RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Ciencias de la vida y biotecnología

Archivos

Ayudar a la UE a controlar las ciencias de la vida y la biotecnología en numerosos ámbitos como, por ejemplo, la asistencia sanitaria, la agricultura, la alimentación, los usos industriales y el medio ambiente para establecer una economía sostenible basada en el conocimiento. Éste es el objetivo de diferentes textos legislativos adoptados estos últimos años en la materia. Las ciencias de la vida y la biotecnología representan al mismo tiempo para Europa un envite y un potencial por aprovechar, lo que la Comisión piensa hacer mediante una estrategia europea. El presente documento recoge de forma resumida sus principales aspectos (definición del concepto, retos, actuaciones previstas, aspectos éticos, etc.).

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, de 23 de enero de 2002, «Ciencias de la vida y biotecnología - Una estrategia para Europa» [COM (2002) 27 final - Diario Oficial C 55 de 2.3.2002].

SÍNTESIS

La biotecnología es una técnica que produce mediante manipulación genética moléculas biológicas u organismos transgénicos para aplicaciones industriales, agrícolas, farmacéuticas, químicas, etc.

Las ciencias de la vida plantean importantes cuestiones políticas y empresariales y suscitan un extenso debate público. Se está produciendo una revolución en la base de conocimientos biotecnológicos que abre la vía a nuevas aplicaciones en los ámbitos de la asistencia sanitaria, la agricultura, la producción de alimentos y la protección del medio ambiente.

Desde hace muchos años, los progresos científicos y tecnológicos registrados en el ámbito de las ciencias de la vida y de la biotecnología se suceden a un ritmo acelerado. A este respecto, la Comisión Europea adoptó en enero de 2002 una estrategia para que Europa elabore políticas sostenibles y responsables al efecto de abordar las tres grandes siguientes cuestiones:

  • las ciencias de la vida y la biotecnología brindan la posibilidad de satisfacer una gran parte de las necesidades mundiales relacionadas con la salud, el envejecimiento, la alimentación, el medio ambiente y el desarrollo sostenible;
  • es indispensable un amplio respaldo público y se deben tener en cuenta las consecuencias y preocupaciones éticas y empresariales;
  • la revolución científica y tecnológica es una realidad mundial que crea nuevas perspectivas y nuevos retos para todos los países del mundo.

Esta estrategia consta de dos partes:

  • orientaciones de política general;
  • un plan de 30 puntos dirigidos a llevar a la práctica esas orientaciones y medidas.

Esta estrategia responde al interés del Consejo Europeo por las ciencias de la vida. Propone una hoja de ruta detallada hasta 2010 y sitúa a este sector entre las tecnologías de vanguardia que contribuyen a hacer avanzar a la Unión Europea hacia el cumplimiento de los objetivos de Lisboa.

Potencial de las ciencias de la vida y la biotecnología

Las ciencias de la vida y la biotecnología se consideran en general una de las tecnologías punteras más prometedoras de las próximas décadas.

En el sector de la salud, la biotecnología ya permite la producción más segura y ética de un número creciente de medicamentos y servicios médicos. En este contexto, la investigación sobre las células madre abre la vía a la sustitución de tejidos y órganos para tratar enfermedades degenerativas, la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, etc. Además, abre numerosas perspectivas de mejora de la calidad de vida gracias a aplicaciones médicas innovadoras.

En el sector agroalimentario, la biotecnología permite mejorar la calidad de los productos alimenticios y pienso para facilitar la prevención de enfermedades y la reducción de los riesgos para la salud. La investigación sobre el genoma vegetal constituye un elemento fundamental. A este respecto, casi se ha duplicado la superficie dedicada en el mundo a los organismos genéticamente modificados (OGM).

En el sector no alimentario, la biotecnología contribuye a una mejor utilización de materias primas industriales para la industria de transformación energética y farmacéutica. Las modificaciones en curso se refieren sobre todo a los hidratos de carbono, los aceites, las grasas, las proteínas y las fibras. Paralelamente, la biomasa podría proporcionar energías sustitutivas, gracias a biocarburantes tanto líquidos como sólidos como el biodiésel y el bioetanol.

Desde el punto de vista del medio ambiente, la biotecnología ofrece nuevos medios de protección y mejora del medio ambiente, concretamente en lo relativo a la atmósfera, los suelos, el agua y los residuos. La investigación tiende al desarrollo de productos y métodos industriales más limpios, así como a unas prácticas agrícolas más sostenibles.

En el contexto de la estrategia de Lisboa revisada, el sector de las ciencias de la vida y la biotecnología parece que tendrá un papel que desempeñar. Como indica el último informe de situación, en las décadas venideras podría:

  • consolidar la posición de Europa en el mercado mundial de la alta tecnología;
  • ocupar un lugar preponderante en el ámbito de las ciencias, la industria y el empleo;
  • aumentar la prosperidad gracias a la creación de puestos de trabajo de mejor calidad;
  • contribuir a la modernización de la industria europea.

Aprovechamiento del potencial

La estrategia europea de la investigación en el ámbito de las ciencias de la vida a la que hemos aludido define varias prioridades estratégicas:

  • implantar una economía del conocimiento mediante mayores inversiones en investigación y desarrollo y en formación y educación;
  • traducir esos conocimientos en aplicaciones científicas y tecnológicas concretas (nuevos productos, procedimientos y servicios);
  • consolidar la gobernanza en lo que se refiere a la formulación y aplicación de las políticas y medidas;
  • aumentar la dimensión internacional de Europa;
  • fomentar el diálogo, la coherencia y la cooperación en lo relativo a la ejecución de las medidas inmediatas y futuras.

La competitividad de Europa debe mejorarse mediante tres grandes pilares de acción:

  • la consolidación de la base de recursos. Se trata de hacer hincapié en la enseñanza de las ciencias de la vida (educación y formación permanente para los científicos, concienciación general del público, etc.). La piedra angular de los progresos biotecnológicos es el acceso a bases de datos bioinformáticas detalladas, actualizadas y accesibles;
  • la red de comunidades biotecnológicas europeas. Se trata de facilitar el libre acceso a los conocimientos, a las competencias y a las mejores prácticas y de crear una estrecha comunidad de partes interesadas e instituciones en el sector de la biotecnología;
  • un papel dinamizador de las autoridades públicas. Se trata de adelantarse a los nuevos temas y adaptar las políticas de manera anticipada.

La biotecnología tiende a la resolución de problemas específicos. La presente estrategia presta una atención especial al refuerzo de la competitividad de las industrias europeas mediante la mejora del potencial de creación de pequeñas y medianas empresas (PYME) cuya actividad se base en la investigación y en el espíritu de empresa. Estas nuevas industrias basadas en el conocimiento científico son una fuente de competitividad industrial, de innovación tecnológica, de inversión y de creación de empleo.

Aspectos éticos y sociales

El desarrollo y la aplicación de las ciencias de la vida y de la biotecnología plantean cuestiones éticas fundamentales como la definición y la naturaleza del ser humano o la utilización y el control de la información genética.

Además, las ciencias de la vida y la biotecnología han suscitado una gran atención de la población y han dado lugar a un importante debate. Este debate debería ser abierto, profundo, estructurado y bien fundamentado con el fin de facilitar una mejor información y comprensión mutuas. Por consiguiente, es muy importante promover la información y el diálogo para ayudar a la población y a las partes interesadas a comprender mejor estos temas complejos, así como elaborar métodos y criterios que permitan evaluar las ventajas frente a los inconvenientes o a los riesgos.

Las autoridades públicas, los agentes económicos y la comunidad científica deberían empeñarse en difundir las realidades pertinentes y en facilitar la comprensión en relación con las cuestiones fundamentales en un marco de cooperación internacional.

Medidas previstas: plan de acción

El objetivo del plan de acción es establecer un marco político coherente destinado a facilitar la creación de las condiciones propicias al desarrollo de la biotecnología en Europa y a la colaboración entre los Estados miembros y las partes interesadas privadas. Las medidas son de cuatro tipos:

  • medidas destinadas a apoyar la investigación, a crear un sistema europeo de propiedad intelectual, etc.;
  • medidas destinadas a entablar un diálogo sobre las implicaciones éticas, jurídicas y sociales;
  • medidas de cooperación internacional, sobre todo con los países en vías de desarrollo;
  • medidas al efecto de la formulación de la política europea sobre biotecnología.

Informe de situación y orientaciones futuras

Con el objeto de dar cuenta periódicamente de los progresos de la estrategia, la Comisión ha adoptado tres informes de situación desde 2002, mediante los cuales la Comisión hace hincapié en lo realizado, aunque también señala los eventuales retrasos en determinados ámbitos. Los tres informes presentan los resultados obtenidos sobre el terreno y en lo relativo a la formulación de la política, además de abordar las nuevas cuestiones planteadas. También incluyen en la medida de lo posible los elementos que figuran en la hoja de ruta.

Con vistas a la revisión intermedia de la estrategia (Consejo Europeo de la primavera de 2007), la Comisión Europea ha puesto en marcha una evaluación concienzuda de los progresos registrados desde 2002, así como una reflexión general sobre el papel de las ciencias de la vida y la biotecnología en la sociedad europea. Estas dos iniciativas se basan sobre todo en lo siguiente:

  • una consulta pública;
  • un estudio independiente llevado a cabo por el Centro Común de Investigación (CCI);
  • un informe sobre la competitividad de la industria y la investigación europeas en el ámbito de la biotecnología.

Contexto

La UE posee un potencial de investigación importante en el ámbito de las biotecnologías. La sociedad debe sacar ventaja de los beneficios previstos desde el punto de vista del crecimiento y de la creación de puestos de trabajo. Los Programas Marco Quinto (1998-2002) y Sexto (2002-2006) han constituido a este respecto una herramienta de trabajo a disposición los investigadores, empresarios, industriales y financieros.
Además, las ciencias de la vida y la biotecnología son una realidad mundial y son esenciales para la constitución de unas economías dinámicas e innovadoras basadas en el conocimiento. Por último, el éxito de cualquier economía basada en el conocimiento se funda en la creación, difusión y aplicación de nuevos saberes. Sin embargo, las inversiones europeas en investigación y desarrollo se han quedado rezagadas en comparación con las de los Estados Unidos. La Comisión persigue recuperar el papel motor de Europa en el ámbito de las ciencias de la vida y de la biotecnología. El Sexto Programa Marco de acciones de investigación (2002-2006) ha convertido este ámbito en prioritario y ha proporcionado una base sólida para la construcción de un espacio europeo de investigación en colaboración con los Estados miembros.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones sobre el informe intermedio relativo a la estrategia en el ámbito de las ciencias de la vida y la biotecnología [COM (2007) 175 final - no publicada en el Diario Oficial].

En este documento, la Comisión hace hincapié en la eficacia de la estrategia en el ámbito de las ciencias de la vida y la biotecnología que tiene previsto finalizar (2011).

Los principales resultados señalados en el período transcurrido (2002-2006) son los siguientes:

  • integración regional de los grupos empresariales;
  • inspiración de programas nacionales;
  • adopción de un nuevo marco jurídico para los OGM.

El balance es menos positivo en lo que se refiere al fomento y el desarrollo de la innovación en el ámbito de la biotecnología. En este sector, las pequeñas y medianas empresas (PYME) todavía adolecen de la falta de un marco comunitario (patentes), de la escasez de inversiones y de la ausencia de cooperación entre el mundo académico y el financiero.

La Comisión define cinco acciones prioritarias en que se deberá centrar la estrategia:

  • promover la investigación y el desarrollo del mercado de las aplicaciones de las ciencias de la vida y de la biotecnología;
  • favorecer la competitividad y la transferencia de tecnología e innovación de la ciencia a la industria;
  • promover los debates públicos sobre las ventajas y los riesgos de las ciencias de la vida y la biotecnología;
  • mejorar la aplicación de la legislación y sus efectos sobre la competitividad;
  • garantizar una contribución sostenible de la biotecnología moderna a la agricultura.

El documento presenta asimismo toda una serie de aplicaciones modernas de las ciencias de la vida y de la biotecnología, y aporta datos sobre sus repercusiones en la industria, la economía, el medio ambiente o la salud, por ejemplo.

Informe de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité de las Regiones y al Comité Económico y Social Europeo, de 29 de junio de 2005, «Ciencias de la vida y biotecnología: Una estrategia para Europa - Tercer informe de situación y orientaciones futuras» [COM (2005) 286 final - no publicado en el Diario Oficial].

Informe de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo y al Comité Económico y Social Europeo, de 7 de abril de 2004, «Ciencias de la vida y biotecnología: Una estrategia para Europa - Segundo informe de situación y orientaciones futuras» [COM (2004) 250 final - no publicado en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo y al Comité Económico y Social Europeo, de 5 de marzo de 2003, «Ciencias de la vida y biotecnología: Una estrategia para Europa - Informe de situación y orientaciones futuras» [COM (2003) 96 final - no publicada en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, de 4 de diciembre de 2001, «Plan de acción - Ciencia y Sociedad» [COM (2001) 714 final - no publicada en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión, de 4 de septiembre de 2001, «Hacia una visión estratégica de las ciencias de la vida y la biotecnología: documento de consulta» [COM (2001) 454 final - no publicada en el Diario Oficial].

Última modificación: 04.03.2008
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba