RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Marco para la promoción de la participación financiera de los trabajadores

Esta Comunicación está dirigida a definir un marco comunitario para fomentar la participación financiera de los trabajadores en los beneficios y los resultados de la empresa. En ella se detallan los principios generales de participación financiera, los obstáculos existentes y las medidas que deben adoptarse para una mayor difusión de la participación financiera.

ACTO

Comunicación de la Comisión, de 5 de julio de 2002, relativa a un marco para la participación financiera de los trabajadores [COM (2002) 364 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

En la Cumbre de Lisboa, la Unión Europea se fijó el objetivo de convertirse en «la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de crecer económicamente de manera sostenible con más y mejores empleos y con mayor cohesión social». La participación social de los trabajadores puede contribuir en gran medida a lograr este objetivo. Si se utiliza correctamente, no sólo puede favorecer la productividad, competitividad y rentabilidad de las empresas sino además fomentar el compromiso de los trabajadores, mejorar la calidad del trabajo y contribuir a una mayor cohesión social.

Los buenos resultados de los diferentes sistemas de participación financiera de los trabajadores adoptados en muchos países seguramente han contribuido a que esta cuestión figure en la agenda política en el conjunto de la Unión Europea. Por otra parte, cada vez más empresas son conscientes de las posibilidades que ofrecen los sistemas de participación financiera de los trabajadores, en particular como elemento motivador de los trabajadores, al equiparar sus intereses con los de los accionistas, pero también como factor de contratación y retención de personal. La participación de los trabajadores en los beneficios y resultados de las empresas se relaciona con una serie de ventajas para las empresas, los trabajadores y la economía en su conjunto.

Modalidades de participación financiera

La participación financiera de los trabajadores en los beneficios o resultados de las empresas puede adoptar muchas formas distintas. El elemento común y el principal rasgo que las caracteriza es que buscan asociar a los trabajadores --generalmente de forma colectiva-- en los beneficios o resultados de las empresas.

Los informes Pepper (Pepper I y Pepper II) relativos al fomento de la participación de los trabajadores en los beneficios y los resultados de la empresa y la Recomendación 92/443/CEE del Consejo han agrupado los regímenes de participación financiera en dos grandes categorías:

  • La participación en los beneficios, que supone un reparto de los beneficios entre los proveedores de capital y de mano de obra, otorgando a los trabajadores, además de un salario fijo, una parte variable de ingresos relacionada directamente con los beneficios u otra medida de los resultados de la empresa.
  • La participación en el accionariado, que supone una participación indirecta de los trabajadores en los resultados de la empresa, por la recepción de dividendos o una revalorización del capital del trabajador.

La Comunicación se centra en las cuestiones siguientes en relación con la participación financiera de los trabajadores:

  • los principios generales;
  • los obstáculos transnacionales;
  • la promoción de una mayor difusión de la participación financiera.

Principios generales

El examen de diversas formas de participación financiera deja constancia de la gran variedad de sistemas. Al mismo tiempo, en la mayoría de los sistemas de participación financiera y las políticas de los Estados miembros se aprecia una serie de elementos y principios fundamentales.

Los principios generales enunciados en la presente Comunicación pueden servir de punto de referencia para la identificación de buenas prácticas.

  • Participación voluntaria: su introducción debería responder a las necesidades y los intereses reales de todas las partes, por lo que no debería imponerse.
  • Extensión de las ventajas de la participación financiera a todos los trabajadores: una mayor identificación, la creación de un sentimiento de pertenencia y el aumento de la motivación del personal son algunas de las principales ventajas que ofrece la participación financiera de los trabajadores.
  • Claridad y transparencia: los planes de participación financiera deberían permitir a los trabajadores valorar plenamente los riesgos y las ventajas que puede suponer su participación en dichos planes.
  • Fórmulas predefinidas: Las normas sobre participación financiera en las empresas deberían basarse en fórmulas predefinidas claramente vinculadas a los resultados de las empresas. Es un factor fundamental para garantizar la transparencia de estos planes.
  • Regularidad: Los planes de participación financiera deberían aplicarse de manera regular (este elemento es particularmente importante, ya que esos planes están destinados a promover y recompensar el compromiso a largo plazo y la lealtad del personal).
  • Evitar los riesgos irrazonables para los trabajadores: Respecto a otros «inversores», los trabajadores tienden a estar más expuestos a las coyunturas económicas desfavorables para sus empresas. Teniendo en cuenta los riesgos, debería tenerse el debido cuidado de evitar cualquier riesgo en la adopción y gestión de los planes de participación financiera.
  • Distinción entre, por un lado, salarios y sueldos y, por otro, los ingresos derivados de los planes de participación financiera.
  • Compatibilidad con la movilidad de los trabajadores: Los planes de participación financiera deben ser compatibles con la movilidad de los trabajadores, tanto entre países como entre empresas.

Obstáculos transnacionales

Las divergencias en los sistemas fiscales, por lo que respecta al capítulo de las cotizaciones a la seguridad social, y en los marcos jurídicos en general, o incluso las diferencias de orden cultural, impiden a menudo que las empresas puedan desarrollar y aplicar sistemas de participación financiera europeos.

Los principales objetivos específicos son:

  • Diferencias en los sistemas fiscales, que pueden dar pie a dos tipos de problemas: la doble imposición o la falta de imposición y los cuantiosos costes administrativos para las empresas que desean introducir planes de participación financiera en diferentes países.
  • La cuantía de las cotizaciones a la seguridad social, que puede variar de un país a otro y puede disuadir a las empresas de ampliar los planes de participación financiera a algunos países.
  • Diferencias jurídicas nacionales, que pueden frenar la introducción de la participación financiera transnacional.
  • Diferencias culturales, diferencias de actitud frente a la participación financiera, diferentes tradiciones nacionales o diferencias en los sistemas de relaciones industriales.
  • Ausencia de reconocimiento mutuo de los sistemas de participación financiera.
  • Falta de información sobre los planes o las políticas de participación financiera existentes.

Hacia una mayor difusión de la participación financiera

Para desarrollar la participación financiera de los trabajadores en los beneficios y resultados de las empresas en Europa, es importante que los Estados miembros se esfuercen aún más por crear un entorno jurídico y fiscal favorable. Además, dado el diferente estado de desarrollo de la participación financiera en los distintos países, existen enormes posibilidades de intercambio intensivo de información y experiencias.

La Comisión promoverá el intercambio de información y de buenas prácticas a través de acciones como las evaluaciones comparativas de las políticas y prácticas nacionales, la inclusión de la participación financiera en el programa de revisión por pares de las directrices de empleo o la organización de conferencias nacionales.

Desarrollo del diálogo social

Existen sólidos indicios de que las ventajas de la participación financiera son mayores cuando los planes se adoptan a través de un proceso de cooperación y cuando se integran en un planteamiento global de gestión participativa.

La Comisión hace especial hincapié en el apoyo a iniciativas de los interlocutores sociales sobre participación financiera, incluidos el intercambio de información y experiencia, la creación de redes, la investigación y la realización de estudios.

Participación financiera y pequeñas y medianas empresas (PYME)

Las ventajas de la participación financiera de los trabajadores no se limitan a las grandes empresas que buscan una alta rentabilidad. También las PYME podrían beneficiarse de esas ventajas. La Comisión presta especial atención a la situación específica de las PYME y promueve acciones de investigación sobre los problemas particulares de las PYME.

Mejorar la información a través de acciones de investigación y de estudios

La Comisión sigue apoyando y realizando proyectos de investigación destinados a cubrir las lagunas existentes. Se presta especial atención a la recogida de datos sobre la utilización y la difusión de planes de participación social, a la incidencia de la participación financiera en los resultados de las empresas, a la calidad del trabajo, a la cohesión social y a la situación de la participación financiera en los países candidatos. Asimismo, la Comisión invita a la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo a que prosiga sus trabajos en el ámbito de la participación financiera de los trabajadores.

Creación de redes

Para potenciar la difusión de información y experiencias y sensibilizar sobre las posibilidades que ofrece la participación financiera es importante fomentar un diálogo permanente europeo. La Comisión apoya la creación de los siguientes tipos de redes: redes académicas, redes de expertos, interlocutores sociales, empresas e institutos.

Apoyo financiero a iniciativas relativas a la participación financiera

El apoyo financiero se canaliza a través de diferentes vías: la línea presupuestaria «Relaciones laborales y diálogo social» y las medidas comunitarias de incentivación del empleo. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 6 del Reglamento sobre el Fondo Social Europeo, la Comisión puede financiar medidas innovadoras destinadas a promover planteamientos nuevos e identificar ejemplos de buenas prácticas.

Las acciones destacadas en esta Comunicación cubren inicialmente el periodo 2002-2004. Al final de este periodo, se evaluarán los avances realizados respecto a los objetivos definidos en esta Comunicación, en estrecha colaboración con todas las partes interesadas en esta materia. A partir de dicha evaluación se adoptará una decisión sobre la futura adopción de iniciativas apropiadas.

Última modificación: 13.09.2005

Véase también

Para más información, consúltese el informe (DE ) (EN ) (FR ) (pdf) de 18 de diciembre de 2003 del grupo de alto nivel de expertos independientes sobre los obstáculos transfronterizos a la difusión de la participación financiera de los trabajadores de las empresas de carácter transnacional.

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba