe de 2003 considera que el déficit de la balanza por cuenta corriente disminuyó en 2002 al 3,9% del PIB.

Por lo que se refiere a las reformas estructurales, el Gobierno adoptó un calendario de desmantelamiento del sistema de exacciones. El programa prevé también reformas estructurales de los gastos públicos, el lanzamiento del proceso de privatización y la reestructuración del sector público. El Gobierno se comprometió en una serie de reformas estructurales importantes. Un programa de reestructuración industrial puesto en marcha al final de 1999 preveía, en particular, medidas destinadas a suprimir los elementos de protección de los que se beneficiaba la industria maltesa. La liberalización del comercio era un elemento esencial de la política económica, aunque algunos sectores permanecen aún muy protegidos. En varios de ellos, las ayudas estatales siguen siendo elevadas. En 2000, se aplicaron progresivamente varias reformas estructurales importantes. La liberalización del comercio se continuó con la supresión de las exacciones a la importación. El Gobierno redujo progresivamente su peso en la economía, aunque se retrasó la privatización de algunas empresas públicas. Se esperaba una propuesta de reforma de las jubilaciones para 2001, pero no se alcanzó ningún acuerdo. La liberalización del marco macroeconómico impone nuevos retos en términos de dosificación de las políticas macroeconómicas. El informe de 2003 constata que los progresos en las reformas estructurales han sido desiguales. El proceso de privatización se continuó en 2002 con la venta de acciones del Servicio de Correos de Malta y el aeropuerto internacional de Malta. Por el contrario, la reforma del sistema de jubilación, esperada desde hace tiempo, sigue postergándose.


Por lo que se refiere a la independencia del Banco Central, el informe de 1999 constataba que el Banco Central de Malta no es completamente independiente del Gobierno. En efecto, el Ministro de Hacienda puede dar instrucciones al Banco Central, en algunas circunstancias excepcionales, sobre las directrices de su política monetaria. Por otra parte, Malta no respetaba el Tratado en materia de financiación directa del sector público por el Banco Central. Un año más tarde, la isla suprimió la posibilidad que tenía el Banco Central de financiar directamente el sector público, un notable progreso en la adopción del acervo. No se ha constatado ningún otro progreso por lo que se refiere a los medios de garantizar la independencia del Banco Central. El informe de 2001 tiene en cuenta que se elaboraron algunos proyectos de adaptación de la ley sobre el Banco Central de Malta al acervo, pero que el Parlamento aún no los ha aprobado. La evaluación de 2002 indica progresos en los ámbitos de la prohibición de la financiación directa del sector público por el Banco Central y de la independencia de éste. La nueva ley sobre el Banco Central de Malta fue aprobada por el Parlamento en julio de 2002. La estabilidad de los precios es en adelante el principal objetivo del Banco Central y está prohibida toda concesión de préstamos al Gobierno, pero la conformidad de esta ley modificada con el acervo aún debe confirmarse. La legislación maltesa parece pues ampliamente conforme al acervo sobre este capítulo y el país dispone en general de una adecuada capacidad administrativa. El informe de 2003 constata que la armonización con el acervo es completa.

Las negociaciones relativas al presente capítulo se concluyeron en diciembre de 2002. Malta no solicitó disposiciones transitorias. En general, respeta los compromisos que asumió en las negociaciones de adhesión.

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar o sustituir el documento de referencia.

Última modificación: 19.03.2004
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba