RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Trata de mujeres con fines de explotación sexual

En el marco de la política europea de lucha contra la trata de seres humanos, la Comisión desea alentar el debate político y promover un enfoque coherente al respecto.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 20 de noviembre de 1996, sobre la trata de mujeres con fines de explotación sexual.

SÍNTESIS

En noviembre de 1993, el Consejo adoptó una serie de recomendaciones para luchar contra la trata de seres humanos. En junio de 1996, se celebró en Viena la primera conferencia europea organizada por la Comisión sobre la trata de mujeres. Participaron en ella representantes de todos los ámbitos (universidades, ONG, servicios de policía e inmigración, Gobiernos, Parlamentos, etc.). Entre las medidas propuestas en la conferencia figura el establecimiento de un plan de acción global, que contemple un enfoque estructurado.

La Comunicación recoge esas propuestas y formula soluciones concretas para luchar contra el fenómeno de la trata de mujeres procedentes de terceros países, que son trasladadas a la Unión Europea y explotadas sexualmente bajo amenaza. Este problema está vinculado al de la trata de niños, que requiere soluciones específicas, tal como se menciona en otra Comunicación de 1996.

Es difícil disponer de datos y sobre todo de cifras precisos para evaluar el fenómeno. Según las estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones, el número de víctimas asciende a 500 000 y proceden, cada vez con mayor frecuencia, de Europa Central y Oriental y de los nuevos Estados independientes. Se han creado verdaderas redes, que cuentan con apoyos políticos y recursos económicos importantes. A menudo, el tráfico de seres humanos está también vinculado a otras formas de delincuencia (tráfico de drogas, blanqueo de capitales, etc.).

La Comisión desea que se establezca una política integrada, con la participación de todos los protagonistas mencionados en el punto 1. Dicha política podría incluir diversos componentes.

Propuestas interdisciplinarias

Se contempla:

  • aprobar un programa destinado a los responsables de la lucha contra la trata de seres humanos y la explotación sexual de los niños (programa STOP);
  • obtener datos fiables sobre los distintos aspectos de la trata de seres humanos, financiando y divulgando estudios e investigaciones;
  • mejorar la coordinación entre los Estados miembros por lo que se refiere a la recogida y el intercambio de información, así como en la labor desarrollada en foros internacionales como el Consejo de Europa;
  • fomentar el diálogo entre las ONG de la UE y de terceros países;
  • realizar campañas de información destinadas a las mujeres en los países de origen y desalentar a los posibles clientes en la UE.

Inmigración

Podrían financiarse en el marco de dos programas de la Unión (STOP y Sherlock) iniciativas de formación de los funcionarios responsables en materia de inmigración, asilo y fronteras exteriores. Por otra parte, las víctimas que aceptaran declarar contra los traficantes podrían recibir un permiso de residencia temporal hasta el final del procedimiento judicial.

Cooperación judicial

Entre 1900 y 1950, se adoptaron diversos instrumentos internacionales para luchar contra la trata de seres humanos y la prostitución, si bien ninguno de ellos ha sido ratificado por los Estados miembros. Debería hacerse un análisis de las normativas nacionales con objeto de conocer mejor la legislación que se aplica en cada Estado miembro. Además, habría de incitarse a los terceros países afectados a aplicar sanciones penales a los traficantes. En la UE se planteará una actuación común para instaurar una cooperación judicial que abarque la trata de mujeres. Por último, sería procedente que ese comercio fuera sancionado de manera similar en todos los Estados miembros.

Cooperación policial

Con objeto de facilitar la cooperación entre los servicios de policía de los Estados miembros, es la Unidad «Drogas» de Europol quien se encarga de la trata de seres humanos. A tal efecto, se han designado personas de contacto en cada Estado miembro. Se está elaborando un directorio de especialistas en la lucha contra la delincuencia y, ante todo, contra la trata de seres humanos. Se incidirá, en concreto mediante el programa Oisin, en la formación de la policía, para sensibilizar a sus miembros ante el problema de la trata y ante la importancia de atender a las víctimas de forma adecuada. Esa cooperación policial se ampliará a los terceros países, sobre todo a los países de Europa Central y Oriental.

Cooperación social y empleo

Se trata de un apartado muy desarrollado. Además de las campañas de información ya mencionadas, está previsto luchar contra la exclusión social y reintegrar a las víctimas de la trata gracias a los programas existentes en el ámbito social, educativo y sanitario. Se prestará ayuda a los Estados miembros que deseen crear centros de acogida y readaptación. En relación con el empleo, algunos Estados han establecido criterios más estrictos por lo que se refiere a las condiciones laborales, para hacer frente a los abusos. Si hubiera un intercambio de las mejores prácticas y una coordinación entre los servicios de inspección social y sanitaria, por una parte, y la policía, por otra, sería más fácil localizar a las víctimas del tráfico. Podrán organizarse cursos específicos destinados al personal de los servicios sociales y sanitarios para contribuir a la reinserción de las víctimas.

Cooperación con terceros países

Se han previsto diversas medidas en el marco general de la cooperación al desarrollo. En el caso de los países de Europa Central y Oriental y de los nuevos Estados independientes, los principales instrumentos de lucha contra la trata de seres humanos son los programas Democracia (protección de los derechos humanos) y LIEN (destinado a las ONG del sector social). Deberá desarrollarse el marco legislativo de esos países y podrán plantearse medidas de cooperación transfronteriza para impedir la inmigración ilegal. Los países de África, el Caribe y el Pacífico (ACP) también son beneficiarios de medidas en favor de los derechos humanos. La Comisión tiene previsto emplear el Fondo Europeo de Desarrollo para intensificar las medidas en el ámbito de la prevención, la formación y la reinserción. Por lo que se refiere a los países de América Latina, Asia y la Cuenca Mediterránea, se han previsto medidas preventivas (mejorar la educación de las jóvenes y la condición de las mujeres) y medidas de reinserción a través de las ONG.

Se adjuntan la lista de las iniciativas propuestas por la Comisión, diversos extractos de los principales textos relativos a la trata de seres humanos y bibliografía sobre este tema.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisiónal Consejo y al Parlamento Europeo, de 9 de diciembre de 1998, sobre nuevas medidas en el ámbito de la lucha contra la trata de mujeres.

Última modificación: 20.12.2006

Véase también

Para más información, consúltense los siguientes sitios web:

«Libertad, seguridad y justicia», de la Dirección General JLS de la Comisión Europea:

  • Acción de la UE contra la trata de seres humanos y la explotación sexual de la infancia (DE) (EN) (FR).

«Espacio de seguridad, libertad y justicia», del Parlamento Europeo:

  • Ficha temática: la trata de seres humanos (EN) (FR).
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba