RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Cuarta conferencia de las Naciones Unidas sobre las mujeres

Archivos

La Unión Europea instaura una nueva relación entre las mujeres y los hombres que supone una distribución igualitaria del trabajo remunerado y no remunerado y una participación de las mujeres y de los hombres en la vida civil, política, económica, social y cultural en condiciones de igualdad.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo de 1 de junio de 1995 - distribución y participación equitativas: para una nueva relación entre hombres y mujeres; prioridades de la Comunidad Europea para la Cuarta conferencia mundial de las Naciones Unidas sobre la mujer (Pekín, septiembre de 1995) [COM (1995) 221 - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Para la Comunidad, la igualdad entre las mujeres y los hombres constituye un principio fundamental. Los derechos de las mujeres y de las jóvenes son inalienables e indivisibles y constituyen una parte integral de los derechos humanos universales.

Las políticas y los programas deben hacer hincapié en las medidas favorables al reconocimiento del papel fundamental desempeñado por las mujeres en los procesos sociales, económicos y políticos, a la participación de las mujeres en la gestión del poder y a su acceso a la independencia económica.

Además, deben adoptarse medidas específicas para garantizar la integración de la cuestión de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en todas las políticas de la Unión.

Es urgente suprimir las desigualdades en los ámbitos de la alimentación, la alfabetización, la educación y la formación, el empleo, el acceso a la atención primaria de salud, etc.

La Comunidad ha establecido los siguientes objetivos estratégicos:

  • promover activamente la participación no discriminatoria de todos los individuos en la vida social, en particular mediante el apoyo a la ratificación y la aplicación del Convenio sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres;
  • reforzar la legislación en materia de violencia, acoso sexual y explotación sexual de la mujer;
  • apoyar medidas que refuercen la función de las organizaciones no gubernamentales cuyo objetivo es otorgar mayores responsabilidades a mujeres;
  • fomentar y acelerar, mediante acciones de apoyo, la participación de las mujeres en la toma de decisiones en todos los organismos públicos y políticos;
  • garantizar que las mujeres de todo el mundo tengan derecho a decidir libre y responsablemente sobre el número, intervalo y momento en que quieren tener sus hijos y disponer de la información y los medios para ello;
  • adoptar medidas con el fin de corregir la discriminación horizontal y vertical en el mercado de trabajo;
  • fomentar los cambios en la organización del trabajo que permitan garantizar una distribución equitativa de las responsabilidades laborales y de las tareas domésticas; adoptar medidas que permitan conciliar las responsabilidades personales, sociales y profesionales;
  • integrar la cuestión de la igualdad de oportunidades en todas las políticas y acciones (mainstreaming).

La Comunidad deberá examinar el tratamiento que otorga a la cuestión de los recursos y del seguimiento a distintos niveles: instituciones comunitarias, Estados miembros, acciones llevadas a cabo por instituciones internacionales y acciones de estímulo y apoyo de gobiernos asociados y gobiernos de países con economías en transición, en el marco de la cooperación al desarrollo.

Contexto

La conferencia de las Naciones Unidas sobre la mujer, celebrada en Pekín en 1995, y la participación de la Comunidad Europea en este acontecimiento son una continuación del esfuerzo ya desplegado por la comunidad internacional para promover la igualdad entre mujeres y hombres.

En la primera conferencia mundial sobre la mujer, celebra en México en 1975, se habían determinado tres objetivos prioritarios: igualdad, desarrollo y paz. Para lograr estos objetivos, en la conferencia de Copenhague de 1980, se perfilaron tres ámbitos que requerían una atención particular: un acceso similar al de los hombres a la educación, a las oportunidades de empleo y a servicios adecuados de atención a la salud. En la conferencia de Nairobi de 1985 se declaró por primera vez que todos los problemas humanos eran también problemas de las mujeres. Las mujeres tienen, por lo tanto, un derecho legítimo a participar en el proceso de decisión y en la gestión de todas las cuestiones humanas.

ACTOS CONEXOS

Cuarta conferencia mundial sobre la mujer, Pekín 1995

La Declaración y la Plataforma de acción, adoptadas al final de la conferencia, enuncian los objetivos estratégicos y las acciones que deben llevarse a cabo para superar los obstáculos a la promoción de las mujeres.

Se determinaron doce ámbitos que suponen un freno a la promoción de las mujeres y que, en consecuencia, requieren acciones específicas: la mujer y la pobreza; la educación y la capacitación de la mujer; la mujer y la salud; la violencia contra la mujer; la mujer y los conflictos armados; la mujer y la economía; la mujer en el ejercicio del poder y la adopción de decisiones; mecanismos institucionales para el adelanto de la mujer; los derechos humanos de la mujer; la mujer y los medios de difusión; la mujer y el medio ambiente; y la niña.

La conferencia de Pekín destacó también el concepto de género y la necesidad de incluir la igualdad entre el hombre y la mujer en todas las instituciones, políticas y acciones de los Estados miembros de las Naciones Unidas.

En una sesión extraordinaria de las Naciones Unidas, celebrada en 2000 bajo el título «Mujeres 2000: Igualdad de género, desarrollo y paz para el siglo XXI» (Pekín + 5), se hizo un seguimiento de la Cuarta conferencia mundial sobre la mujer.

Reglamento (CE) n° 806/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de abril de 2004, relativo alfomento de la igualdad entre el hombre y la mujer en la cooperación al desarrollo.

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 21 de junio de 2001, «Programa de acciónpara la integración del factor género en la cooperación de la Comunidad al desarrollo» [COM (2001) 295 final - no publicada en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión, de 21 de febrero de 1996: «Integrar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el conjunto de las políticas y acciones comunitarias» [COM(96) 67 final- no publicada en el Diario Oficial].

Última modificación: 27.08.2004

Véase también

Para más información, consúltense las páginas SCADPlus sobre Derechos humanos y Lucha contra la violencia, la explotación sexual y la trata de mujeres, y el sitio de las Naciones Unidas de la Comisión de la condición de la mujer (EN).

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba