RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Informe sobre la igualdad de oportunidades 2002

1) OBJETIVO

Presentar, a escala europea y regional, un marco general de los principales avances y logros en el ámbito de la igualdad de oportunidades en 2002 y describir las perspectivas para el año 2003.

2) ACTO

Informe de la Comisión, de 5 de marzo de 2003, al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones - Informe anual sobre la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la Unión Europea en 2002 [COM (2003) 98 final- no publicado en el Diario Oficial].

3) SÍNTESIS

LA AMPLIACIÓN

El año 2002 fue crucial en el proceso de ampliación de la Unión Europea (UE) pues se concluyeron las negociaciones de adhesión con 10 países candidatos. El tiempo que queda hasta su entrada en el seno de la UE, el 1 de mayo de 2004, servirá para reforzar el seguimiento y la cooperación con que se va a ayudar a esos países en las fases finales de preparación para su plena integración. En este contexto, el programa de acción sobre la igualdad de oportunidades se abrió en 2002 a los países candidatos.

Transposición de la legislación

En el ámbito de la igualdad de oportunidades había que proceder a la transposición de nueve directivas. El proceso de adecuación al acervo está muy avanzado en la mayoría de los países en vías de adhesión, en especial en Chipre, la República Checa, Letonia, Lituania, Hungría, Eslovaquia y Eslovenia. Seguirá cooperándose con Bulgaria y Rumania, que han realizado importantes progresos en la adecuación a la legislación comunitaria.

Estructuras de aplicación

La transposición de la legislación, por sí sola, no basta. Es esencial la aplicación de estructuras institucionales y administrativas adecuadas, tales como organismos encargados de las cuestiones de igualdad, defensores del pueblo y estructuras capaces de proporcionar un asesoramiento independiente. Algunos países, como la República Checa, Hungría, Letonia, Lituania, Eslovenia y Polonia ya han aplicado este tipo de estructura. Sin embargo, en Chipre y Malta habría que reforzar las capacidades administrativas necesarias para la transposición del acervo.

Dimensión socioeconómica

En lo referente a la dimensión socioeconómica, existe un gran contraste entre los Estados miembros actuales y los países en vías de adhesión: en estos últimos la participación femenina en el mercado de trabajo solía ser elevada pero disminuyó drásticamente en los primeros años de la transición. Las tasas de desempleo son elevadas tanto para los hombres como para las mujeres, sobre todo en Letonia, Lituania, Malta, Polonia y la República Eslovaca. Por otro lado, la participación masculina en el mercado de trabajo está por debajo de la media de la UE, de tal manera que las diferencias de género en cuanto a empleo y desempleo son menores que en la UE. Sin embargo, al igual que en los Estados miembros, los mercados de trabajo de los países en vías de adhesión están muy segregados por sexos y las diferencias salariales entre hombres y mujeres son aún mayores. Se reconoce la necesidad de aplicar una política y una estrategia de integración pero no existen instrumentos a tal efecto. Por otro lado, las modalidades de tiempo de trabajo favorables a la vida familiar están muy poco desarrolladas, pues no van más allá de las disposiciones básicas en relación con la maternidad y los permisos parentales.

En el ámbito de la inclusión social, la cooperación consiste principalmente en la elaboración de memorandos conjuntos sobre la inclusión, cuya finalidad es preparar a los países en vías de adhesión para su plena participación en los procesos europeos de inclusión social desde el día mismo de su adhesión. Los memorandos estarán terminados antes de que acabe 2003 y constituirán un paso importante hacia el establecimiento por parte de los países en vías de adhesión de sus primeros planes nacionales de acción de lucha contra la pobreza y la exclusión social en 2005.

En lo concerniente al papel de las mujeres en la toma de decisiones, es esencial que las mujeres de los países en vías de adhesión puedan disfrutar de las ventajas que ofrece la legislación comunitaria vigente relativa a la igualdad entre hombres y mujeres. En las elecciones europeas que se celebrarán en junio de 2004, las mujeres deben poder desempeñar su pleno papel, de la misma manera que los hombres, en la toma de decisiones y en la vida política. En 2003, la Comisión centrará sus actividades en el fomento del equilibrio entre hombres y mujeres en la toma de decisiones. Se obtendrá así una base sustancial para la actuación y el intercambio entre los países en vías de adhesión y los Estados miembros.

ESTRATEGIA MARCO SOBRE LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES ENTRE HOMBRES Y MUJERES

La estrategia de integración de la perspectiva de género ha demostrado ser una herramienta eficaz para promover la igualdad entre hombres y mujeres. La integración de la perspectiva de género, combinada con acciones específicas, en particular los programas de carácter legislativo y financiero, constituye el enfoque dual presentado en la Estrategia marco sobre la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Estrategia europea de empleo

En 2002, la Comisión llevó a cabo una evaluación de la estrategia europea de empleo. En esta ocasión los resultados manifestaron una mejora de la visibilidad de la cuestión de la igualdad de oportunidades incluso en los países «rezagados», y una disminución de las diferencias entre mujeres y hombres en lo que respecta a las tasas de empleo y desempleo. No obstante, queda mucho por hacer para reducir estas diferencias, que siguen siendo demasiado pronunciadas. Además, es necesario realizar avances importantes para mejorar los servicios de guardería.

Fondos Estructurales

La política de igualdad de género obedece al planteamiento dual, con medidas específicas acompañadas por la integración de la dimensión de género en todas las operaciones de los Fondos Estructurales. Este enfoque dual está implantado sobre todo en el Fondo Social Europeo (FSE), el principal instrumento de apoyo financiero de la UE para la estrategia europea de empleo. La mayoría de las iniciativas dirigidas a reducir las desigualdades de género se centran en el empleo y están financiadas por el FSE. La integración de la perspectiva de género ha resultado ser más difícil de aplicar en otros ámbitos de los Fondos Estructurales como son el de los transportes, el medio ambiente o el desarrollo rural.

Respecto a las mejoras destinadas a promover la igualdad de género a través de los Fondos Estructurales, es necesario señalar que sólo unos pocos programas de aplicación de los Fondos en los Estados miembros adoptan una estrategia generalizada de integración de la perspectiva de género. Además, la mayoría carecen de unos objetivos claros y de un plan de seguimiento con respecto a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

El proceso de inclusión social

El proceso europeo de inclusión social se ha diseñado para ayudar a los Estados miembros en su lucha contra la pobreza y la exclusión social. El Consejo de ministros estableció objetivos comunes sobre la base de los cuales los Estados miembros han de diseñar sus planes nacionales de acción, y pidió a los Estados miembros que incorporaran la dimensión de género en todas sus estrategias de lucha contra la pobreza y la exclusión social.

La dimensión de género no era muy notoria en los primeros planes nacionales de acción presentados en 2001. En julio de 2002, los ministros acordaron potenciarla para impulsar la eficacia de su integración. La próxima ronda de planes nacionales está prevista para julio de 2003. Así, se espera que figuren más acciones específicas dedicadas a estas cuestiones, y que la perspectiva de género esté más presente en todas ellas.

La dimensión de género en las estrategias nacionales relativas a las pensiones

Pese a que la mayoría de las personas mayores son mujeres, la mayor parte de los regímenes de pensiones fueron tradicionalmente diseñados para los hombres como cabezas de familia y trabajadores a tiempo completo, sin interrupciones en su carrera profesional. Los primeros informes nacionales presentados en septiembre de 2002 ponen de manifiesto que muchos sistemas de pensiones siguen reflejando estos principios básicos. De hecho, en muchos países el nivel medio de las pensiones de las mujeres sigue siendo considerablemente inferior al de los hombres. Sin embargo, se ha puesto de manifiesto que los Estados miembros están adaptando gradualmente sus sistemas al cambiante papel social y económico de las mujeres y de los hombres. Sólo resta que los efectos de dichas adaptaciones duren el tiempo necesario.

Otras políticas

En el ámbito de la investigación y el desarrollo, la Comisión planea crear una plataforma europea de mujeres de ciencia cuyas actividades estarán diseñadas para fomentar la existencia de mujeres científicas y potenciar su participación, a escala nacional y europea, en el debate político en torno a la ciencia. Por otro lado, en diciembre de 2002, la Comisión publicó sus primeras convocatorias de propuestas conforme al sexto programa marco de investigación, entre ellas, una convocatoria sobre las mujeres y las actividades científicas.

En lo referente a la educación, el Consejo adoptó una Resolución en mayo de 2002 en respuesta a la Comunicación de la Comisión «Hacer realidad un espacio Europeo del aprendizaje permanente». En ese texto, la igualdad de oportunidades es uno de los principios fundamentales del concepto de aprendizaje permanente. Entre los objetivos principales está el acceso de las mujeres al aprendizaje permanente y su participación en el mismo, en especial dentro de las empresas.

En lo que atañe al medio ambiente, la integración de la perspectiva de género fue incluida como parte del plan de gestión de la DG Medio Ambiente. Se han registrado avances importantes en el ámbito de la gestión de residuos, de agua, de mar y de suelo, donde se han emprendido estudios sobre el impacto desde el punto de vista del género.

POLÍTICA Y ACCIONES ESPECÍFICAS EN PRO DE LA IGUALDAD DE GÉNERO

Legislación

La Directiva 76/207/CEE relativa a la aplicación del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en lo que se refiere al acceso al empleo, a la formación y a la promoción profesionales, y a las condiciones de trabajo, fue modificada en septiembre de 2002. Una de las principales reformas se centra en el acoso sexual en el trabajo. En efecto, por primera vez a escala europea, existe una legislación vinculante que define el acoso sexual y lo proscribe como una forma de discriminación por razones de sexo. Aunque los Estados miembros tienen de plazo hasta 2005 para cumplir las nuevas disposiciones de la citada Directiva, la mayoría de ellos ya se han anticipado a esta obligación y han emprendido acciones para combatir el acoso sexual. Éste es el caso de Bélgica, Francia, Finlandia e Irlanda.

Respecto a la igualdad de salario, se ha instado a los tribunales nacionales a que aborden esta cuestión. En los Países Bajos, por ejemplo, se ha dictado sentencia favorable a la denuncia presentada por una trabajadora sanitaria en relación con la igualdad de salario.

A lo largo de 2002 se han emprendido diversas iniciativas legislativas en varios Estados miembros para facilitar la conciliación entre el trabajo y la vida familiar. Austria, Países Bajos, Finlandia, Cataluña y Alemania ya han tomado medidas a este respecto.

El programa de acción

La igualdad de salario entre mujeres y hombres fue el tema prioritario en 2001, el primer año de aplicación del programa, pues las diferencias salariales son una de las desigualdades más notorias a las que se enfrentan las mujeres en el trabajo. La mayoría de los proyectos seleccionados conforme al programa de acción versaron sobre la igualdad de salarios. Sus resultados se esperan para 2003. No obstante, puesto que los proyectos duran quince meses, ya se organizaron una serie de conferencias en 2002. En ellas volvió a destacarse la persistencia de las diferencias salariales.

La conciliación del trabajo con la vida familiar fue el tema prioritario en 2002. Este tema es un componente esencial de la dimensión de género en la estrategia europea de empleo y el proceso de inclusión social. Tiene por objetivo instaurar condiciones favorables para que tanto mujeres como hombres puedan incorporarse o reincorporarse al mercado de trabajo, o bien permanecer en él. Entre ellas cabe citar unos servicios de guardería asequibles y de gran calidad, un reparto igualitario de los cuidados familiares y las responsabilidades domésticas, el aprovechamiento del permiso parental por parte del padre, así como las posibilidades de horario flexible para hombres y mujeres. En respuesta a la convocatoria de propuestas conforme al programa sobre igualdad de oportunidades se seleccionaron, en 2002, dieciocho proyectos.

En 2003, el centro de atención será la mujer en la toma de decisiones. La paridad en la vida política continua siendo una cuestión pendiente tanto a escala nacional como europea. Si bien en algunos Estados miembros existe una tendencia a promulgar legislación sobre la paridad, los resultados de recientes elecciones nacionales no acaban de convencer. En Francia, por ejemplo, la Ley sobre la paridad no ha tenido los resultados esperados en cuanto al equilibrio de la representación de hombres y mujeres, ni en las elecciones locales ni en las parlamentarias. Varios Estados miembros están abordando el tema de la representación política equilibrada de hombres y mujeres. Éste es el caso de Bélgica, Irlanda, España y el Reino Unido.

El tema principal para 2004-2005 será el de los estereotipos en función del sexo.

DERECHOS HUMANOS

Trata de seres humanos

La lucha contra la trata de seres humanos es una de las prioridades políticas de la UE. En 1996, la UE inició el programa STOP en apoyo de las acciones para combatir la trata de seres humanos y la explotación sexual de los niños. En Bruselas se celebró, en septiembre de 2002, la «Conferencia europea sobre la prevención y la lucha contra la trata de seres humanos: Un reto global para el siglo XXI». La conferencia fue iniciada por la Comisión en el marco del programa STOP II, y se encargó de organizarla la Oficina Internacional de Migraciones (IOM), en estrecha colaboración con el Consejo y con la propia Comisión Europea. El principal producto de esta Conferencia es la Declaración de Bruselas, que tiene como objetivo potenciar la cooperación europea e internacional, y la adopción de medidas concretas, de normas, de las mejores prácticas y de los mecanismos para prevenir y combatir la trata de seres humanos. Para ello, la Declaración de Bruselas incluye recomendaciones relativas a la prevención del tráfico, a la protección y la ayuda a sus víctimas y a la cooperación policial y judicial.

Violencia doméstica

La acción comunitaria para prevenir la violencia contra los niños, los adolescentes y las mujeres y para proteger a las víctimas y los grupos de riesgo se traduce en el programa DAPHNE. A principios de 2003, la Comisión realizó una propuesta relativa a la segunda fase de la acción comunitaria (2004-2008), el programa DAPHNE II . La propuesta se basa en la experiencia adquirida con la aplicación del primer programa, y su estructura es similar a la del programa Daphne original, que cubre el periodo 2000-2003.

Otras iniciativas

También se ha prestado atención a temas tan preocupantes como la condición de las mujeres afganas, la lapidación y la integración de las mujeres musulmanas en la sociedad europea.

PERSPECTIVAS PARA 2003

En el programa de trabajo de la Comisión estarán incluidas las siguientes prioridades globales para todos los servicios de la misma:

  • En la evaluación de impacto global de las nuevas propuestas se incorporará, según proceda, una evaluación de sus repercusiones en materia de género, y se seguirá integrando la perspectiva de género en ámbitos políticos en los que aún no se haya hecho.
  • Cada servicio intensificará sus esfuerzos para recoger datos desagregados por sexos y desglosar sistemáticamente por sexos todas las estadísticas relacionadas; asimismo, seguirán definiéndose indicadores relativos a la igualdad de género.
  • Cada DG y cada servicio incorporará en sus planes de formación dirigidos al personal de todos los niveles y, en particular, al de gestión, módulos dedicados a la integración de la perspectiva de género.

En el ámbito de la igualdad de trato, la Comisión iniciará un proceso de consulta abierto sobre las posibles directrices para la refundición de las directivas existentes. En 2003, la Comisión quiere presentar un informe sobre la aplicación de la Directiva relativa al permiso parental, que analice por qué son tantos los hombres que no ejercen este derecho. Por último, las Presidencias griega e italiana analizarán, por medio de indicadores, el papel de las mujeres en la toma de decisiones.

4) MEDIDAS DE APLICACIÓN

5) TRABAJOS POSTERIORES

 
Última modificación: 23.01.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba