RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Estatuto de la Sociedad Europea

El objetivo de estos documentos es la creación de una sociedad europea con su propio marco jurídico. De esta forma, las sociedades constituidas en diferentes Estados miembros podrán fusionarse, o formar una sociedad de cartera o una filial común, evitando las obligaciones jurídicas y prácticas que resultan de ordenamientos jurídicos diferentes. Este marco jurídico prevé asimismo la participación de los trabajadores en la sociedad europea, reconociendo su labor y su papel en la empresa.

ACTO

Reglamento del Consejo (CE) nº 2157/2001, de 8 de octubre de 2001, por el que se aprueba el estatuto de la Sociedad Anónima Europea.

Directiva del Consejo 2001/86/CE, de 8 de octubre de 2001, por la que se completa el estatuto de la Sociedad Anónima Europea en lo que respeta a la implicación de los trabajadores.

SÍNTESIS

REGLAMENTO DEL CONSEJO RELATIVO AL ESTATUTO DE LA SOCIEDAD EUROPEA

La Sociedad Anónima Europea (designada con arreglo a su nombre en latín: «Societas Europaea» o SE) se convierte en realidad 30 años después de haber sido propuesta. Esta nueva legislación deberá entrar en vigor en 2004, al ser una de las prioridades citadas en el Plan de acción de servicios financieros (PASF).

Constitución

Se prevén cuatro formas de constitución de una sociedad anónima europea (SE): por fusión, por creación de una sociedad de cartera, por creación de una filial común o por la transformación de una sociedad anónima de Derecho nacional. La fusión está reservada a las sociedades anónimas de distintos Estados miembros. La creación de una sociedad europea de cartera está abierta a las sociedades anónimas y sociedades de responsabilidad limitada con implantación en la Comunidad, ya sea porque sus domicilios sociales están situados en Estados miembros diferentes, o bien porque cuentan con filiales o sucursales en países distintos de aquel donde se encuentra su domicilio social. La constitución de una sociedad europea en forma de filial común está abierta a cualquier entidad de Derecho público o privado, con arreglo a los mismos criterios anteriormente mencionados.

Capital mínimo

La SE tendrá un capital mínimo de 120.000 euros. Cuando en algún Estado miembro el capital mínimo exigido a las sociedades de determinados sectores sea más elevado, el mismo mínimo se aplicará también a las SE de dicho Estado.

Domicilio social

El domicilio social de la SE, que será fijado por los estatutos, deberá corresponder al lugar donde se encuentre su administración central, es decir, a su sede real. Podrá cambiarse dicho domicilio dentro de la Comunidad, sin deber (como ocurre ahora) disolver la empresa en un Estado miembro para crear una nueva en otro.

Normas aplicables

Se clarifica la jerarquía de las normas aplicables a la SE.

Registro y liquidación

El registro y el fin de la liquidación de una sociedad europea se publicarán, a título informativo, en el Diario Oficial de la Unión Europea. Toda sociedad europea se inscribirá en el registro designado por la legislación del Estado donde tenga su domicilio social.

Estatutos

Los estatutos de la sociedad europea establecen como órganos la junta general de accionistas y, o bien un órgano de dirección y un órgano de vigilancia (sistema dualista), o bien un órgano de administración (sistema monista).

Con arreglo al sistema dualista, el órgano de dirección asumirá la gestión de la sociedad europea. El miembro o miembros del órgano de dirección tendrán poder para obligar a la sociedad europea ante terceros y para representarla ante los tribunales. Dicho miembro o miembros serán, además, nombrados y revocados por el órgano de vigilancia. No podrán ejercerse simultáneamente en la misma sociedad las funciones de miembro del órgano de dirección y miembro del órgano de vigilancia.

No obstante, el órgano de vigilancia podrá, en caso de vacante, designar a uno de sus miembros para ejercer las funciones de miembro del órgano de dirección. Durante este período las funciones del interesado en calidad de miembro del órgano de vigilancia quedarán en suspenso.

Con arreglo al sistema monista, el órgano de administración asumirá la gestión de la sociedad europea. El miembro o miembros del órgano de administración tendrán poder para obligar a la sociedad europea ante terceros y para representarla ante los tribunales. El órgano de administración únicamente podrá delegar en uno o varios de sus miembros la gestión de la sociedad.

Las siguientes operaciones requerirán la autorización del órgano de vigilancia o una deliberación del órgano de administración:

  • todo proyecto de inversión de volumen superior al porcentaje del capital suscrito;
  • la creación, adquisición, enajenación o liquidación de empresas, establecimientos o partes de establecimientos, cuando su precio de compra o el producto de su venta sea superior al porcentaje del capital suscrito;
  • la solicitud o concesión de créditos, la emisión de obligaciones y la asunción o garantía de compromisos de terceros, cuando la operación en su totalidad sea superior al porcentaje del capital suscrito;
  • la contratación de suministros y de servicios cuyo valor total previsto sea superior al porcentaje del volumen de negocios del último ejercicio comercial;
  • el porcentaje al que se refieren los anteriores guiones se fijará en los estatutos. No podrá ser inferior al 5 % ni superior al 25 %.

Cuentas anuales

La sociedad europea elaborará las cuentas anuales que incluirán el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, el anexo y un informe de gestión en el que se analizarán el desarrollo de las actividades y la situación de la sociedad; también llevará, en su caso, cuentas consolidadas.

Fiscalidad

En el aspecto fiscal la SE recibe el mismo trato que cualquier otra multinacional, es decir, que está sometida al régimen fiscal de la legislación nacional aplicable tanto a la SE como a sus sucursales. Las SE siguen sujetas al pago de los impuestos y tasas de todos los Estados miembros donde tienen sedes y sucursales estables. En este sentido, su estatuto fiscal no es perfecto al no existir una armonización europea suficiente en la materia.

Disolución

La disolución, liquidación, insolvencia y suspensión de pagos estarán sujetas, en gran medida, a la legislación nacional aplicable. El traslado del domicilio social fuera del territorio comunitario supondrá la disolución de la SE a petición de cualquier interesado o de una autoridad competente.

DIRECTIVA DEL CONSEJO POR LA QUE SE COMPLETA EL ESTATUTO DE LA SOCIEDAD EUROPEA EN LO QUE RESPECTA A LOS TRABAJADORES

Definición

Definición de «participación de los asalariados»: no se aplicará a la gestión diaria, que es competencia de la dirección, sino a las tareas de vigilancia y de desarrollo de las estrategias de la empresa.

Participación

Existen distintos modelos de participación: en primer lugar, el modelo según el cual los trabajadores están representados en el órgano de vigilancia o en el de administración; en segundo lugar, el modelo que establece un órgano diferenciado que representa a los trabajadores de la sociedad europea y, por último, aquellos modelos que podrán fijarse mediante un acuerdo entre los órganos de dirección o de administración de las sociedades fundadoras y los trabajadores de la sociedad, respetando el nivel de información y de consulta previsto para el modelo que establece un órgano diferenciado. Ninguna SE podrá constituirse mediante junta general en tanto no se haya optado por uno de los modelos de participación descritos en la Directiva.

Deberán ponerse a disposición de los representantes de los trabajadores tanto locales como otros medios materiales y financieros para permitirles el ejercicio de sus funciones.

Si no se llega a un acuerdo satisfactorio entre las dos partes, se aplicará una serie de principios uniformes enunciados en un anexo de la Directiva.

En el caso de una SE resultante de una fusión, se aplicarán los principios uniformes sobre participación de los trabajadores si, antes de la fusión, al menos el 25% de los asalariados ya gozaban de derecho de participación en las decisiones. En este punto un acuerdo político resultó imposible hasta la Cumbre de Niza de diciembre de 2000. El compromiso adoptado por los jefes de Estado y de Gobierno permite a un Estado miembro no aplicar la Directiva a las SE resultantes de una fusión, en cuyo caso la SE sólo podrá registrarse en el Estado miembro interesado si se llega a un acuerdo entre la dirección y los trabajadores, o bien si ningún trabajador gozaba de derecho de participación antes de la creación de la SE.

Contrato de trabajo y jubilación

La Directiva no regula los contratos de trabajo ni las jubilaciones. Por lo que respecta a los regímenes de previsión profesional, las SE se benefician de las disposiciones previstas en la propuesta de directiva sobre los organismos de previsión para la jubilación, presentada por la Comisión en octubre del 2000, especialmente en lo que respecta a la posibilidad de instaurar un régimen de jubilación único para todos sus asalariados en la Unión Europea.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Reglamento (CE) nº 2157/20018.10.2004-DO L 294 de 10.11.2001
Directiva 2001/86/CE10.11.20018.10.2004DO L 294 de 10.11.2001
Última modificación: 30.11.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba