RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Fomento de la energía eólica marítima

El desarrollo de las energías renovables debe contribuir a lograr los objetivos de la nueva política energética europea. En este marco, la energía eólica marítima constituye una alternativa pertinente, en la medida en que representa una fuente de energía limpia, local y renovable.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones de 13 de noviembre de 2008 denominada «Energía eólica marítima: Acciones necesarias para alcanzar los objetivos de política energética para el año 2020 y los años posteriores» [COM(2008) 768 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El objeto de esta Comunicación es promover el desarrollo de la energía eólica marítima y en el mar de la Unión Europea.

La energía eólica marítima puede contribuir significativamente a los tres objetivos clave de la nueva política energética:

  • la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero;
  • la seguridad del abastecimiento;
  • la mejora de la competitividad de la Unión.

Beneficios de la energía eólica marítima

Este tipo de energía presenta gran cantidad de beneficios en materia de producción eólica terrestre:

  • en el mar, las unidades de producción son más grandes que en tierra;
  • en el mar, los vientos son más fuertes y constantes que en tierra;
  • en el mar, las turbinas eólicas tienen menos posibilidades de causar problemas a las poblaciones próximas.

Este tipo de turbinas eólicas puede resultar ventajoso para proteger los ecosistemas marinos y favorecer el desarrollo de otros usos del entorno marino emergentes como la acuicultura en las costas, que puede beneficiarse de las subestructuras de los parques eólicos marítimos.

Además, esta energía constituye una fuente enorme y autóctona de energía limpia y renovable.

El potencial de este tipo de energía

Es probable que el potencial explotable antes de 2020 sea entre 30 y 40 veces superior a la capacidad actual de las turbinas eólicas marítimas.

También deben desarrollarse a gran escala otras fuentes de producción energética como las mareas, las olas, la energía térmica y las corrientes marinas.

Por tanto, resulta necesario disponer de un marco legislativo y político claro para poder explotar mejor este tipo de energía. En este sentido, es posible desarrollar sinergias entre la política energética europea y la nueva política marítima integrada de la Unión.

A escala europea, el marco existente se ha completado con el tercer paquete sobre mercado interno de la energía de octubre de 2007 y con el paquete sobre la energía y el clima presentado en enero de 2008. La adopción y la aplicación oportunas de estos dos paquetes de medidas constituirán la principal contribución de la UE al fomento de la energía eólica marítima.

Obstáculos al desarrollo de la energía eólica marítima

El primer obstáculo al desarrollo de la energía eólica marítima es la competencia del sector de la energía eólica terrestre y de la industria de la prospección de gas y petróleo con la que compite por la obtención de financiación, de equipos y de conocimientos técnicos. Las empresas del sector eólico marítimo encuentran dificultades para financiar los proyectos o tecnologías necesarias para el desarrollo de este tipo de energía.

El segundo obstáculo reside en la ausencia de redes de transporte de electricidad marítimas, y en la falta de experiencia de los Estados miembros en materia de ordenación territorial integrada del entorno marino que puede conducir al fracaso de determinados proyectos. Por otro lado, las posibles sinergias entre los proyectos marítimos y las interconexiones transfronterizas des los mercados de electricidad regionales quedan actualmente desaprovechadas.

En tercer lugar, no se han designado todas las zonas protegidas del entorno marino. En consecuencia, resulta difícil delimitar los límites de los parques eólicos marítimos. Por lo tanto, es crucial que los Estados miembros designen las zonas protegidas e intercambien información sobre el impacto medioambiental de los parques eólicos.

Por último, los proyectos marítimos son de mayores dimensiones que los terrestres. La energía de origen marítimo, por tanto, en una zona no habitada, encontrará dificultades para ser transportada tierra adentro. Es preciso, por tanto, reforzar la capacidad de interconexión.

La energía eólica marítima: la energía del futuro

El desarrollo de la energía eólica marítima constituye una alternativa pertinente ya que contribuye a la aplicación de energías limpias.

Se deben adoptar medidas que permitan disponer de las tecnologías e infraestructuras necesarias para el desarrollo de la energía eólica marítima. El plan estratégico europeo de tecnología energética (plan EETE), adoptado en 2008, constituye el marco general para responder a los principales desafíos tecnológicos de este sector para 2020. Éste indica que unos de los principales retos para alcanzar los objetivos de 2020 es doblar la producción de la energía eólica marítima. Esto permitirá mantener el liderazgo tecnológico mundial de la Unión en materia de energía eólica marítima.

En su Programa de trabajo sobre energía de 2009, la Comisión ha hecho un mayor énfasis en la energía eólica marítima con la intención de respaldar la investigación en este sector. También insta a los Estados miembros a que definan con claridad el papel de la energía eólica marítima en los planes nacionales previstos en el marco de la aplicación de la nueva Directiva sobre la promoción de las energías renovables propuesta por la Comisión en enero de 2008.

La Comisión se compromete a instar a los gestores de las redes de transporte de electricidad y a los reguladores del sector de la energía a que incrementen la cooperación para establecer urgentemente condiciones reguladoras más favorables para las inversiones en las redes marítimas transnacionales, para el comercio transfronterizo y para el desarrollo de mercados eficaces de ajustes.

Otro de los retos reside en la ordenación integrada del espacio marítimo con el fin de conciliar los intereses sectoriales de protección del medio ambiente y de las especies con la producción de una energía limpia. En este contexto, la Comisión también procurará facilitar la cooperación regional en materia de planificación de la red eléctrica y de ubicación de los parques eólicos marítimos.

Contexto

La electricidad de origen eólico representa alrededor del 4% de la producción total de electricidad a base de energías limpias de la UE. Su importancia, sin embargo, resulta cada vez mayor en la medida en que la energía eólica representa, junto al gas natural, la tecnología de generación eléctrica de crecimiento más rápido, y que ha alcanzado, en algunos Estado miembros, índices de aproximadamente el 20%.

Última modificación: 18.02.2009

Véase también

Si desea más información, consulte el siguiente sitio web:

  • Dirección General de Energía (EN)
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba