RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Prospección, exploración y producción de hidrocarburos

Se establece un conjunto de normas comunes para garantizar un acceso no discriminatorio a las actividades de prospección, exploración y producción de hidrocarburos. Estas normas, objetivas y transparentes, contribuyen a reforzar la integración de mercado interior de la energía, a favorecer una mayor competencia en su seno y a aumentar la seguridad del suministro.

ACTO

Directiva 94/22/CE del Parlamento Europeo y el Consejo, de 30 de mayo de 1994, sobre las condiciones para la concesión y el ejercicio de las autorizaciones de prospección, exploración y producción de hidrocarburos.

SÍNTESIS

Los Estados miembros gozan de derechos exclusivos sobre los recursos en hidrocarburos situados en su territorio. A causa de su soberanía, corresponde pues a cada Estado miembro, por una parte, determinar los espacios geográficos donde pueden ejercerse los derechos de prospección, exploración o producción de hidrocarburos y, por otra parte, autorizar a las entidades a ejercer estos derechos.

Con el fin de potenciar la integración del mercado interior de la energía y favorecer una mayor competencia en este sector así como la seguridad del suministro, conviene establecer normas comunes que garanticen un acceso no discriminatorio a las actividades de prospección, exploración y producción de hidrocarburos.

La Directiva establece que la delimitación de las zonas geográficas cubiertas por una autorización, así como la duración de la misma, deben determinarse proporcionalmente a lo que está justificado para el mejor ejercicio posible de las actividades, desde un punto de vista tanto económico como técnico. De este modo, se trata de evitar que una única entidad goce de un derecho exclusivo sobre una zona cuya prospección, exploración y producción puedan ser garantizadas más eficazmente por varias entidades. Las disposiciones que reservan a una única entidad el derecho a obtener autorizaciones sobre una zona geográfica específica dentro del territorio de un Estado miembro fueron suprimidas por los Estados miembros afectados antes del 1 de enero de 1997.

Los procedimientos de concesión de las autorizaciones deben establecerse de forma transparente, sobre la base de criterios objetivos y no discriminatorios. De este modo, están abiertos a todas las entidades interesadas. La selección entre las distintas entidades se realiza sobre la base de criterios relativos a las capacidades técnicas y financieras de las entidades, al modo en que piensan proceder a la prospección, a la exploración y/o a la producción de la zona geográfica en cuestión, y al precio que la entidad está dispuesta a pagar para obtener la autorización, si la autorización se pone a la venta.

Toda la información relativa a la autorización (tipo de autorización, zona geográfica que puede ser -total o parcialmente- objeto de una solicitud, fecha límite prevista para la concesión de la autorización, criterios de selección, etc.) se publica en el Diario Oficial de la Unión Europea al menos 90 días antes del plazo para la presentación de las solicitudes.

Los Estados miembros conservan, sin embargo, el derecho a someter el acceso a estas actividades y su ejercicio a consideraciones de seguridad nacional, orden público, salud pública, seguridad del transporte, protección del medio ambiente, protección de los recursos biológicos, administración planificada de los recursos de hidrocarburos o incluso al pago de una contrapartida financiera o en hidrocarburos.

Se establecen una serie de condiciones para una reciprocidad con los terceros países. Las entidades de los Estados miembros deben poder beneficiarse en los terceros países de un tratamiento comparable a aquél del que se benefician en la Comunidad las entidades de los terceros países.

Los Estados miembros deben presentar anualmente un informe relativo a las zonas geográficas que han sido abiertas, a las autorizaciones concedidas y a las entidades titulares de estas autorizaciones, así como a las reservas disponibles en su territorio.

La Directiva 94/22/CE completa la Directiva relativa a los procedimientos de formalización de contratos en los sectores del agua, de la energía, de los transportes y de las telecomunicaciones (inicialmente Directiva 90/531/CEE, derogada y sustituida por la Directiva 93/38/CEE, que a su vez fue posteriormente derogada y sustituida por la Directiva 2004/17/CE).

Dinamarca se beneficia de una excepción en el caso de las actividades en algunas zonas cuya concesión finaliza el 8 de julio de 2012.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 94/22/CE30.6.19941.7.1995DO L 164 de 30.6.1994

ACTO CONEXO

Directiva 2004/17/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 31 de marzo de 2004, sobre la coordinación de losprocedimientos de adjudicación de contratos en los sectores del agua, de la energía, de los transportes y de los servicios postales[Diario Oficial L 134 de 30.4.2004].

Informe de la Comisión al Consejo, de 29 de julio de 1998, relativo a la Directiva 94/22/CE sobre las condiciones para la concesión y el ejercicio de las autorizaciones de prospección, exploración y producción de hidrocarburos [COM (1998) 447 final - no publicado en el Diario Oficial].
La Comisión hace un balance de la aplicación de la Directiva 94/22/CE por parte de los Estados miembros y responde a la obligación que le incumbe, en virtud de la citada Directiva, de presentar un informe al Consejo sobre la reciprocidad, es decir, el acceso no discriminatorio de las empresas comunitarias a las actividades de prospección, exploración y producción en terceros países.
Las conclusiones son las siguientes:

  • todos los Estados miembros (con la excepción de Luxemburgo y Finlandia, que no están obligados a hacerlo por carecer de reservas en hidrocarburos) han incorporado la Directiva 94/22/CE a sus legislaciones nacionales;
  • no se ha registrado ningún problema de reciprocidad, lo que confirma el contexto general de apertura creciente de las actividades de exploración y producción a nivel mundial.
 
Última modificación: 08.08.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba