RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Hacer los beneficios de la dimensión social de la mundialización extensibles a todos

La Unión Europea participa en el esfuerzo por una mundialización sostenible a nivel social. Se propone reforzar su acción para una distribución equitativa de los beneficios de la mundialización y compartir su experiencia con los demás protagonistas internacionales interesados.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social europeo y al Comité de las Regiones, de 18 de mayo de 2004, titulada «La dimensión social de la mundialización - aportación de las políticas de la UE para hacer los beneficios extensibles a todos» [COM (2004) 383 final - no publicada en el Diario Oficial]

SÍNTESIS

A través de esta Comunicación, la Comisión Europea se propone contribuir al debate para una mundialización equitativa y sostenible.

CONTROL DE LA MUNDIALIZACIÓN

La mundialización corresponde a una integración progresiva de las economías y de las sociedades. Su progresión se efectúa bajo el impulso de las nuevas tecnologías, de las nuevas relaciones económicas y políticas nacionales e internacionales establecidas por una multitud de protagonistas (gobiernos, organizaciones internacionales, empresas, mundo del trabajo, medios de comunicación, sociedad civil). La mundialización ha aportado beneficios significativos a un gran número de personas en el mundo. Se han creado empleos de mejor calidad y más bien remunerados en regiones del mundo en las que la subsistencia de las poblaciones dependía hasta entonces esencialmente de la agricultura.

Las beneficios de la mundialización aún se reparten, sin embargo, de manera desigual entre los países y en el interior de los mismos. Los resultados de la integración económica a escala mundial están desequilibrados y son a menudo desfavorables para los protagonistas vulnerables, ya se trate de regiones, sectores o trabajadores. Para ser realmente sostenible, la mundialización debe garantizar un desarrollo social más equitativo para todos.

APORTACIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA A LA DIMENSIÓN SOCIAL DE LA MUNDIALIZACIÓN

La Unión Europea se esfuerza, desde hace tiempo, tanto internamente como a nivel internacional, por garantizar que los progresos económicos de la mundialización estén acompañados de progresos sociales.

Realizaciones en la UE

Por su propia experiencia de integración regional, la Unión Europea representa un modelo pertinente de integración económica, política y social. Aunque este modelo y la estrategia de Lisboa, acordada en 2000 por los Jefes de Estado o de Gobierno, que lo traduce en la práctica, no puede transponerse directamente en las restantes partes del mundo, algunos de sus aspectos presentan un evidente interés universal.

La Unión ha realizado un mercado único que permite la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, reforzado por la creación de la unión económica y monetaria, y practica políticas que se refuerzan mutuamente para responder a las necesidades de la competitividad, el empleo, el progreso social y de un medio ambiente sostenible. El sistema establecido por la Unión ha propiciado que esta integración económica implique una mejora de las condiciones de vida y de trabajo de los ciudadanos europeos, en particular en los Estados miembros menos desarrollados. En este sentido, la Unión puso el acento en estructuras institucionales sólidas, en la interacción entre las mismas, en la implicación de los protagonistas a través del diálogo social europeo, en las normas fundamentales del trabajo, como la no discriminación en el empleo y la igualdad entre hombres y mujeres, en normas mínimas por lo que respecta a la salud y seguridad profesional y a las condiciones de trabajo, en sistemas nacionales de protección social sólidos, en una inversión en capital humano, en la calidad del empleo, y, de manera más general, en el respeto de los derechos humanos y del Estado de Derecho.

La transformación de las economías de los ocho países de Europa Central y Oriental, que se incorporaron a la Unión el 1 de mayo de 2004, da prueba de la pertinencia del modelo económico y social europeo para los países en vías de transición económica.

Realizaciones a nivel internacional

La Unión Europea es, desde hace tiempo, consciente de que es esencial que sus esfuerzos para una mundialización equitativa se traduzcan también en sus políticas exteriores.

La Unión Europea ha aprovechado la oportunidad que le brindaban sus distintos acuerdos de asociación económica para introducir los elementos esenciales de una mundialización sostenible. Articuló así sus políticas exteriores en torno a los vínculos entre comercio y desarrollo, cooperación para el desarrollo centrada en la pobreza, normas fundamentales del trabajo, responsabilidad social de las empresas, medio ambiente, desarrollo sostenible, y también el Estado de Derecho, los derechos humanos y la democratización.

La Unión integra estos elementos en los acuerdos bilaterales que celebra con prácticamente todos los países y numerosas agrupaciones regionales. Además, mediante el sistema generalizado de preferencias, la Unión Europea ofrece un acceso preferente al mercado europeo a los países en desarrollo que cumplen de manera efectiva las normas fundamentales del trabajo.

La Unión apoya, por otra parte, los distintos procesos de integración regional. Estos últimos permiten una mejor integración en la economía mundial y, por lo tanto, pueden maximizar los beneficios de la mundialización para sus miembros.

Por otra parte, con su «política europea de vecindad», la Unión tiende a crear, con los países vecinos del este y del sur, una zona de estabilidad y prosperidad.

La Unión no descuida el sector privado, que debe participar, también, de manera complementaria, en los esfuerzos por conseguir una mundialización equitativa.

AUMENTAR LOS ESFUERZOS PARA CONSEGUIR UNA MUNDIALIZACIÓN SOSTENIBLE EN EL PLANO SOCIAL

Si la Unión Europea se compromete de manera activa, en sus políticas, en la dimensión social de la mundialización, debe aumentar los esfuerzos tanto a nivel europeo como a nivel internacional. Los fondos estructurales deberían servir para aplicar mejor las reestructuraciones económicas y sociales. Todos los protagonistas deben anticipar, desencadenar y absorber los cambios. Con el fin de evaluar mejor las consecuencias sociales de la mundialización y de orientar mejor sus actividades de ayuda exterior, la UE se propone promover la integración de la dimensión social en la programación y la aplicación de sus distintos programas y proyectos en las regiones y en los terceros países.

Las acciones de la Unión Europea destinadas a los países en desarrollo no deben, sin embargo, encubrir la importante parte de responsabilidad de estos países en la gestión de la mundialización y de su desarrollo social.

La contribución de las instituciones internacionales a una mundialización sostenible, que incluya la promoción de condiciones dignas de trabajo, es también esencial. La Organización Mundial del Comercio (OMC), las instituciones financieras internacionales (IFI), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el conjunto de los órganos de las Naciones Unidas deben participar de manera coherente y coordinada para conseguir este objetivo.

La Comisión exhorta, en general, a todas las instancias a sustituir las intenciones por acciones concretas.

CONTEXTO

La Comisión Mundial para la Dimensión Social de la Mundialización (CMDSM), de la OIT, publicó, el 24 de febrero de 2004, un informe sobre «una mundialización justa: crear oportunidades para todos». La Comisión Europea quiso participar en el debate abierto por la CMDSM y en la aplicación de las propuestas y recomendaciones de la CMDSM presentando su contribución a la dimensión social de la mundialización.

Última modificación: 05.07.2004

Véase también

Para obtener más información, consulte el sitio de la Comisión Mundial de la OIT sobre la Dimensión Social de la Mundialización.

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba