RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Libro Verde: estrategia europea para una energía sostenible, competitiva y segura

Archivos

Con este Libro Verde, la Comisión pretende desarrollar una verdadera política energética europea que responda a los numerosos retos existentes en términos de abastecimiento y efectos sobre el crecimiento y el medio ambiente en Europa. La Unión Europea (UE) debe actuar de forma rápida y eficaz en seis sectores prioritarios para dotarse de una energía sostenible, competitiva y segura. Tanto el mercado interior, como la eficacia energética, la investigación y la política exterior deben contribuir a impulsar en Europa un sector energético con peso en el contexto internacional.

ACTO

Libro Verde de la Comisión, de 8 de marzo de 2006, «Estrategia europea para una energía sostenible, competitiva y segura» [COM (2006) 105 final - no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El Libro Verde sobre la energía constituye una etapa importante en el desarrollo de una política energética de la Unión Europea (UE). Para alcanzar sus objetivos económicos, sociales y medioambientales, Europa debe hacer frente a importantes retos en materia de energía: la creciente dependencia respecto de las importaciones, la volatilidad del precio de los hidrocarburos, el cambio climático, el aumento de la demanda y los obstáculos al mercado interior de la energía. La UE constituye el segundo mercado mundial de la energía y debe aprovecharse del hecho de ser líder mundial en la gestión de la demanda y el fomento de las fuentes de energía renovables.

La Comisión invita a los Estados miembros a poner todos los medios para desarrollar una política energética europea que se articule en torno a tres objetivos principales:

  • la sostenibilidad, para luchar de forma activa contra el cambio climático, fomentando las fuentes de energía renovables y la eficacia energética;
  • la competitividad, para mejorar la eficacia de la red europea a través del desarrollo del mercado interior de la energía;
  • la seguridad del abastecimiento, para coordinar mejor la oferta y la demanda energéticas interiores de la UE en un contexto internacional.

El Libro Verde contempla seis sectores prioritarios de intervención para los cuales la Comisión propone medidas concretas a fin de aplicar una política energética europea. Estos seis ámbitos, que abarcan desde el desarrollo de un mercado energético interior hasta una política energética exterior comunes, deben permitir a Europa dotarse de una energía sostenible, competitiva y segura para las próximas décadas.

La energía para el crecimiento y el empleo: desarrollar el mercado interior de la energía

El primer paso para construir una política energética común es desarrollar los mercados interiores del gas y de la electricidad. Hoy en día, muchos mercados nacionales siguen sometidos al proteccionismo y a la dominación de algunas empresas tradicionales. Estos reflejos nacionales penalizan a los consumidores manteniendo unos precios elevados y unas infraestructuras poco competitivas.

La apertura de los mercados significa garantizar una competencia leal entre las empresas en el ámbito europeo para dotar a Europa de una energía más segura y competitiva. A partir de julio de 2007, los consumidores tendrán derecho, asimismo, a escoger entre los distintos proveedores de gas y electricidad existentes en Europa. Para desarrollar este mercado interior de la energía, es preciso intervenir en los siguientes aspectos:

  • desarrollar una red europea, con normas comunes sobre las cuestiones que afectan al comercio transfronterizo para permitir a los proveedores un acceso armonizado a las redes nacionales; estas normas comunes serán definidas en colaboración con los gestores de redes y, en caso necesario, con un regulador energético europeo;
  • elaborar un plan de interconexión prioritario para incrementar las inversiones en las infraestructuras que conectan las diferentes redes nacionales, la mayoría todavía demasiado aisladas;
  • invertir en la capacidad productiva para hacer frente a los picos de consumo, utilizando la apertura de los mercados y la competitividad para promover la inversión;
  • establecer una separación más clara de las actividades para distinguir claramente a los productores de gas y electricidad de los distribuidores; la confusión existente en ciertos países es una forma de proteccionismo que podrá ser objeto de nuevas medidas comunitarias;
  • reforzar la competitividad de la industria europea, ofreciendo el acceso a la energía a un precio abordable.

Seguridad del abastecimiento: la solidaridad entre Estados miembros

Debido a la dependencia respecto de las importaciones y a las fluctuaciones de la demanda, son necesarias medidas para garantizar el abastecimiento constante de energía. La UE debe desarrollar mecanismos de reserva y de solidaridad eficaces para evitar las crisis de abastecimiento energético.

La apertura de los mercados es una manera de garantizar la seguridad del abastecimiento incitando a las empresas a invertir en un entorno estable y competitivo. La Comisión propone asimismo crear un observatorio europeo del abastecimiento energético encargado de vigilar el mercado de la energía y de detectar los riesgos de escasez de energía. En caso de crisis de abastecimiento, podría desarrollarse un mecanismo para ofrecer una rápida solidaridad a los países que se hallen en dificultades a raíz de los daños sufridos en sus infraestructuras.

Por otra parte, la UE debe dotarse de reservas energéticas suficientes para hacer frente a eventuales interrupciones del abastecimiento. Así pues, la Comisión propone revisar la legislación existente relativa a la seguridad del abastecimiento, especialmente en lo que se refiere a las reservas de petróleo y de gas de la UE.

En busca de una combinación energética global más sostenible, eficiente y diversificada

Cada Estado miembro es libre de escoger su combinación energética global entre las distintas fuentes de energía disponibles; las decisiones tomadas en este sentido por los diferentes Estados miembros revestirán gran importancia para la seguridad energética de Europa, y podrían coordinarse, además, a escala europea mediante una Revisión estratégica de la política energética de la UE.

Esta revisión permitiría a los Estados miembros escoger su combinación energética dentro de un marco europeo claro, que tendría en cuenta las diferentes posibilidades de abastecimiento y su impacto sobre la seguridad, la competitividad y la sostenibilidad de la energía en la UE. La revisión serviría asimismo de base para facilitar un debate transparente y objetivo sobre el papel futuro de la energía nuclear en Europa, así como para definir objetivos estratégicos para la combinación energética global de la UE.

La UE, protagonista en la lucha contra el cambio climático

El incremento del consumo mundial de energía y de las emisiones de gases de efecto invernadero está directamente relacionado con el calentamiento del planeta y sus alarmantes consecuencias. El Libro Verde propone que la UE se sitúe en la vanguardia de la lucha contra el cambio climático y de las tecnologías que garantizarán la energía más limpia y sostenible del futuro.

El primer sector en el que debe intervenir la UE para seguir dando ejemplo a escala mundial es la eficacia energética. El objetivo es disociar el crecimiento económico del consumo energético a fin de consumir menos, siendo más competitivo. El Libro Verde de 2005 sobre la eficacia energética pronosticó que, de aquí al año 2020, sería posible ahorrar un 20 % de energía. Este objetivo constituye la base del Plan de acción para la eficacia energética que la Comisión quiere proponer y que está dirigido, en gran parte, a los Estados miembros, con el fin de movilizar a todas las fuerzas políticas en la lucha contra los excesos de consumo de energía.

La Comisión insiste asimismo en el papel que han de desempeñar las fuentes de energía renovables, sector en el que la UE ya representa la mitad del mercado mundial. A fin de crear un entorno estable para el desarrollo de las energías renovables, la Comisión se compromete a presentar una hoja de ruta para este tipo de fuentes de energía. Esta hoja de ruta debe revisar los objetivos generales y particulares de la UE para el año 2020 y elaborar una lista de medidas para favorecer el desarrollo de las fuentes de energía limpias y renovables. Incluye asimismo las iniciativas sobre la biomasa y la ayuda para generar electricidad a partir de fuentes de energía renovables.

Deben fomentarse la captura y almacenamiento de carbono y las tecnologías basadas en combustibles fósiles como el carbón, para permitir que los países que lo deseen puedan seguir incluyendo el carbón en su combinación energética global.

La investigación y la innovación al servicio de la política energética europea

El desarrollo de una energía sostenible, competitiva y segura para Europa depende en gran parte del desarrollo y del despliegue de nuevas tecnologías energéticas. La investigación, que abarca desde la eficacia energética hasta las energías renovables, ayuda de forma considerable a la UE a hacer frente a los retos energéticos de los próximos años.

El Séptimo Programa Marco de investigación de la UE ofrece un marco adaptado al desarrollo de las nuevas tecnologías energéticas que deben mejorar la producción y el consumo de energía en Europa. Por otra parte, la Comisión se compromete a establecer un plan estratégico de tecnología energética que debe reforzar las actividades de investigación en el sector de la energía y facilitar la correcta aplicación comercial de las nuevas tecnologías.

Hacia una política energética exterior coherente

El diálogo internacional con los socios energéticos de la UE es fundamental para garantizar la seguridad, la competitividad y la sostenibilidad de la energía en Europa. En este sentido, la política energética exterior debe permitir a la UE expresarse de forma unánime para responder mejor a los retos energéticos de los próximos años.

Antes de abrirse al exterior, la UE debe definir una posición común en lo que se refiere a la combinación energética, las nuevas infraestructuras y la cooperación energética con terceros países. Mediante una Revisión estratégica de la política energética, la UE podrá reforzar el diálogo con los países productores y reaccionar de forma más eficaz en caso de crisis de abastecimiento. Asimismo, la energía ha de ser un elemento importante del diálogo internacional en otros sectores como el cambio climático y el desarrollo sostenible.

La energía representa también un reto importante para la política de vecindad, tanto en lo que respecta a la producción como al transporte de la energía hacia la UE. Así pues, la Comisión propone la integración de los mercados de la UE y de sus vecinos mediante la creación de una comunidad paneuropea de la energía.

Contexto

Este Libro Verde, que reúne los distintos componentes de la política energética en una estrategia común, constituye una etapa importante en el desarrollo de una política energética europea. Abre un periodo de consulta pública, cuyo objetivo es emprender una serie de acciones concretas en el sector de la energía. El Consejo Europeo de la primavera de 2006 empleó las recomendaciones del Libro Verde como base para una nueva política energética europea.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión, de 8 de febrero de 2006, «Estrategia de la UE para los biocarburantes» [COM (2006) 34 final - no publicada en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión, de 7 de diciembre de 2005, «Plan de acción sobre la biomasa» [COM (2005) 628final - Diario Oficial C 49 de 28.2.2006].

Libro Verde de la Comisión, de 22 de junio de 2005, «La eficacia energética o cómo hacer más con menos» [COM (2005) 265final - no publicado en el Diario Oficial].

Libro Verde de la Comisión, de 29 de noviembre de 2000, «Hacia una estrategia europea de seguridad del abastecimiento energético» [COM (2000) 769final - no publicado en el Diario Oficial].

 
Última modificación: 05.07.2006
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba