RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Potenciar la contribución del diálogo social europeo en una Europa ampliada

Esta Comunicación de la Comisión tiene como propósito concienciar de los resultados del diálogo social europeo, hacer que se comprendan mejor, que tengan un mayor impacto y que sigan evolucionando merced a la interacción eficaz entre los distintos niveles en que se establecen las relaciones laborales.

ACTO

Comunicación de la Comisión «Colaboración para el cambio en una Europa ampliada: Potenciar la contribución del diálogo social europeo» [COM (2004) 557 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El modelo social europeo hace un especial hincapié en la necesidad de diálogo social. Esta Comunicación tiene como objetivo concienciar de los resultados del diálogo social europeo, hacer que se comprendan mejor, que tengan un mayor impacto y que sigan evolucionando merced a la interacción eficaz entre los distintos niveles en que se establecen las relaciones laborales.

Además, la ampliación de la UE constituye también un reto para el diálogo social. La colaboración revestirá una especial importancia a la hora de gestionar las repercusiones de la continua reestructuración que está teniendo lugar en los nuevos Estados miembros. La ampliación pondrá también a prueba la capacidad técnica de las organizaciones europeas de interlocutores sociales de esos países.

Tras las Comunicaciones de 1998 («Adaptación y fomento del diálogo social a escala comunitaria») y de 2002 («El diálogo social europeo, fuerza de modernización y cambio ») y en la revisión intermedia de la estrategia de Lisboa, la Comisión considera que es un buen momento para hacer balance del diálogo social europeo.

El principal desafío planteado es mejorar la calidad en el trabajo para gestionar positivamente todos los aspectos de los cambios económicos, sociales y medioambientales, a fin de garantizar el desarrollo sostenible y la cohesión social. La Comisión pide a los interlocutores sociales europeos y nacionales que participen en una auténtica colaboración para el cambio esforzándose más para abordar los siguientes temas:

  • mejorar la adaptabilidad a través de la flexibilidad y la seguridad en las relaciones laborales;
  • invertir en capital humano y en calidad de los puestos de trabajo a través de una mayor inversión por lo que se refiere a la salud y la seguridad y al acceso adecuado a la formación;
  • atraer a más gente al mercado de trabajo, teniendo en cuenta la reducción prevista de la población en edad de trabajar.

Si se quiere que los interlocutores sociales europeos contribuyan eficazmente a la consecución de los objetivos de la estrategia de Lisboa, es esencial que exista una correcta interacción entre los diferentes niveles en que se establecen las relaciones laborales. La Comisión insta a los interlocutores sociales y a los Estados miembros a que cooperen para ayudar a aquellos a reforzar las capacidades administrativas de las organizaciones nacionales de interlocutores sociales, por ejemplo aprovechando las posibilidades que ofrecen los Fondos Estructurales y, en particular, el Fondo Social Europeo.

El diálogo social europeo podría tener mejores resultados si se incrementaran las sinergias entre los diversos sectores y entre las relaciones laborales intersectoriales y sectoriales europeas. Por ejemplo, en el ámbito del aprendizaje permanente, algunos sectores (correos, banca, limpieza industrial) se han remitido al marco de acción intersectorial.

La Comisión considera también que los interlocutores sociales podrían estudiar las posibles sinergias entre el diálogo social europeo y los comités de empresa europeos (CEE). El abanico de cuestiones tratadas en estos comités de empresa europeos está sobrepasando cada vez más el núcleo específico del rendimiento empresarial y el empleo, para abarcar temas de marcado carácter europeo como son la salud y la seguridad, la igualdad de oportunidades, la formación y la movilidad, la responsabilidad social de las empresas o las cuestiones medioambientales.

El papel de la Comisión en el apoyo al diálogo social

La Comisión tiene como cometido fomentar la consulta a los interlocutores sociales en el ámbito comunitario, conforme al apartado 1 del artículo 138. Adopta, por tanto, todas las disposiciones necesarias para facilitar su diálogo, velando por que ambas partes reciban un apoyo equilibrado. La Comisión anima a los interlocutores sociales a aprovechar las posibilidades que les ofrece la negociación para zanjar algunas cuestiones a todos los niveles pertinentes y a aumentar el apoyo a las estructuras de diálogo social europeo en el contexto de la ampliación.

Ha de tenerse presente que, puesto que los interlocutores sociales son independientes y el diálogo social en la UE se basa en el libre derecho de asociación, el desarrollo de capacidades constituye, en esencia, un proceso que parte desde abajo y que depende de los esfuerzos de los propios interlocutores sociales.

Para saber a qué interlocutores sociales debe consultar conforme al artículo 138 del Tratado CE, la Comisión realiza estudios de representatividad de las organizaciones europeas y propone que estos estudios los lleve a cabo el Observatorio europeo de relaciones laborales (EN) de la Fundación de Dublín.

La Comisión mejorará la visibilidad del diálogo social europeo y ayudará a los interlocutores sociales a efectuar el seguimiento de sus textos de la siguiente manera:

  • buscando la forma de promover el intercambio de experiencia en relación con las prácticas de seguimiento;
  • ofreciendo a los interlocutores sociales un apoyo que sea accesible a través del sitio web de diálogo social;
  • reforzando el apoyo financiero a las acciones de seguimiento conjuntas;
  • organizando seminarios nacionales en cada Estado miembro destinados a concienciar de la importancia del diálogo social europeo para las relaciones laborales nacionales.

La Comisión cree que es necesario establecer un marco que ayude a mejorar la coherencia de los resultados del diálogo social y a aumentar la transparencia, y estudiará la posibilidad de elaborar un marco más extenso.

Contexto

El diálogo social europeo ha evolucionado considerablemente desde su inicio en 1985 y se ha consolidado. Desde un punto de vista cuantitativo, la labor de los diversos comités de diálogo social ha conducido a la adopción por parte de los interlocutores sociales de más de trescientos textos conjuntos, además del gran número de proyectos transnacionales conjuntos que se han llevado a cabo. Se ha producido un cambio cualitativo en la naturaleza del diálogo social, que ha adquirido una mayor autonomía. Ello queda reflejado en el número creciente de textos de «nueva generación» adoptados por los interlocutores sociales, caracterizados por el hecho de que los propios interlocutores sociales deben llevar a cabo un seguimiento activo del texto.

Esta evolución del diálogo social es coherente con los esfuerzos que realiza la Comisión para mejorar la gobernanza europea. El diálogo social es un ejemplo pionero de la mejora del proceso de consultas y de la aplicación del principio de subsidiariedad en la práctica.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo y al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones «Mejora de la calidad del empleo: examen de los progresos recientes» [COM(2003) 728 final - No publicado en el Diario Oficial].

Documento de la Dirección General de Empleo y Asuntos Sociales de la Comisión Europea. Evoluciones más recientes en materia de diálogo social intersectorial a escala europea 2002-2003 ( DE  ) ( EN  ) ( FR  ) (pdf).

 
Última modificación: 10.05.2005
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba