RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Directiva «Servicios»

Con el fin de crear un auténtico mercado interior de servicios, la Directiva «Servicios» tiene como objetivo facilitar la libertad de establecimiento de los prestadores de servicios en otros Estados miembros y la libertad de prestación de servicios entre los Estados miembros. Esta Directiva también tiene como objetivo ampliar la posibilidad de elección de los destinatarios de los servicios y mejorar la calidad de tales servicios tanto para los consumidores como para las empresas usuarias de servicios.

ACTO

Directiva 2006/123/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a los servicios en el mercado interior [Diario Oficial L 376 de 27.12.2006].

SÍNTESIS

La presente Directiva establece un marco jurídico general que favorece el ejercicio de la libertad de establecimiento de los prestatarios de servicios así como la libre circulación de servicios, al tiempo que se garantiza un nivel elevado de calidad de los servicios.

Se basa en cuatro pilares fundamentales:

  • facilitar la libertad de establecimiento y la libertad de prestación de servicios en la UE;
  • reforzar los derechos de los destinatarios de los servicios en su calidad de usuarios de dichos servicios;
  • fomentar la calidad de los servicios;
  • establecer una cooperación administrativa efectiva entre los Estados miembros.

La presente Directiva establece un marco jurídico general que favorece el ejercicio de la libertad de establecimiento de los prestadores de servicios así como la libre circulación de los servicios, sin olvidar garantizar un elevado nivel de calidad de los servicios.

Ámbito de aplicación

La Directiva establece un marco jurídico general para cualquier servicio prestado a cambio de una remuneración económica (salvo los sectores excluidos) teniendo en cuenta, al mismo tiempo, la especificidad de determinadas actividades o profesiones.

La presente Directiva cubre un amplio conjunto de actividades de servicios que representa aproximadamente un 40 % del PIB de la UE y del empleo. Contempla servicios como:

  • la construcción y la artesanía;
  • el comercio al por menor;
  • la mayoría de las profesiones reguladas (abogados, arquitectos, ingenieros y contables por ejemplo);
  • los servicios relacionados con las empresas (mantenimiento de oficinas, asesoramiento sobre gestión y publicidad por ejemplo);
  • el turismo;
  • los servicios inmobiliarios;
  • la enseñanza privada.

Varios tipos de servicios quedan excluidos del ámbito de aplicación de la presente Directiva, en especial:

  • los servicios financieros;
  • las redes de telecomunicaciones;
  • los transportes;
  • los servicios de salud;
  • las actividades de juego;
  • algunos servicios sociales.

La Directiva se aplica en los dos casos siguientes:

  • al instaurar empresas permanentemente, a saber, cuando un empresario particular o una empresa quiere instaurar un establecimiento permanente (empresa o sucursal) en su propio país o en otro país de la UE;
  • al prestar servicios de forma transfronteriza, a saber, cuando una empresa ya establecida en un país de la UE quiere prestar servicios en otros países de la UE, sin crear un establecimiento permanente o cuando un consumidor residente en un país de la UE quiere que se le preste un servicio ante un prestatario establecido en otro país de la UE.

Además, la Directiva permite a los destinatarios de servicios, sobre todo a los consumidores y a las empresas, tener una mayor elección y acceso a los servicios en le UE en la medida en que:

  • Los beneficiarios están mejor informados sobre los proveedores de servicios así como sobre las garantías de posventa y sobre la reparación;
  • La Directiva prohíbe toda discriminación por motivos de nacionalidad o de residencia del beneficiario del servicio.

Simplificación administrativa

La Directiva obliga a los Estados miembros a simplificar todos los procedimientos iniciados en la creación y la realización de una actividad de servicio. Se deben eliminar requisitos formales como la obligación de presentar los documentos originales, las traducciones compulsadas o copias compulsadas. Desde diciembre de 2009, las empresas y los individuos deben estar en condiciones de efectuar en línea todas las formalidades necesarias mediante las «ventanillas únicas».

Las ventanillas únicas son portales e-gobierno creados por la administración nacional de cada país de la UE. Los proveedores de servicios pueden utilizarlas para:

  • obtener información detallada sobre la actividad empresarial en el extranjero o en el país de origen;
  • efectuar en línea las formalidades administrativas relativas a la creación de una empresa;
  • efectuar en línea las formalidades administrativas relativas a la prestación transfronteriza de servicios.

Eliminar los obstáculos jurídicos y administrativos al desarrollo de las actividades de servicios

Para facilitar la libertad de establecimiento, la Directiva prevé:

  • la obligación de evaluar la compatibilidad de los regímenes de autorización, basándose en los principios de no discriminación y proporcionalidad, y de respetar determinados principios relativos a las condiciones y procedimientos de autorización aplicables a las actividades de servicios;
  • la prohibición de determinados requisitos jurídicos restrictivos que persisten en la legislación de determinados Estados miembros y que no pueden justificarse, como las exigencias de nacionalidad;
  • la obligación de evaluar la compatibilidad de otros requisitos jurídicos basándose en los principios de no discriminación y proporcionalidad.

Facilitar la libre prestación temporal de servicios transfronterizos

A fin de reforzar la libre prestación de servicios, la Directiva establece que los Estados miembros deben garantizar en su territorio el libre acceso a la actividad de servicios y su libre ejercicio. El Estado miembro al que el prestador de servicios se desplace sólo podrá imponer el respeto de sus propios requisitos a condición de que sean no discriminatorios, resulten proporcionados y estén justificados por razones de orden público, seguridad pública, salud pública o protección del medio ambiente.

La Directiva también prevé un determinado número de excepciones importantes a este principio, como por ejemplo en materia de cualificaciones profesionales, desplazamiento de trabajadores y en el caso de los servicios de interés económico general.

Reforzar los derechos de los consumidores como usuarios de los servicios

En el marco de la protección de los derechos de los destinatarios de los servicios, la Directiva:

  • formaliza el derecho de los destinatarios a utilizar servicios de otros Estados miembros;
  • establece el derecho de los destinatarios a obtener información sobre las normas aplicables a los prestadores, independientemente de su lugar de establecimiento y de los servicios ofrecidos por un prestador de servicios.

Garantizar la calidad de los servicios

En lo que atañe a la calidad de los servicios, la Directiva tiene como objetivo:

  • mejorar la calidad de los servicios, por ejemplo, impulsando la certificación voluntaria de las actividades o la elaboración de cartas de calidad;
  • fomentar la elaboración de códigos de conducta europeos, en particular por organismos o asociaciones profesionales.

Instaurar una cooperación administrativa efectiva entre Estados miembros

Para facilitar el establecimiento y la libre circulación de los servicios en la Unión Europea, la Directiva:

  • establece una obligación legal vinculante para los Estados miembros de cooperar con las autoridades de otros Estados miembros para garantizar un control eficaz de las actividades de servicio en la Unión y, al mismo tiempo, evitar una multiplicación de los controles; también se ha creado un mecanismo de alerta entre Estados miembros;
  • establecer un sistema electrónico de intercambio de información entre Estados miembros, indispensable para alcanzar una cooperación administrativa efectiva entre Estados miembros.

Contexto

Los servicios desempeñan un papel motor en la economía europea. Representan en torno al 70 % del empleo y del PIB europeo, y es en este sector en el que se crean cerca de 9 de cada10 nuevos empleos. En el marco de la «estrategia de Lisboa», la Comisión ha respondido a la petición del Consejo Europeo de elaborar una política encaminada a suprimir los obstáculos a la libre circulación de los servicios y a la libertad de establecimiento de los prestadores de servicios.
La Directiva responde a la constatación de que el mercado único de servicios no arroja aún todos sus frutos. A pesar de la omnipresencia de los servicios en la economía europea, los servicios solo representan de momento una quinta parte de los intercambios totales en el seno de la UE. La Directiva "servicios" fue adoptada por el Parlamento Europeo y el Consejo en diciembre de 2006. Los Estados miembros disponían de un plazo de transposición de tres años para aplicar sus disposiciones a nivel nacional. El plazo de transposición expiró el 28 de diciembre de 2009.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Directiva 2006/123/CE

28.12.2006

28.12.2009

DO L 376/68, 27.12.2006

ACTOS CONEXOS

Decisión 2011/130/UE de la Comisión, de 25 de febrero 2011, por la que se establecen los requisitos mínimos para el tratamiento transfronterizo de los documentos firmados electrónicamente por las autoridades competentes en virtud de la Directiva 2006/123/CE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a los servicios en el mercado interior [DO L 53 de 26.2.2011].
La presente Decisión pretende facilitar la verificación de firmas electrónicas utilizadas en:

  • originales;
  • copias compulsadas;
  • traducciones compulsadas.

Los Estados miembros deben establecer medios técnicos que permitan tratar los documentos presentados por prestatarios de servicios mediante las ventanillas únicas y que se firman electrónicamente mediante la firma XML, CMS o PDF.

Comunicación de la Comisión de 27 de enero de 2011 denominada "Hacia un mejor funcionamiento del mercado único de servicios, partiendo de los resultados del proceso de evaluación recíproca de la Directiva de servicios" [COM(2011) 20 final – no publicada en el Diario Oficial].

Última modificación: 26.04.2011

Véase también

  • Dirección General de Mercado Interior y Servicios, la Directiva «servicios» (DE) (EN) (FR)
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba