RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Mercado interior del gas (a partir de marzo de 2011)

El mercado interior del gas natural adolece de una falta de transparencia que obstaculiza su correcto funcionamiento. En consecuencia, la Comisión Europea ha considerado necesario redefinir las normas y medidas aplicables en él al objeto de garantizar una competencia leal y una protección adecuada de los consumidores.

ACTO

Directiva 2009/73/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de julio de 2009, sobre normas comunes para el mercado interior del gas natural y por la que se deroga la Directiva 2003/55/CE (Texto pertinente a efectos del EEE).

SÍNTESIS

La presente Directiva tiene como objetivo establecer normas comunes en materia de transporte, distribución, suministro y almacenamiento de gas natural. Se aplica principalmente al gas natural, al gas natural licuado (GNL), al biogás y al gas obtenido a partir de la biomasa.

Normas de organización del sector

Las normas de organización del sector tendrán por objetivo la consecución de un mercado del gas natural competitivo, seguro y sostenible desde el punto de vista medioambiental.

Los Estados miembros podrán imponer a las empresas del sector del gas obligaciones de servicio público en relación con la seguridad, incluida la seguridad del suministro, la regularidad, la calidad y el precio de los suministros, así como la protección del medio ambiente, incluida la eficiencia energética.

Los Estados miembros garantizarán que todos los clientes tengan derecho a elegir a su proveedor de gas y a cambiarlo fácilmente, con ayuda de su operador, en un plazo máximo de tres semanas. También garantizarán que los consumidores tengan derecho a recibir todos los datos pertinentes sobre el consumo.

Los Estados miembros realizarán un seguimiento en materia de seguridad del suministro, sobre todo en relación al equilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado nacional, las reservas disponibles, el mantenimiento de las redes, y las medidas aplicables en caso de problemas de suministro. La cooperación regional o interestatal también podrá garantizar la seguridad del suministro.

Los Estados miembros integrarán sus mercados nacionales en uno o más niveles regionales, como primer paso hacia un mercado interior plenamente liberalizado. También se integrarán las "islas" en materia de gas de las regiones aisladas. En este contexto, las autoridades reguladoras nacionales colaborarán con la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía.

Transporte, almacenamiento y GNL

A partir del 3 de marzo de 2012, los Estados miembros garantizarán la separación entre las redes de transporte y sus gestores.

Las empresas tendrán que ser previamente autorizadas y designadas como gestores de la red de transporte. Después se publicará una lista de los gestores de la red de transporte designados por los Estados miembros en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Por otro lado, los Estados miembros designarán a uno o varios gestores de almacenamiento y de redes de GNL que:

  • explotarán, mantendrán y desarrollarán instalaciones de transporte, almacenamiento y/o GNL teniendo debidamente en cuenta el medio ambiente;
  • garantizarán la no discriminación entre usuarios;
  • proporcionarán a cualquier otro gestor de la red de transporte, de almacenamientos, de la red de GNL y/o de distribución suficiente información para garantizar la interconexión del transporte y el almacenamiento de gas natural;
  • proporcionarán a los usuarios la información que necesiten para acceder a la red.

Los gestores de la red de transporte construirán suficiente capacidad transfronteriza para integrar la infraestructura de transporte europea. Además, todos los años presentarán a la autoridad reguladora un plan decenal de desarrollo de la red donde indicarán las principales infraestructuras que tendrán que construir o renovar, así como las inversiones que tendrán que realizar en los siguientes diez años.

Distribución y suministro

Los Estados miembros designarán a los gestores de redes de distribución, o pedirán a las empresas propietarias o encargadas de las redes de distribución que lo hagan.

Cada gestor de la red de distribución se encargará sobre todo de:

  • garantizar que la red esté en condiciones de satisfacer a largo plazo las solicitudes en materia de distribución de electricidad, explotación, mantenimiento, desarrollo y respeto del medio ambiente;
  • garantizar la transparencia en lo que respecta a los usuarios de la red;
  • proporcionar información a los usuarios de la red;
  • cubrir las pérdidas de energía y mantener una reserva de capacidad de electricidad.

Los gestores de la red de distribución deberán ser independientes de las demás actividades no relacionadas con la distribución, al menos en lo que se refiere a la personalidad jurídica.

Las autoridades competentes podrán clasificar una red que distribuya gas natural en una zona industrial, comercial o de servicios compartidos reducida desde el punto de vista geográfico como red de distribución cerrada. Estas redes podrán quedar exentas de la obligación de aprobación previa de las tarifas o metodologías utilizadas para su cálculo.

Separación y transparencia de las cuentas

Los Estados miembros o cualquier otro organismo competente tendrán el derecho de acceder a la contabilidad de las empresas de gas natural, aunque deberán preservar el carácter confidencial de algunos datos.

Las empresas de gas natural llevarán cuentas separadas para cada una de sus actividades relacionadas con el suministro de gas, como el transporte y la distribución.

Organización del acceso a la red

Los Estados miembros o las autoridades reguladoras competentes definirán las condiciones de acceso a las instalaciones de almacenamiento y al gas almacenado en los gasoductos. Adoptarán las medidas necesarias para garantizar el acceso de los clientes cualificados a las redes de gasoductos previas. También organizarán un sistema de acceso de terceros a las redes de transporte y distribución.

Las empresas de gas natural podrán denegar el acceso a la red alegando falta de capacidad o en caso de que el acceso a la red impida cumplir las obligaciones de servicio público. La denegación deberá motivarse y justificarse debidamente.

Disposiciones finales

En caso de crisis repentina en el mercado, o cuando esté amenazada la seguridad de las personas, los Estados miembros podrán tomar las medidas de salvaguardia necesarias. Estas medidas deberán ser notificadas al resto de los Estados miembros y a la Comisión.

La presente Directiva derogará la Directiva 2003/55/CE a partir del 3 de marzo de 2011.

Contexto

Las Comunicaciones de la Comisión tituladas "Perspectivas del mercado interior del gas y la electricidad" e "Investigación sectorial en los mercados del gas y la electricidad" mostraron que las actuales normas y medidas sobre el mercado interior del gas son insuficientes para lograr el objetivo de un mercado interior que funcione adecuadamente. Por lo tanto, se hacía necesaria la adopción de nuevas normas.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 2009/73/CE

3.9.2009

3.3.2011

DO L211 de 14.8.2009

Última modificación: 02.12.2009
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba