RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Protección de las mujeres embarazadas, que hayan dado a luz o en período de lactancia

Esta Directiva establece directrices para la evaluación de los riesgos vinculados a los agentes químicos, físicos o biológicos, así como a los procedimientos industriales, los movimientos y las posturas y las cargas físicas y mentales. Prevé medidas provisionales para proteger a las mujeres embarazadas, que hayan dado a luz o en período de lactancia contra estos riesgos y prohíbe completamente la exposición a algunos agentes químicos, físicos o biológicos. Diversas disposiciones particulares regulan el trabajo nocturno, el permiso de maternidad, los exámenes prenatales, los derechos inherentes al contrato de trabajo y la protección contra los despidos discriminatorios. La Directiva exhorta a los Estados miembros a que hagan lo necesario para que cualquier mujer que se considere perjudicada por el incumplimiento de las medidas pueda hacer valer sus derechos.

ACTO

Directiva 92/85/CEE del Consejo de 19 de octubre de 1992 relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud en el trabajo de la trabajadora embarazada, que haya dado a luz o en período de lactancia (décima Directiva específica con arreglo al apartado 1 del artículo 16 de la Directiva 89/391/CEE) [Véanse los actos modificativos].

SÍNTESIS

La Comisión, en concertación con los Estados miembros y asistida por el Comité consultivo para la seguridad y la salud en el trabajo, debe establecer las directrices para la evaluación de los agentes químicos, físicos o biológicos, así como los procedimientos industriales que ponen en peligro la salud y la seguridad de las trabajadoras. Dichas directrices se refieren asimismo a los movimientos y las posturas, la fatiga mental y física y las demás cargas físicas y mentales.

Las directrices servirán de guía para la evaluación de los riesgos. Así pues, para toda actividad que pueda presentar un riesgo, el empresario o los servicios de protección y prevención deben determinar la naturaleza, el grado y la duración de la exposición de las trabajadoras con el fin de poder apreciar cualquier riesgo y determinar las medidas que deban adoptarse. Los resultados de la evaluación se comunican a las trabajadoras, así como todas las medidas relativas a la salud y la seguridad en el trabajo.

Medidas provisionales

La exposición de las trabajadoras a estos riesgos debe ser evitada mediante una adaptación provisional de las condiciones de trabajo o del tiempo de trabajo. Si la adaptación no resulta técnica u objetivamente posible, o no puede razonablemente exigirse por motivos debidamente justificados, el empresario debe garantizarles un cambio de puesto. Si la transferencia a otra actividad es imposible, la trabajadora será dispensada de trabajar durante el período necesario para la protección de su salud y seguridad.

Entorno de trabajo

La trabajadora embarazada no podrá verse obligada, en ningún caso, a realizar actividades que de acuerdo con la evaluación específica supongan una exposición a agentes químicos, físicos o biológicos y a las condiciones de trabajo enumeradas en el anexo II, sección A, y, en el caso de las trabajadoras en período de lactancia, a las condiciones enumeradas en el anexo II, sección B.

Trabajo nocturne

Los Estados miembros han de tomar las medidas necesarias para que las trabajadoras no se vean obligadas a realizar un trabajo nocturno durante el embarazo y durante un período consecutivo al parto, a reserva de la presentación de un certificado médico. Dichas medidas deben incluir la posibilidad del traslado a un trabajo diurno o, cuando dicho traslado no sea posible, una dispensa de trabajo o una prolongación del permiso de maternidad.

Permiso de maternidad

El permiso de maternidad debe ser como mínimo de catorce semanas ininterrumpidas, distribuidas antes o después del parto, de las cuales dos semanas obligatoriamente antes de la fecha prevista del parto.

Exámenes prenatales

Las trabajadoras embarazadas deben disfrutar de un permiso sin pérdida de remuneración para realizar los exámenes prenatales en caso de que éstos tengan lugar durante el tiempo de trabajo.

Protección contra los despidos discriminatorios

Está prohibido despedir a las trabajadoras por razones vinculadas a su estado durante el período comprendido entre el comienzo de su embarazo y el final del permiso de maternidad. En caso de despido, el empresario debe dar motivos justificados de despido por escrito. Además, han de adoptarse medidas de protección para proteger a las trabajadoras contra las consecuencias de un despido improcedente.

Derechos inherentes al contrato de trabajo

Deben garantizarse los derechos inherentes al contrato de trabajo, incluido el mantenimiento de una remuneración o el beneficio de una prestación adecuada de las trabajadoras embarazadas, que hayan dado a luz o en período de lactancia*. En el caso del permiso de maternidad, la remuneración y la prestación se consideran adecuadas cuando los ingresos son equivalentes, como mínimo, a los que recibiría la trabajadora en caso de interrupción de sus actividades por motivos de salud, hasta un límite máximo posible determinado por las legislaciones nacionales. Este derecho a remuneración o a prestación puede estar sujeto a determinadas condiciones o requisitos, entre los que no se podrán contemplar en ningún caso períodos de trabajo previo superiores a doce meses inmediatamente anteriores a la fecha prevista para el parto.

Defensa de los derechos

Los Estados miembros deben incorporar en su ordenamiento jurídico interno las medidas necesarias para que cualquier trabajadora que se considere perjudicada por el incumplimiento de las obligaciones derivadas de la Directiva pueda hacer valer sus derechos por vía jurídica o mediante el recurso a otras instancias competentes.

Aplicación

Las adaptaciones técnicas del anexo I se fijan con arreglo al procedimiento previsto en el artículo 17 de la Directiva 89/391/CEE, y las del anexo II, mediante el procedimiento previsto en el artículo 138 del Tratado CE.

La Directiva no puede tener como efecto la regresión del nivel de protección de las trabajadoras en relación con la situación existente en cada Estado miembro en la fecha de su adopción.

Cada cinco años, los Estados miembros deben informar a la Comisión sobre la aplicación de la Directiva, indicando las opiniones de los interlocutores sociales.

Contexto

Esta Directiva tiene como objeto la adopción de medidas de protección mínimas relativas a la salud y la seguridad de las trabajadoras embarazadas, que hayan dado a luz o en período de lactancia, que deben considerarse como un grupo de riesgo específico.

Da curso a la relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de las trabajadoras en el trabajo.

Términos clave del acto
  • Trabajadora embarazada, que haya dado a luz o en período de lactancia: cualquier trabajadora embarazada, que haya dado a luz o en período de lactancia que comunique su estado al empresario, con arreglo a las legislaciones o las prácticas nacionales.

REFERENCIAS

Acto

Entrada en vigor

Plazo de transposición en los Estados miembros

Diario Oficial

Directiva 92/85/CEE

24.11.1992

19.10.1994

L 348 de 28.11.1992

Acto(s) modificativo(s)

Entrada en vigor

Plazo de transposición en los Estados miembros

Diario Oficial

Directiva 2007/30/CE

28.6.2007

31.12.2012

L 165 de 27.6.2007

ACTOS CONEXOS

Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo de 3 de octubre de 2008 por la que se modifica la Directiva 92/85/CEE del Consejo relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud en el trabajo de la trabajadora embarazada, que haya dado a luz o en período de lactancia [COM(2008) 637 final - no publicada en el Diario Oficial].

El objeto de la presente Propuesta es mejorar la protección y los derechos de la mujer embarazada, que haya dado a luz o en periodo de lactancia, con el fin de proteger mejor los intereses de la madre y del hijo.

El periodo de permiso de maternidad se amplía de catorce a dieciocho semanas, de las cuales doce no son obligatorias, y que la mujer puede elegir si las toma antes o después del parto, y seis semanas obligatorias que deben tomarse después del parto. En caso que la fecha real de parto difiera de la fecha prevista, el periodo de permiso previo al parto podrá prolongarse sin que afecte al posterior al parto. Además, se podrá conceder un periodo adicional en caso de parto prematuro, de bebé hospitalizado al nacer, de neonatos con discapacidad y de parto múltiple.

Asimismo, la Propuesta debe mejorar la protección de las mujeres trabajadoras y estimularlas para que retomen su actividad después del parto. De este modo, durante el permiso de maternidad, en principio, la mujer recibe una remuneración igual a su salario completo. Sin embargo, los Estados miembros pueden establecer un límite igual a la prestación por enfermedad. Además, las mujeres tendrán mucha más libertad para elegir el periodo en el que toman la parte no obligatoria del permiso (antes o después del parto). Ya no estarán obligadas a tomar una parte fija del permiso antes del parto, como es el caso actual de algunos Estados miembros.

Al finalizar el permiso, las mujeres tienen derecho a reincorporarse al mismo puesto de trabajo en las mismas condiciones y a beneficiarse de cualquier mejora en las condiciones de trabajo. Asimismo, podrán solicitar una revisión de sus horarios de trabajo con el fin de conciliar la vida profesional y familiar .

Cualquier infracción de la Directiva deberá ser considerada como una discriminación. Los Estados miembros adoptarán las medidas que resulten necesarias hacer efectiva su aplicación. En especial, garantizarán que sus sistemas judiciales contemplen normas favorables a las víctimas, imponiendo la carga de la prueba a la parte acusada, protegiendo al demandante frente a eventuales represalias y estableciendo regímenes de sanción disuasorios.

Comunicación de la Comisión, de 5 de octubre de 2000, sobre las directrices para la evaluación de los agentes químicos, físicos y biológicos, así como los procedimientos industriales considerados como peligrosos para la salud o la seguridad de la trabajadora embarazada, que haya dado a luz o en período de lactancia [ COM(2000) 466 - no publicada en el Diario Oficial].
Estas directrices se refieren a la evaluación de los agentes químicos, físicos o biológicos, así como de los procedimientos industriales que ponen en peligro la salud y la seguridad de las trabajadoras. Las directrices contemplan asimismo los movimientos y las posturas, así como la fatiga mental y física y otras cargas físicas y mentales.

Informe de la Comisión, de 15 de marzo de 1999, sobre la aplicación de la Directiva 92/85/CEE del Consejo, de 19 de octubre de 1992, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud en el trabajo de la trabajadora embarazada, que haya dado a luz o en período de lactancia [ COM(1999) 100 final - no publicado en el Diario Oficial].
El informe presenta un panorama detallado de los derechos de las trabajadoras embarazadas, que hayan dado a luz o en período de lactancia en los distintos Estados miembros de la Unión. Destaca algunos problemas específicos de transposición que han conducido al inicio de procedimientos de infracción. A título de ejemplo, cabe señalar la prohibición completa de trabajo nocturno impuesta por varios Estados miembros a las mujeres embarazadas o la ausencia de todo período obligatorio de permiso de maternidad. El informe define otros temas de preocupación, como las diferencias observadas entre las categorías de trabajadoras que entran en el ámbito de aplicación de la Directiva, la dificultad de reconciliar las cuestiones de salud y seguridad, el derecho de las mujeres a la no discriminación o el derecho a reintegrarse a un puesto.

Última modificación: 30.10.2008
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba