RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Tratado de la Comunidad de la Energía

El Tratado de la Comunidad de la Energía crea un mercado interior de la electricidad y del gas natural que abarca los 27 Estados miembros de la Unión Europea (UE) y siete Estados y territorios europeos de los Balcanes.

ACTO

Decisión 2006/500/CE del Consejo, de 29 de mayo de 2006, sobre la celebración por la Comunidad Europea del Tratado de la Comunidad de la Energía.

SÍNTESIS

El Tratado de la Comunidad de la Energía crea un mercado interior de la energía (electricidad y gas) entre la Comunidad Europea y las Partes contratantes.

Los miembros de la Comunidad de la Energía son la Comunidad Europea, Albania, Bosnia y Herzegovina, Croacia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Montenegro, Serbia y la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo de conformidad con la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Por otro lado, uno o varios Estados miembros de la Unión Europea (UE) pueden participar en la Comunidad de la Energía a petición del Consejo Ministerial. Pueden admitirse países terceros como observadores.

El Tratado se aplica al territorio de las Partes adherentes bajo la jurisdicción de la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo.

El Tratado, que entró en vigor el 1 de julio de 2006, abarca un período de 10 años. Su aplicación puede prorrogarse bien con respecto al conjunto de las Partes por decisión unánime del Consejo Ministerial, bien con respecto a las Partes que hayan votado a favor de la prórroga (siempre que su número alcance dos tercios del número de miembros de la Comunidad de la Energía).

Cometido de la Comunidad de la Energía

La Comunidad de la Energía tiene los objetivos siguientes:

  • crear un marco jurídico y comercial estable favorable a las inversiones, con el fin de garantizar un suministro de energía estable y permanente;
  • crear un espacio regulador único para el comercio de energía de red;
  • reforzar la seguridad del suministro en esta zona y desarrollar las relaciones con los países vecinos;
  • mejorar la eficiencia energética y la situación medioambiental en materia de energía de red y desarrollar las energías renovables;
  • desarrollar la competencia en los mercados de la energía de red.

Actividades de la Comunidad de la Energía

Una importante faceta de las actividades de la Comunidad de la Energía consiste en la aplicación de parte de la normativa comunitaria, o «acervo comunitario», en el conjunto de los Estados que son Partes en el Tratado, por lo que respecta a la energía, el medio ambiente, la competencia y las energías renovables, así como el cumplimiento de determinadas normas comunitarias de alcance general relativas a sistemas técnicos, como por ejemplo en materia de transporte o de conexión transfronteriza.

Por otro lado, el Tratado establece un mecanismo aplicable al funcionamiento de los mercados regionales de la energía, que abarca el territorio de las Partes en el Tratado y de los Estados miembros de la UE interesados (Austria, Bulgaria, Grecia, Hungría, Italia, Rumanía y Eslovenia). Este mecanismo prevé un marco de medidas relativas al transporte de energía de red a larga distancia, la seguridad del abastecimiento, el suministro de energía a la población, la armonización, el fomento de las energías renovables y de la eficiencia energética, y también en caso de crisis repentina de la energía de red en el territorio de uno de los miembros de la Comunidad de la Energía.

El Tratado crea además entre les Partes un mercado de la energía sin fronteras interiores, en el que quedan prohibidos los derechos de aduana y las restricciones cuantitativas de la importación y exportación de la energía, así como todas las medidas de efecto equivalente, salvo excepción (orden público, seguridad pública, protección de la salud de las personas y de los animales, preservación de los vegetales y protección de la propiedad industrial o comercial). El Tratado organiza también las relaciones con terceros países y la asistencia mutua en caso de perturbaciones.

La Comisión desempeña la función de coordinadora de estas actividades.

Instituciones y adopción de decisiones

El Consejo Ministerial, integrado por un representante de cada una de las Partes en el Tratado, adopta las orientaciones políticas generales, las medidas necesarias para la consecución de los objetivos del Tratado y los actos procedimentales, como la atribución de tareas específicas, facultades y obligaciones. La Presidencia la desempeña cada una de las Partes contratantes por turnos de seis meses, y está asistida por un representante de la Comunidad Europea y un representante de la futura Presidencia. El Consejo presenta anualmente un informe al Parlamento Europeo y a los Parlamentos de las Partes contratantes.

El grupo permanente de alto nivel, integrado por un representante de cada una de las Partes en el Tratado, se encarga, entre otras cosas, de preparar el trabajo del Consejo Ministerial.

El Consejo regulador se encarga concretamente de asesorar a las demás instituciones y de emitir recomendaciones en caso de desacuerdos transfronterizos. Está integrado, para cada una de las Partes en el Tratado, por un representante del organismo regulador de la energía, estando representada la Comunidad Europea por la Comisión asistida por un organismo regulador de cada Estado miembro participante, y un representante del Grupo de organismos reguladores europeos de la electricidad y el gas (ERGEG).

Además, la Comunidad de la Energía está asesorada por dos foros, compuestos por representantes de todas las Partes interesadas.

La secretaría permanente, con sede en Viena, presta un apoyo administrativo a las demás instituciones de la Comunidad de la Energía y comprueba que las Partes cumplan correctamente sus obligaciones.

La Comunidad de la Energía adopta decisiones (vinculantes) y recomendaciones (no vinculantes). Estas medidas se adoptan, según el caso, bien a propuesta de la Comisión Europea (aplicación del acervo comunitario), bien a propuesta de una de las Partes en el Tratado (otras actividades), y se aprueban bien por mayoría (aplicación del acervo comunitario), bien por mayoría de dos tercios (mecanismo de funcionamiento de los mercados), bien por unanimidad (mercado interior de la energía).

En caso de incumplimiento grave y persistente de sus obligaciones por una de las Partes, el Consejo Ministerial puede decidir por unanimidad suspender determinados derechos de los que goza dicha Parte en virtud del Tratado.

REFERENCIAS

Acto Entrada en vigor Plazo de transposición en los Estados miembros Diario Oficial
Decisión 2006/500/CE 29.5.2006 - DO L 198 de 20.7.2006
 
Última modificación: 20.11.2007

Véase también

Para más información, consúltese la página web de la Comunidad de la Energía (EN).

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba