RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 8 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Promover la solidaridad entre las generaciones

La Comisión Europea hace balance de la evolución de las políticas nacionales de apoyo a la vida familiar y destaca la aportación de la Estrategia de Lisboa a su modernización, en particular por lo que se refiere a la mejora de la conciliación entre la vida profesional y la vida familiar. La Comisión trata de preservar la solidaridad entre las generaciones y propone herramientas que permitan el desarrollo de la Alianza Europea para las Familias.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 10 de mayo de 2007, «Promover la solidaridad entre las generaciones» [COM (2007) 244 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Los retos vinculados al cambio demográfico preocupan tanto a los Estados miembros como a la Unión Europea (UE), por lo que ambos intentan reforzar la solidaridad intergeneracional y aumentar la posibilidad de que los ciudadanos realicen sus proyectos familiares. Los Estados miembros tienen competencia exclusiva en materia de política familiar. No obstante, la UE puede desempeñar un papel importante en la modernización y el éxito de dicha política, en particular a partir de la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo, ya que ésta hace hincapié en el empleo femenino y la igualdad entre hombres y mujeres, y propone la mejora de la conciliación entre la vida profesional y la vida familiar.

Evolución y adaptación de la política familiar en los Estados miembros

Las diversas políticas de apoyo a la vida familiar en los Estados miembros de la UE comportan tres dimensiones principales, que se han desarrollado de manera diferente en función de los países:

  • la compensación de los diversos gastos vinculados a la familia;
  • los servicios de ayuda a los padres para la educación y el cuidado de los niños pequeños, así como los servicios destinados a las personas dependientes en una sociedad que está envejeciendo;
  • la adaptación de las condiciones laborales, como la flexibilidad de los horarios, y del acceso a los servicios en el plano local.

Los Estados miembros han iniciado una adaptación que tiene en cuenta el contexto social y cultural en plena evolución. El equilibrio de las sociedades europeas reposa en un conjunto de solidaridades intergeneracionales cada vez más complejas. A partir de ahí, pueden distinguirse tres tipos de adaptación:

  • la política familiar se integra en un conjunto de acciones públicas que influyen en la situación de las familias, como las políticas de educación, inserción social y profesional, juventud, empleo, transporte, sanidad, etc.;
  • las formas de intervenir evolucionan de manera que aumente la incitación al trabajo y se garantice la salida de las situaciones de pobreza;
  • las políticas tienen por objetivo la participación de las mujeres en el mundo laboral sin interrupciones importantes y la participación creciente de los hombres en las responsabilidades familiares y domésticas.

En general, los países que han puesto en marcha políticas globales para la igualdad entre hombres y mujeres, que han invertido en la calidad de servicios como el cuidado infantil y que han favorecido la flexibilidad del horario laboral presentan niveles de natalidad y empleo elevados.

El papel de la política de empleo de la UE

La Unión Europea se esfuerza por tener en cuenta las consecuencias de sus propias políticas sobre los vínculos familiares y sobre la calidad de vida de los miembros de una familia. En este sentido, la conciliación entre la vida familiar, la vida privada y la vida profesional constituye un eje básico de la política europea de empleo para garantizar la igualdad de oportunidades de los hombres y las mujeres para acceder al trabajo. Esta política también es determinante para la realización de los proyectos familiares de los ciudadanos europeos.

Iniciativas futuras

El aumento de la participación de las mujeres en el mundo laboral y la perspectiva de la igualdad de oportunidades alimentan el desarrollo de la Estrategia de Lisboa, que propone un marco concreto para la conciliación entre la vida profesional, la vida familiar y la vida privada.

Paralelamente a la presente Comunicación, la Comisión propone diferentes iniciativas en este ámbito, como son:

  • ofrecer a los interlocutores sociales la posibilidad de pronunciarse sobre el contenido de las propuestas destinadas a contribuir a la mejora de la conciliación entre la vida profesional y la vida privada;
  • realizar actividades para responder a las peticiones del Consejo de hacer hincapié en la lucha contra la pobreza infantil;
  • reflexionar acerca de acciones sobre la calidad de los servicios destinados a las personas dependientes y a la protección de éstas frente al maltrato, y acerca de las medidas que pueden tomarse a nivel europeo para modernizar las infraestructuras y los servicios destinados a hacer frente al envejecimiento.

La plataforma de la Alianza Europea para las Familias

El objetivo de la Alianza Europea para las Familias (DE) (EN) (FR) es favorecer el intercambio de experiencias y los acuerdos de colaboración entre los Estados miembros comprometidos con la modernización de sus políticas familiares. A fin de responder a los cambios demográficos, la Alianza ha adoptado la forma de plataforma de intercambios sobre políticas favorables para la familia. Las principales herramientas desarrolladas por la Comisión en este sentido son:

  • un grupo de alto nivel de expertos gubernamentales en cuestiones demográficas cuya misión es asesorar y ayudar a la Comisión en la preparación y aplicación de diferentes acciones de análisis y de intercambio de experiencias;
  • foros bienales para hacer balance de la situación demográfica, respaldados por redes europeas nacionales, regionales o locales;
  • un observatorio de buenas prácticas en materia de política familiar;
  • dispositivos de investigación sobre las cuestiones relativas a la demografía y a la familia, en particular a través del Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico y del Programa Marco para la Innovación y la Competitividad; la Comisión tiene la intención de realizar una encuesta del Eurobarómetro sobre la situación de las familias y sus necesidades en 2008, así como cooperar en el desarrollo de la base de datos sobre las familias elaborada por la OCDE (EN) (FR);
  • movilización de los Fondos Estructurales Europeos; para ello, se elaborará una guía práctica de ayuda a los agentes locales en los Estados miembros que les permita utilizar los Fondos Estructurales para financiar sus programas de modernización de la política familiar.

Contexto

La Comunicación de octubre de 2006 sobre el futuro demográfico en Europa establece una serie de objetivos y medidas destinados a aumentar el empleo y la participación de las mujeres, los jóvenes y las personas mayores en el mundo laboral, mejorar los resultados económicos y la organización de la inmigración, equilibrar las finanzas públicas y promover la renovación demográfica. La presente Comunicación es parte de la aplicación de la Comunicación mencionada, ya que propone herramientas para garantizar la renovación demográfica y reforzar la solidaridad intergeneracional.

Última modificación: 07.02.2008
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba