RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Lituania

Archivos

1) REFERENCIAS

Dictamen de la Comisión [COM (97) 2005 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(98) 704 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(1999) 506 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM(2000) 706 final - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2001) 700 final - SEC (2001) 1750 - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2002) 700 final - SEC (2002) 1406 - No publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2003) 675 final - SEC (2003) 1204 - No publicado en el Diario Oficial]
Tratado de adhesión a la Unión Europea [Diario Oficial L 236 de 23.9.2003]

2) SÍNTESIS

En su dictamen de julio de 1997 la Comisión consideraba prematuro pronunciarse sobre la participación de Lituania en la zona del euro desde el momento de su adhesión. Señalaba asimismo que la participación de este país en la tercera fase de la Unión Económica y Monetaria (UEM) fuera de la zona del euro iba a plantear algunos problemas a medio plazo; en particular, era necesario hacer plenamente compatible con las exigencias comunitarias la legislación relativa a la política monetaria e instaurar un sistema financiero sólido y eficaz. Por el contrario, en materia de libre circulación de capitales, la Comisión consideraba que la supresión de las restricciones residuales debería poder efectuarse sin mayores problemas.
El informe de noviembre de 1998 constataba que Lituania había avanzado muy poco en sus preparativos para la adhesión a la Unión Económica y Monetaria.
En su informe de octubre de 1999 la Comisión consideró que Lituania había progresado en sus preparativos para el ingreso en la UEM.
El informe de noviembre de 2000 señala que desde el último informe periódico, Lituania no ha registrado nuevos avances en la incorporación del acervo de la UEM. Asimismo, se emiten reservas sobre la independencia del banco central lituano y sobre la posibilidad de financiación directa del sector público por este último.
En su informe de noviembre de 2001 la Comisión considera que Lituania ha realizado progresos significativos en la adopción del acervo de la UEM.
El informe de octubre de 2002 señalaba que Lituania había seguido haciendo progresos en la adopción de dicho acervo.
El informe de noviembre de 2003 constata que Lituania respeta la parte fundamental de las exigencias que se derivan de las negociaciones en el ámbito de la UEM.


El Tratado de adhesión se firmó el 16 de abril de 2003, y la adhesión se produjo el 1 de mayo de 2004

ACERVO COMUNITARIO

La tercera fase de la UEM comienza el 1 de enero de 1999. Esta fecha es sinónimo de profundos cambios para todos los Estados miembros, incluso para aquéllos que no participen en la zona del euro desde el principio.

En materia económica, el punto más importante es la coordinación de las políticas nacionales (programas nacionales de convergencia, orientaciones económicas generales, vigilancia multilateral y procedimiento de los déficit excesivos). Todos los países deben respetar el pacto de estabilidad y crecimiento, renunciar a la financiación directa del déficit público por parte del banco central y al acceso privilegiado de las autoridades públicas a las instituciones financieras, y deben haber culminado la liberalización de los movimientos de capitales.

Los Estados miembros que no participen en la zona del euro podrán mantener una política monetaria autónoma y participar en el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) sobre una base restringida. Los bancos centrales deberán ser independientes y tener como objetivo principal la estabilidad de precios. Además, la política cambiaria se considera una cuestión de interés común para todos los Estados miembros para estar en condiciones de participar en el nuevo mecanismo de cambio.

Aunque la adhesión implique la aceptación del objetivo de la UEM, el cumplimiento de los criterios de convergencia no constituye una condición previa. No obstante, dado que estos criterios son indicadores de la tendencia hacia la estabilidad de una política macroeconómica, es necesario que todos los Estados miembros los respeten a tiempo y con carácter permanente.

EVALUACIÓN

Por lo que se refiere a la transición hacia la economía de mercado, Lituania ha realizado considerables progresos en materia de liberalización y estabilización de la economía durante el período de referencia. Ya en 1998 alrededor del 70% del producto interior bruto (PIB) procedía del sector privado. La restitución de las tierras ha progresado lenta, pero regularmente. Lituania ha seguido avanzando en la implantación de una economía de mercado viable y estará a medio plazo en condiciones de poder hacer frente a la presión competitiva y a las fuerzas del mercado dentro de la Unión. El informe del 2000 calificaba finalmente a Lituania de economía de mercado viable. En el 2000 el PIB per cápita representaba el 29,3% con respecto a la media de la UE. La economía sufre una elevada y creciente tasa de desempleo, pero el informe de 2003 señala que ha habido una clara mejoría en la situación del mercado laboral como demuestran la evolución de la tasa de empleo, de hasta un 59,9%, y la disminución de la de desempleo, que ha pasado del 17,4% del 2001 al 13,8% de marzo del 2003.

En 1997 la actividad económica registró un aumento del 5,1%, pero a finales del año ese crecimiento se redujo prácticamente a cero debido a las perturbaciones en las relaciones comerciales con Rusia. En 1999 el PIB real disminuyó un 4,1%. Tras este retroceso, en el 2000 Lituania recuperó el camino del crecimiento. En el 2001 el índice de crecimiento fue claramente superior a la media debido principalmente al dinamismo de las exportaciones y de la inversión. Durante el primer semestre del 2002 el crecimiento siguió mostrándose dinámico y alcanzó el 5,8%. Por término medio anual el crecimiento del PIB real fue del 3,6% durante todo el período de referencia. El informe de 2003 señala que en el 2002 Lituania siguió registrando resultados macroeconómicos especialmente favorables a pesar del sombrío contexto económico de la UE. En el 2002 el crecimiento del PIB rondó el 6,7%. El crecimiento siguió acelerándose durante el primer trimestre del 2003 para situarse en el 9,4% con respecto al mismo período del año anterior.

En 1997 la situación de las finanzas públicas evolucionó más favorablemente de lo previsto registrando un déficit del 0,5% del PIB. Sin embargo, durante la segunda mitad de 1998 se relajó sensiblemente la política presupuestaria a raíz de la crisis rusa. El déficit de las administraciones públicas se situó en torno al 5%. En 1999 ascendía al 5,6% del PIB. Se adoptó entonces un plan anticrisis basado en una política presupuestaria rigurosa. En el 2000 se redujo el déficit hasta el 3,3% del PIB. Desde entonces ha mejorado la situación de las finanzas públicas registrándose en el 2001 un déficit del 1,9% del PIB. Tras el fuerte aumento registrado en 1999, la deuda pública se mantuvo relativamente estable en torno al 23,5% del PIB. El informe del 2003 señala que las Autoridades lituanas fueron muy rigurosas en la aplicación del programa de saneamiento de la Hacienda pública. En el 2002 siguió disminuyendo el déficit presupuestario de las Administraciones públicas llegándose a situar en el 1,7% del PIB.

Asimismo, siguió disminuyendo la inflación pasando de una tasa anual media del 4,6% en 1996 a una del 8,8% en 1997. En 1999 la tasa anual de inflación no superó el 0,8% frente al 5,1% de 1998. El informe del 2001 señala que, especialmente en Lituania, se mantuvieron bajo control las tensiones inflacionistas. La tasa de inflación, que se mantuvo baja y estable, fue uno de los principales éxitos de la política económica. En el 2001 la subida de los precios fue tan sólo del 1,3%. La inflación media durante el período 1997-2001 fue del 3,3% produciéndose un descenso durante el período de referencia. En el 2002 el destacado aumento de la productividad, la moderada subida de los salarios y la considerable apreciación del litas, la moneda nacional, hicieron bajar los precios en torno al 1%. Esta tendencia se confirmó durante el año 2003. En agosto retrocedió la inflación cerca del 1% con respecto al mismo período del 2002.

Por lo que al tipo de cambio se refiere, la política monetaria de Lituania se basó en el sistema llamado currency board (sistema de caja de emisión). El banco central elaboró una estrategia de implantación de este sistema, que sobrevivió a la crisis rusa si bien no sin dificultades. En 1999 siguió apreciándose el tipo de cambio debido en parte a la vinculación del litas, la moneda nacional, al dólar americano. A mediados de octubre de 1999 el banco central lituano anunció que el litas se vincularía al euro a partir del 2 de febrero del 2002 sin modificar su valor exterior. La transición se hizo con suavidad y sin tensiones en los mercados financieros. El cambio de la moneda a la que vincular el litas venía dictado por la voluntad de reflejar mejor el flujo real de intercambios y fomentar su integración en la economía de la Unión. El informe del 2003 señala que en el período cubierto por el informe el litas se apreció considerablemente frente al euro.

Tras la leve disminución experimentada en 1996, el déficit de la balanza por cuenta corriente aumentó de nuevo en 1997 para alcanzar el 10,3% del PIB. Tras el notorio deterioro que registró en 1998 y 1999, el saldo de la balanza de operaciones corrientes experimentó una mejora. El informe del 2001 señala que, a pesar de haberse registrado una disminución, el déficit corriente siguió siendo importante. En el 2000 el déficit cayó hasta el 6% del PIB frente al 11,2% de 1999. En el 2001 el déficit de la balanza por cuenta corriente alcanzó el 4,8%.El informe de 2003 señala que el saldo de las operaciones corrientes se deterioró un tanto pasando del 4,8% del PIB en el 2001 al 5,3% en el 2002.

Por lo que a las reformas estructurales se refiere, se han seguido privatizando empresas. Ante la crisis rusa las Autoridades tomaron una serie de medidas para ayudar a las empresas con dificultades financieras. En noviembre de 1999 el país tomó una orientación liberal, a la que se ha mantenido fiel. El informe del 2000 señala que se han iniciado importantes reformas estructurales, a saber, la de la administración pública y la del sistema de jubilación de tres pilares. Se han registrado algunos avances en el sector energético y en lo referente a la privatización de las compañías públicas de gas y electricidad. De modo que el proceso de privatización se halla pues en fase de finalización. En el 2001 se prosiguió con las reformas estructurales, y la reestructuración de la economía cobró un nuevo impulso. La privatización del sector financiero está prácticamente finalizada. Ahora hay que proseguir con el proyecto de reforma de las jubilaciones. El informe del 2003 señala que las Autoridades prosiguieron activamente el proceso de reforma, aunque todavía se deben hacer progresos en una serie de ámbitos como son la reforma del sistema de jubilaciones y la estructura presupuestaria. La privatización de las empresas públicas ha progresado de modo significativo y en algunos sectores, como el bancario, ya ha tocado a su fin.

Por lo que a la independencia del banco central se refiere, el informe de 1998 pedía que la legislación sobre el banco central fuera totalmente compatible con la normativa vigente en la Comunidad Europea. El informe de 1999 pedía que, para garantizar su conformidad con el Tratado UE, se introdujeran varias modificaciones en el estatuto del banco central tales como la garantía de la independencia personal de los miembros del consejo de administración. En marzo del 2001 el Parlamento lituano modificó la Ley reguladora del Banco de Lituania con el fin de adecuarla al acervo comunitario. Dicha Ley incluye la prohibición de la financiación directa del sector público a través del banco central. También garantiza que la estabilidad de los precios sea el principal objetivo de la entidad. Por lo que se refiere a la independencia del banco central, se requiere una mayor adecuación con el acervo comunitario para prevenir posibles conflictos de intereses relacionados con las obligaciones de los miembros del consejo de administración. El informe del 2003 señala que ya se ha completado la transposición del acervo salvo en un caso: habría que modificar la Ley reguladora del banco central con el fin de excluir posibles conflictos de interés relacionados con las obligaciones que incumben a los miembros de su consejo de administración.

Por lo que se refiere a el estado de las negociaciones, Lituania ha aceptado totalmente el acervo de la UEM establecido por el Título VII del Tratado CE. Existen y funcionan las necesarias estructuras administrativas. Las negociaciones del presente capítulo se cerraron en diciembre del 2002. Lituania no ha solicitado disposición transitoria alguna.

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar o sustituir el documento de referencia.

Última modificación: 15.03.2004
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba