RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


El programa comunitario sobre la estrategia de Lisboa

Archivos

En julio de 2005, la Comisión propuso que se creara un programa comunitario sobre la estrategia de Lisboa para responder a los desafíos sociales, económicos y medioambientales que se le plantean a la Unión Europea. Dicho programa incluye tres objetivos y ocho acciones clave.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 20 de julio de 2005, «Acciones comunes para el crecimiento y el empleo: el programa comunitario sobre la estrategia de Lisboa» [COM (2005) 330 final – no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Actualmente, Europa debe transformar los desafíos a los que se enfrenta (envejecimiento de la población, mayor competencia mundial, cambio tecnológico, presiones sobre el medio ambiente) en nuevas perspectivas.

Es necesario modernizar la economía europea proponiendo soluciones duraderas basadas en políticas macroeconómicas sanas, que permitan garantizar el modelo social europeo.

El Consejo Europeo solicitó a la Comisión que, para completar los programas nacionales, presentara un «programa comunitario sobre la estrategia de Lisboa» que abarcase todas las medidas comunitarias.

 Las medidas políticas propuestas por el programa se refieren a tres objetivos principales:

  • fomentar el conocimiento y la innovación;
  • atraer más inversiones y facilitar el trabajo;
  • crear más empleo y de mejor calidad.

La Comisión propone que dichos objetivos figuren en los programas de los Fondos Estructurales y del Fondo de Cohesión. El nuevo Fondo de Desarrollo Rural constituye un buen ejemplo a este respecto, ya que apoya en particular las inversiones en las personas, la innovación, el conocimiento técnico, la adopción de tecnologías de la información en las zonas rurales y la diversificación rural.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Fondo Europeo de Inversiones contribuyen también a la financiación de iniciativas en el marco del programa comunitario sobre la estrategia de Lisboa.

Fomentar el conocimiento y la innovación

Una inversión más importante (el objetivo previsto es el 3 % del producto interior bruto) y más eficaz (poniendo los recursos nacionales en común) es esencial para fomentar una investigación europea que sea competitiva. Esta responsabilidad incumbe sobre todo a los Estados miembros.

La Comisión aporta su ayuda al conocimiento y la innovación en Europa a través de instrumentos de financiación y una reglamentación eficaz. Para el período 2007-2013, existen dos grandes instrumentos de financiación a nivel comunitario, a saber:

Existen otros instrumentos financieros:

  • las líneas presupuestarias de las redes transeuropeas apoyan la aplicación práctica de los conocimientos adquiridos en la investigación; dichos conocimientos pueden aplicarse en proyectos industriales dirigidos a reducir la congestión del transporte;
  • el Plan de actuación de la Unión Europea a favor de las tecnologías ecológicas tiene por objeto promover su desarrollo y aplicación; tales tecnologías tienen un gran potencial económico y medioambiental; los Fondos Estructurales y del BEI apoyan el plan de actuación.

El acuerdo sobre la patente comunitaria sigue siendo un elemento fundamental para fomentar una economía innovadora basada en el conocimiento. La Comunidad apoyará los esfuerzos para mantener una gran capacidad industrial cuando los Estados miembros no puedan por sí solos hacer frente a los desafíos relacionados con la investigación, la reglamentación y la financiación europea.

La Comisión propone la simplificación del marco administrativo de las ayudas estatales, así como la reorientación de éstas en el conocimiento, la innovación, la formación, la movilidad y la expansión. El nuevo marco reglamentario facilitará la concesión de las ayudas a las PYME, a las empresas jóvenes y a las empresas innovadoras, no sólo a través de ayudas directas, sino también mediante la financiación del capital riesgo. La reglamentación velará por que las ayudas sólo se concedan cuando los beneficios para la sociedad sean significativos, y procurará que no se distorsionen las condiciones de competencia.

Atraer más inversiones y facilitar el trabajo

Para facilitar el acceso al mercado, es importante mejorar el marco reglamentario y completar el mercado interior.

La mejora de la legislación puede crear incentivos justos para las empresas, reduciendo los costes y los obstáculos a la adaptación y la innovación. Teniendo en cuenta las preocupaciones de las PYME, la Comisión continuará sus trabajos sobre:

  • la evaluación del impacto de todas las nuevas iniciativas políticas;
  • la selección rigurosa de las propuestas pendientes desde hace algún tiempo ante el Consejo y el Parlamento Europeo;
  • la simplificación de la legislación vigente por medio de planes de actuación sectoriales.

El mercado interior de servicios debe ser operativo al tiempo que se mantiene el modelo social europeo. Teniendo en cuenta la importancia actual del sector de servicios para la creación de empleo y para el valor añadido en la Unión, la aprobación de la Directiva de servicios podría conllevar un aumento del índice de empleo y del producto interior bruto de la Unión.

Además, la Comisión tiene previsto:

  • publicar orientaciones para promover servicios de interés general eficaces y de gran calidad (como continuación de su Libro Blanco sobre este tema);
  • concentrar las ayudas financieras disponibles en los proyectos previstos en el contexto del desarrollo de la red europea de transporte;
  • coordinar la realización de cuarenta y cinco proyectos transfronterizos inmediatos para las redes de transporte, de energía y de banda ancha, la investigación y el desarrollo y la innovación, siempre que los Estados miembros inicien el proceso de programación y financiación;
  • intentar llegar a un acuerdo sobre una base de impuestos comunes para las sociedades que operan en varios Estados miembros en los que hay normativas fiscales diferentes.

La plena integración de los mercados financieros puede permitir un reparto más eficaz de los capitales. La reglamentación ya existe, pero actualmente hay que eliminar los obstáculos relativos al acceso al mercado.

Para garantizar mercados competitivos tanto dentro como fuera de Europa, la Comisión ha iniciado recientemente su Agenda de la competitividad exterior (EN) (FR). Dicha Agenda incluye iniciativas sobre el acceso al mercado, la política europea con respecto a China, los contratos públicos, los instrumentos de defensa comercial, un mejor reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual y una nueva generación de relaciones comerciales bilaterales. Con esta Agenda, la Unión Europea señala claramente su compromiso a favor de la Organización Mundial del Comercio.

Crear más empleo y de mejor calidad

La Comisión apoya las acciones de los Estados miembros relativas al capital humano, la educación y la formación profesional, en particular a través de:

La Comisión completará también las acciones de los Estados miembros para alcanzar los objetivos que están en el centro de la Agenda Social. A tal efecto, se invita en particular a los interlocutores sociales a desempeñar un papel significativo.

Para conseguir un verdadero mercado paneuropeo de la mano de obra, es necesario eliminar los obstáculos a la movilidad. La Comisión propondrá en este sentido un marco de cualificaciones europeas creando condiciones de transparencia y confianza mutua.

La Comisión trabajará igualmente por un marco común de gestión de la migración económica a escala de la UE que incluya procedimientos acelerados de admisión para estancias prolongadas de investigadores de terceros países, y la simplificación de la concesión de visados para las estancias breves.

Las reestructuraciones son consecuencias inevitables del progreso económico y de la integración del mercado. Sin embargo, pueden tener efectos desestabilizadores para los ciudadanos afectados por ellas. La Comisión va a crear un nuevo fondo para ayudar a las personas y a las regiones más afectadas por dichas reestructuraciones a hacer frente a la nueva situación. También hará un seguimiento de su Comunicación sobre reestructuración y empleo.

Contexto

El programa comunitario sobre la estrategia de Lisboa constituye la contribución comunitaria a la asociación para el crecimiento y el empleo, que se creó en la estrategia renovada de Lisboa. La idea de la asociación es realizar sinergias entre los niveles decisorios de la Comunidad y nacionales para conseguir un mayor crecimiento estable y crear más empleos de mejor calidad.

El programa comunitario responde, por tanto, al igual que los programas de reforma de los Estados miembros, a las orientaciones integradas para el crecimiento y el empleo, definidas en el Consejo de junio de 2005. Sin embargo, tiene sobre todo por objeto acciones de valor añadido claro que completen las acciones realizadas a nivel nacional.

El 23 de octubre de 2006, se presentó un informe (EN ) (pdf) sobre los progresos realizados en la aplicación del programa comunitario sobre la estrategia de Lisboa.

Cada año, la Comisión presenta un balance de la estrategia de Lisboa en un informe de actividad anual (EN) que abarca la aplicación de la asociación para el crecimiento y el empleo a nivel de la Comunidad y de los Estados miembros.

ACTOS CONEXOS

Decisión 2006/702/CE del Consejo, de 6 de octubre de 2006, relativa a las directrices estratégicas comunitarias en materia de cohesión [Diario Oficial L 291 de 21.10.2006].
El 6 de octubre de 2006, el Consejo adoptó el proyecto de Directrices estratégicas comunitarias en materia de cohesión, crecimiento y empleo. Dichas directrices constituyen el marco orientativo para el establecimiento de la política de cohesión y la intervención de los Estados miembros durante el período 2007-2013.

Decisión2006/144/CE del Consejo, de 20 de febrero de 2006, sobre las directrices estratégicas comunitarias de desarrollo rural (período de programación 2007-2013) [Diario Oficial L 55 de 25.2.2006].

Informes

Comunicación de la Commission al Consejo, de 11 de diciembre de 2007, «Informe estratégico sobre la estrategia de Lisboa renovada para el crecimiento y el empleo: lanzamiento de un nuevo ciclo (2008-2010), parte I» [COM(2007) 803 final – no publicado en el Diario Oficial].
Sobre la base del balance del primer ciclo de las reformas de la estrategia de Lisboa renovada para el crecimiento y el empleo, la Comisión presenta una serie de acciones que deben permitir poner en marcha el segundo ciclo (2008-2010) y alcanzar los objetivos de la estrategia. A tal efecto, se prevé adoptar diferentes medidas en cuatro ámbitos prioritarios que la Comunidad y los Estados miembros aplicarán en asociación: invertir en conocimiento e innovación, liberar el potencial de las empresas, en particular de las PYME, invertir en las personas y modernizar los mercados laborales, y dotarse de una economía con baja emisión de carbono y de bajo consumo energético.

Comunicación de la Comisión al Consejo Europeo de Primavera, de 12 de diciembre de 2006, «Un año de resultados – Parte 1: Ejecución de la estrategia de Lisboa renovada para el crecimiento y el empleo» [COM (2006) 816 final – no publicado en el Diario Oficial].
En vísperas del lanzamiento de la segunda fase de la estrategia para el crecimiento y el empleo en 2008, la Comisión hace balance de la aplicación de dicha estrategia analizando los progresos realizados a nivel comunitario y en cada Estado miembro. Evalúa también las políticas macroeconómicas, microeconómicas y de empleo, insiste en la ejecución de los PNR e insta a todos los Estados miembros a intensificar sus esfuerzos en las cuatro áreas prioritarias, a saber, la inversión en conocimiento e innovación, el potencial empresarial, en particular de las PYME, y la modernización de los mercados laborales y el sector energético en conexión con los desafíos del cambio climático. En conjunto, los Estados miembros se han comprometido de manera prometedora. La Comisión considera, sin embargo, que algunos de ellos podrían adoptar medidas más enérgicas en áreas tales como la sostenibilidad a largo plazo de la hacienda pública, la reforma del mercado laboral, la I+D, las políticas en materia de clima y energía, la innovación y la competencia.

Comunicación de la Comisión al Consejo Europeo de Primavera, de 25 de enero de 2006, «Ha llegado la hora de acelerar - Parte 1: La nueva asociación para el crecimiento y el empleo» [COM(2006) 30 final – no publicado en el Diario Oficial].

Última modificación: 28.05.2008
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba