RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Libro Verde: hacia una red europea de energía segura, sostenible y competitiva

Las redes europeas de transporte de energía deben ser sometidas a una profunda transformación, con el fin de adaptarlas a las crecientes necesidades de una Unión Europea ampliada y a los objetivos climáticos y energéticos fijados por la Comisión. Así pues, las redes transeuropeas de energía necesitan nuevas interconexiones así como fuentes de financiación diversificadas para consolidar una red energética europea más segura y solidaria.

ACTO

Libro Verde «Hacia una red europea de energía segura, sostenible y competitiva» [COM(2008) 782 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Mediante el presente Libro Verde, la Comisión abre una consulta pública con vistas a elaborar una nueva estrategia en materia de redes de energía, que permita alcanzar los objetivos climáticos y energéticos de la Unión Europea.

Prioridades

La máxima prioridad es reforzar el marco comunitario, con el fin de desarrollar las redes de energía de los Estados miembros y potenciar la integración de todas ellas para lograr un mejor funcionamiento del mercado interior de la energía.

Las redes de transporte de energía constituyen la piedra angular de la política energética. Así pues, las redes transeuropeas de energía (RTE-E) deben ajustarse para responder a las nuevas necesidades de la política energética en cuanto a sostenibilidad, abastecimiento y competitividad. Las redes, que se crearon en 1996, deben ser modificadas para responder mejor a los objetivos fijados en el marco de la política energética europea de 2007.

La dimensión exterior es otro elemento fundamental para el desarrollo de las redes de energía. El mercado interior energético depende en gran medida de las importaciones y, por tanto, será necesario integrar nuevas rutas de importación en la red procedentes de:

  • Asia Central;
  • Mar Caspio;
  • Oriente Medio;
  • África.

La coordinación y la gestión de las redes estarán en manos de la futura Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía y de dos redes europeas de gestores de redes de transporte de electricidad. Se pondrán en marcha una serie de planes de infraestructura por una duración de diez años.

Por otro lado, además de las inversiones necesarias para modernizar las redes energéticas y reemplazar las infraestructuras obsoletas, Europa necesita imperantemente poner en marcha proyectos nuevos que permitan integrar a todos los Estados miembros en el mercado interior e incorporar las nuevas tecnologías. Así pues, es necesario desarrollar los nuevos recursos energéticos y hacerlos accesibles mediante mejores conexiones interregionales.

Nueva estrategia relativa al desarrollo de las redes energéticas

El desarrollo de las redes de energía debe ser un elemento central en la aplicación de la política energética.

Los objetivos «20-20-20» deben alcanzarse también mediante programas vinculados a las redes del sector público y privado. Entre estos objetivos se incluyen:

  • integración de las fuentes de energía renovables en la red;
  • transporte de la energía desde las zonas ricas en recursos hacia los centros de consumo;
  • explotación de tecnologías para la descentralización de la producción de energía y de redes inteligentes;
  • explotación de la energía procedente de parques eólicos marinos;
  • desarrollo de las tecnologías de transporte y almacenamiento de CO2.

La investigación científica europea debe orientar sus trabajos al desarrollo de tecnologías para crear redes energéticas que puedan almacenar e integrar diversas fuentes de producción energética. La iniciativa industrial europea sobre redes eléctricas, por ejemplo, forma parte de las prioridades del Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética, cuyo objetivo es el fomento de sistemas energéticos de bajas emisiones de carbono.

Asimismo, es fundamental mejorar el marco jurídico y económico en materia de cooperación con terceros países proveedores y de tráfico para garantizar la estabilidad del abastecimiento.

Una red energética europea totalmente interconectada

El tercer conjunto de medidas relativas al «mercado interior de la energía» servirá para reforzar la cooperación entre los gestores de las redes de transporte (GRT) y los reguladores de energía, con el fin de mejorar el funcionamiento del mercado interior de la energía.

La ENTSO (Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad) y la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía cooperarán con el fin de optimizar las redes existentes.

El proyecto del nuevo sistema de transporte europeo (NET), que integra a los gestores de las redes de transporte de gas de Europea Central y Sudoriental, constituye también una buena iniciativa en este campo y podría representar la primera fase hacia el establecimiento de un gestor europeo de sistemas de transporte.

Las RTE-E al servicio de la seguridad y la solidaridad

La Comisión contempla las siguientes opciones para mejorar las funciones de las RTE-E:

  • determinar los objetivos de las RTE-E mediante la política energética europea;
  • ampliar el ámbito de acción para cubrir toda la red de transporte de la energía;
  • planificar las RTE-E de manera que reflejen las leyes del mercado;
  • restringir el campo de intervención de las RTE-E a un número limitado de proyectos estratégicos;
  • fomentar el intercambio de mejores prácticas entre los Estados miembros;
  • establecer un coordinador europeo para las misiones de gran envergadura;
  • optimizar la gestión de recursos.

El objetivo será convertir el marco de apoyo comunitario en un nuevo marco político para las infraestructuras energéticas europeas, dotado de un instrumento nuevo para la seguridad y las infraestructuras energéticas.

Contexto

Las redes energéticas europeas requieren de una importante modernización así como del desarrollo de las conexiones entre Este y Oeste y Norte y Sur para garantizar la seguridad energética de la Unión.

Por esta razón, el presente Libro Verde abre un debate sobre el establecimiento de un marco jurídico estable y claro destinado a fomentar la solidaridad y la seguridad del abastecimiento energético en la Unión Europea.

Última modificación: 09.04.2009

Véase también

Si desea más información, visite la siguiente página web:

  • Infraestructura energética, DG Energía EN
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba