RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética (Plan EETE)

Archivos

La Comisión presenta un plan estratégico para acelerar el desarrollo y la implantación al mínimo coste de tecnologías con baja emisión de carbono. Este plan comprende medidas relativas a la planificación, la aplicación, los recursos y la cooperación internacional en el sector de las tecnologías energéticas.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 22 de noviembre de 2007, «Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética (Plan EETE) - Hacia un futuro con baja emisión de carbono» [COM (2007) 723 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Las tecnologías energéticas son indispensables con el fin de alcanzar la realización de los objetivos europeos para 2020 y 2050 en materia de lucha contra el cambio climático, seguridad del abastecimiento energético y competitividad de las empresas europeas.

Ahora bien, el desarrollo y la difusión de las tecnologías energéticas se ve frenado por restricciones tales como la subinversión crónica que afecta a este sector desde los años ochenta, los largos períodos transcurridos antes de la comercialización de los nuevos productos, el coste adicional que implican a menudo sin que garanticen siempre un mejor rendimiento energético, los obstáculos jurídicos y administrativos o incluso su aceptación social.

Por otra parte, frente a la competencia de algunos países industrializados y de las economías emergentes, los Estados miembros de la Unión Europea (UE) deben adoptar un enfoque común eficaz en el sector de las tecnologías energéticas. En la adopción de este enfoque, el tiempo es un factor decisivo para el logro de los objetivos europeos.

El Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética (Plan EETE), presentado por la Comisión, tiende a alcanzar los objetivos europeos y a afrontar los desafíos de este sector:

  • a corto plazo, reforzando la investigación para reducir los costes y mejorar los rendimientos de las tecnologías existentes y favoreciendo la aplicación comercial de estas tecnologías (las acciones a este nivel deberán referirse particularmente a los biocarburantes de segunda generación, la captura, el transporte y el almacenamiento del carbono, la integración de las fuentes de energía renovables en la red eléctrica y el rendimiento energético en la construcción, el transporte y la industria);
  • a largo plazo, apoyando el desarrollo de una nueva generación de tecnologías con baja emisión de carbono (las acciones a realizar deberán concentrarse, en particular, en la competitividad de las nuevas tecnologías en los siguientes ámbitos: energías renovables, almacenamiento de energía, durabilidad de la energía de fisión, energía de fusión, y desarrollo de las redes transeuropeas de energía).

La realización del Plan EETE implica un esfuerzo colectivo y acciones por parte del sector privado, los Estados miembros y la UE, y a nivel mundial.

El Plan EETE propone, en primer lugar, un nuevo método de gobernanza en materia de tecnologías energéticas, basado en una planificación estratégica común.

Con esta perspectiva, un grupo de orientación, creado por la Comisión en 2008 y constituido por representantes de los Estados miembros, permitirá reforzar la coherencia mediante la definición de acciones comunes, la puesta a disposición de recursos y la evaluación de los avances realizados. Además, para 2009 se prevé una cumbre europea sobre las tecnologías energéticas. Por otra parte, la Comisión instaurará un sistema europeo de información, que incluirá una «descripción de las tecnologías» y una «descripción de capacidades».

El Plan EETE también prevé mejorar la eficacia de la realización de las acciones decididas de común acuerdo, a fin de aprovechar plenamente las posibilidades ofrecidas por el Espacio Europeo de Investigación y el mercado interior.

De esta forma, la Comisión emprenderá progresivamente nuevas iniciativas industriales europeas -en los sectores de la energía eólica, la energía solar, la bioenergía, la captura, el transporte y el almacenamiento del CO2, la red eléctrica y la fisión nuclear- que adoptarán la forma de asociaciones público-privadas o programas comunes entre Estados miembros. Por otro lado, la Comisión desea crear una alianza europea para la investigación en el sector energético con objeto de garantizar una mejor coordinación de los esfuerzos de los centros de investigación y las universidades en materia de programación. También se adoptará un enfoque prospectivo con objeto de preparar la evolución futura de las redes y de los sistemas energéticos transeuropeos.

Otro importante elemento del Plan EETE es un aumento de los recursos financieros y humanos. Las inversiones en favor de la investigación y la innovación deben incrementarse a nivel comunitario, por medio del programa marco de investigación, del programa « Energía inteligente - Europa » y del Banco Europeo de Inversiones, así como a nivel de los Estados miembros, con el objetivo de duplicar en tres años el esfuerzo global realizado en la UE. En 2008, una Comunicación de la Comisión tratará de la financiación de las tecnologías con baja emisión de carbono. Por otra parte, se estimulará la formación de investigadores en el sector de la energía y se crearán nuevas posibilidades de estudios y de formación, a fin de aumentar el número y la calidad de los ingenieros y los investigadores.

Por último, el plan EETE prevé un enfoque reforzado en materia de cooperación internacional, a fin de promover el desarrollo, la comercialización, la implantación y la accesibilidad de las tecnologías con baja emisión de carbono a escala mundial. La UE deberá expresarse cada vez más con una sola voz sobre este tema. La cooperación con los países desarrollados se referirá a la investigación sobre «bienes de interés público» así como a la investigación en las fronteras del conocimiento a más largo plazo. En cuanto a los países en desarrollo y las economías emergentes, la cooperación deberá permitirles garantizar su desarrollo de forma sostenible creando al mismo tiempo oportunidades para las empresas europeas; la cooperación podría concentrarse, por ejemplo, en la creación de redes de centros de investigación, en proyectos de demostración a gran escala y en el reforzamiento de la aplicación de los mecanismos del Protocolo de Kyoto.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Consejo, el Parlamento Europeo, el Comité Económico y Social y el Comité de las Regiones, de 10 de enero de 2007, «Hacia un Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética» [COM (2006) 847 final- no publicada en el Diario Oficial].

 
Última modificación: 13.12.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba