RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 23 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  BG - CS - ET - GA - LV - LT - HU - MT - PL - RO - SK - SL

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Un presupuesto para Europa (2014-2020)

La Comisión Europea ha presentado una propuesta de presupuesto para el periodo 2014-2020, cuyo objetivo es contribuir a un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. Las medidas propuestas deben permitir financiar los objetivos de la estrategia Europa 2020 y aplicar en el futuro un verdadero presupuesto europeo.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, titulada «Un presupuesto para Europa 2020» [COM(2011) 500 - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La presente Comunicación detalla el futuro presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2014-2020 y se inscribe dentro de la estrategia Europa 2020. Esta Propuesta de presupuesto debe permitir:

  • financiar las políticas comunes, como la Política Agrícola Común (PAC);
  • ayudar a las regiones menos prósperas aplicando el principio de solidaridad;
  • alcanzar la plena realización del mercado interior;
  • favorecer las sinergias, las cooperaciones y los proyectos a gran escala en los ámbitos de la investigación, la innovación y la justicia;
  • responder a los retos persistentes o nuevos que exigen adoptar un enfoque común a escala europea, como el cambio climático, la evolución demográfica o las catástrofes humanitarias.

Un presupuesto al servicio de la investigación, la innovación y el desarrollo tecnológico

La UE debe ser competitiva en materia de innovación si quiere desempeñar un papel preponderante en la escena mundial. Ahora bien, sufre un retraso en términos de innovación e investigación. Para paliar dicho retraso, la Comisión desea aumentar el nivel de las inversiones europeas e invertir un 3 % del PIB en investigación y desarrollo.

Para ello, la Comisión prevé conceder 80 000 millones de euros para el periodo 2014-2020 en el Marco Estratégico Común para la Investigación y la Innovación, aparte de los fondos estructurales.

Un presupuesto al servicio de la solidaridad para un crecimiento y una creación de puestos de trabajo sostenibles

La UE pone su política de cohesión al servicio de la solidaridad en las regiones más desfavorecidas. La política de cohesión también desempeña un papel esencial en el cumplimiento de las ambiciones y los objetivos de la estrategia Europa 2020 a través de la UE. De este modo, la Comisión desea crear una nueva categoría de regiones, a saber «las regiones de transición», que incluirían a todas las regiones con un PIB per cápita de entre el 75 % y el 90 % de la media de la UE-27.

Por otro lado, para combatir el paro y la pobreza hay que coordinar las acciones nacionales y europeas. Por ello, el Fondo Social Europeo (FSE) tiene que desempeñar un papel preponderante. Su acción podrá complementarse con el programa PROGRESS y la red EURES.

La Comisión tiene la intención de destinar 376 000 millones de euros a los instrumentos de la política de cohesión y de repartir este importe entre los diferentes ámbitos contemplados:

  • 162 600 millones de euros para las regiones relevantes del objetivo de convergencia;
  • 38 900 millones de euros para las regiones de transición;
  • 53 100 millones de euros para las regiones relevantes del objetivo de competitividad;
  • 11 700 millones de euros para la cooperación territorial;
  • 68 700 millones de euros para el Fondo de Cohesión.

Un presupuesto para interconectar Europa

Para aprovechar el potencial del mercado único, se requieren infraestructuras modernas. Por ello, la Comisión propone crear un mecanismo para la interconexión en Europa, con el fin de favorecer el acceso al mercado interior a todos.

La Comisión dedicará 40 000 millones de euros a poner en marcha este mecanismo para interconectar Europa, así como 10 000 millones de euros a las inversiones vinculadas a los transportes en el interior del Fondo de Cohesión. Este importe se repartirá en tres sectores diferentes:

  • 9100 millones de euros para la energía;
  • 31 600 millones de euros para el transporte;
  • 9100 millones de euros para las TIC;

Un presupuesto para la Política Agrícola Común

La PAC debe ser competitiva, garantizar un suministro de alimentos adecuado y seguro, preservar el medio ambiente y el paisaje ofreciendo un nivel de vida equitativo a la comunidad agrícola. Para alcanzar estos objetivos, la Comisión pretende realizar algunos cambios que permitan integrar la PAC en la estrategia Europa 2020. En el futuro, el presupuesto destinado a la agricultura se ocupará también de la gestión sostenible de los recursos naturales y la lucha contra el cambio climático, y contribuirá a un desarrollo territorial equilibrado en toda Europa.

La Comisión propone mantener la actual estructura en dos pilares de la PAC, con un primer pilar más ecológico y repartido de forma más equitativa y un segundo pilar más centrado en la competitividad y la innovación, la lucha contra el cambio climático y el medio ambiente. La Comisión pretende introducir los siguientes cambios:

  • ecologización de los pagos directos;
  • convergencia de los pagos;
  • limitación del nivel de los pagos directos.

La Comisión propone asignar:

  • 281 800 millones de euros al primer pilar de la PAC;
  • 89 900 millones de euros al desarrollo rural.

Además, se repartirá un importe de 15 200 millones de euros entre los siguientes sectores:

  • 4500 millones de euros para la investigación y la innovación;
  • 2200 millones de euros para la seguridad alimentaria;
  • 2500 millones de euros para la ayuda alimentaria;
  • 3500 millones de euros para una nueva reserva para las posibles crisis en el sector agrícola;
  • hasta 2500 millones de euros para el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización.

Un presupuesto para invertir en los recursos humanos

La estrategia Europa 2020 hace hincapié en la necesidad de aumentar el número de titulados de la enseñanza superior en Europa y de luchar contra el abandono escolar prematuro, valorando las actividades culturales y relativas a los medios de comunicación.

Sin embargo, la estructura actual de los programas que tratan de alcanzar estos objetivos está todavía demasiado fragmentada. Por eso, la Comisión propone poner en marcha un programa único en el ámbito de la educación, la formación y la juventud.

En este sentido, la Comisión desea conceder 15 200 millones de euros al ámbito de la educación y la formación, así como 1600 millones de euros a la cultura. Esta financiación deberá complementarse con fondos estructurales.

Un presupuesto para afrontar los retos vinculados a la migración

Las políticas relativas a la seguridad y las cuestiones de migración ocupan un lugar destacado en la agenda europea. Con el Tratado de Lisboa, se introdujeron cambios significativos en la forma de dirigir estas políticas. Por ello, la Comisión desea simplificar la estructura de los instrumentos financieros, reduciendo el número de programas a dos fondos:

  • Un Fondo para la migración y el asilo;
  • un Fondo para la seguridad interior.

Por otro lado, la Comisión tiene la intención de dedicar 8200 millones de euros a los asuntos de interior de la UE, así como 455 millones de euros a la protección civil y la capacidad europea de reacción en las situaciones de emergencia.

Un presupuesto para hacer que la UE sea un actor mundial

Es importante que la UE desempeñe un papel esencial en la escena mundial y que garantice la estabilidad, prosperidad y democracia en los países que la rodean. La Comisión desea desarrollar su estrategia exterior creando sobre todo un instrumento panafricano en el marco del Instrumento de Financiación de la Cooperación al Desarrollo (ICD). Asimismo, la UE desea implicarse en el proceso de democratización del mundo árabe.

La Comisión considera que no es necesario realizar una nueva reorganización del dispositivo legislativo aplicable en la gestión de sus relaciones exteriores. Propone asignar 70 000 millones de euros a los instrumentos de ayuda exterior para el periodo 2014-2020.

Además, las siguientes dotaciones no contemplan la PPC:

  • Fondo Europeo de Desarrollo (países de África, Caribe y Pacífico): 30 000 millones de euros;
  • Fondo Europeo de Desarrollo (países y territorios de ultramar): 321 millones de euros;
  • Fondo para el Cambio Climático y la Biodiversidad;
  • Reserva para Ayudas de Emergencia: 2500 millones de euros;

Proyectos que requieren una financiación fuera del presupuesto de la UE

El Fondo Europeo de Desarrollo (FED) (EN) (FR) se financia fuera del presupuesto de la UE debido a su especificidad. Lo mismo ocurre con los proyectos ITER o el Programa Europeo de Vigilancia de la Tierra (GMES), cuyos costes son demasiado elevados para incluirse en el presupuesto de la UE.

Un presupuesto simplificado

El nuevo marco presupuestario de la UE debe cumplir ciertos imperativos de simplicidad. Por ello, la Comisión ha decidido reducir el número de programas e instrumentos distintos. Los programas complejos que no parezcan concluyentes se reorganizarán bajo una forma simplificada más eficaz o se abandonarán.

Otro medio de simplificar la gestión de los programas consiste en inscribirlos dentro de un marco único dotado de normas comunes que limiten, en la medida de lo posible, el número de excepciones o de casos particulares: por ejemplo, las tres fuentes principales de financiación de la investigación y la innovación se reagruparán dentro de un único marco estratégico común para la investigación y la innovación.

En cuanto a los fondos de gestión compartida, un marco estratégico común reemplazará el enfoque actual, que consiste en establecer distintos conjuntos de líneas directrices estratégicas para todos los instrumentos.

Las agencias ejecutivas deben desempeñar un papel más importante para suministrar servicios de mejor calidad.

La Comisión, conciente de las restricciones presupuestarias a las que están sometidos los Estados miembros y teniendo en cuenta los recortes realizados en los gastos públicos nacionales de administración, también propone reducir en un 5 % los efectivos de cada institución, servicio, agencia u otro órgano.

La Comisión también propone modificar los cinco instrumentos que no entran en el marco financiero, tales como:

  • la Reserva para Ayudas de Emergencia (DE) (EN) (FR);
  • el Instrumento de Flexibilidad (DE) (EN) (FR);
  • el Fondo de Solidaridad (DE) (EN) (FR);
  • el Fondo de Ajuste a la Mundialización (DE) (EN) (FR);
  • el nuevo mecanismo de emergencia para reaccionar ante situaciones de crisis en el sector agrario.

Conclusión

Entre los textos legislativos que acompañan a la presente Comunicación, la Comisión propone un reglamento que establezca un nuevo marco financiero plurianual, un acuerdo interinstitucional sobre los asuntos presupuestarios y la buena gestión financiera y una decisión relativa a los recursos propios (con las modalidades de aplicación correspondientes).

De aquí a finales de 2011, la estrategia expuesta en la presente Comunicación se detallará en las propuestas legislativas relativas a los programas e instrumentos de gastos previstos en cada ámbito.

ACTOS CONEXOS

Propuesta de Reglamento del Consejo, de 29 de junio de 2011, por el que se establece el Marco Financiero Plurianual para el periodo 2014-2020 [COM(2011) 398 final – no publicada en el Diario Oficial].

Propuesta de Decisión del Consejo, de 29 de junio de 2011, sobre el sistema de recursos propios de la Unión Europea [COM(2011) 510 final – no publicada en el Diario Oficial].

Última modificación: 03.10.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba