RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Plan de trabajo para la igualdad entre las mujeres y los hombres (2006-2010)

El Plan de trabajo apoya los objetivos del programa para la igualdad entre hombres y mujeres. Es la continuación de la estrategia marco sobre la igualdad entre hombres y mujeres (2001-2005), de la cual hace balance poniendo de relieve las mejoras necesarias. Debe ir seguido de un informe sobre el estado de aplicación en 2008 y de una evaluación acompañada de una propuesta de seguimiento en 2010.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones - Plan de trabajo para la igualdad entre las mujeres y los hombres 2006-2010 [COM (2006) 92 final - No publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

En el presente Plan de trabajo se definen seis áreas prioritarias y objetivos y acciones clave para cada una de ellas que puedan contribuir a facilitar su realización. A pesar de los progresos significativos alcanzados gracias a la legislación sobre la igualdad de trato y al diálogo social, la Unión Europea (UE) sigue teniendo ante sí retos considerables.

Conseguir la misma independencia económica para las mujeres y los hombres

  • Algunos de los objetivos de Lisboa se centran en la perspectiva de género, aunque será preciso redoblar los esfuerzos para alcanzarlos, en particular en lo que respecta a la tasa de empleo y de desempleo de las mujeres.
  • A pesar de la legislación comunitaria existente, persiste la diferencia salarial de un 15% entre los hombres y las mujeres, como consecuencia de desigualdades estructurales en el mercado laboral y de discriminaciones directas.
  • Las mujeres constituyen, como media, un 30% del empresariado de la Unión Europea (UE). A menudo tienen que enfrentarse a mayores dificultades para acceder a la financiación y a la formación.
  • El riesgo de pobreza es mayor para las mujeres que para los hombres, ya que pueden tener una actividad laboral interrumpida y, en consecuencia, acumular menos derechos individuales de pensión. Los regímenes de protección social deberían poner a su disposición prestaciones apropiadas.
  • Los hombres y las mujeres se enfrentan a riesgos sanitarios diferentes. La investigación médica y las estadísticas e indicadores de seguridad y sanidad se centran principalmente en los hombres y en los sectores predominantemente masculinos.
  • La UE se compromete a combatir la doble discriminación que sufren las mujeres inmigrantes o pertenecientes a minorías étnicas.

Conciliación de la vida privada y la actividad profesional

  • Los acuerdos laborales flexibles implican una serie de ventajas para los empleados y los empleadores. No obstante, las mujeres recurren más a menudo a las disposiciones de la política de conciliación, lo que puede tener consecuencias negativas para la posición profesional de éstas en su puesto de trabajo y para su independencia económica.
  • La UE se enfrenta al declive demográfico y al envejecimiento de su población, lo que afecta al mercado laboral. Es esencial facilitar el acceso a las guarderías y el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, y mejorar las prestaciones de servicios destinados a las personas mayores.
  • Deberían adoptarse medidas para animar a los hombres a disfrutar del permiso de paternidad o trabajar a media jornada.

Misma representación en la toma de decisiones

  • La subrepresentación persistente de las mujeres en la sociedad civil, en la vida política y en el alto funcionariado de la administración pública constituye un déficit democrático.
  • La presencia de mujeres en la toma de decisiones de naturaleza económica puede contribuir a la innovación y la productividad del trabajo, concretamente en lo que se refiere a la flexibilidad laboral y a la transparencia en los procedimientos de promoción.
  • Los Estados miembros se han fijado el objetivo de que haya un 25% de mujeres en puestos directivos en el área de investigación realizada por el sector público.

Erradicación de todas las formas de violencia de género

  • La UE lucha contra la violación de los derechos fundamentales a la vida, a la seguridad, a la libertad, a la dignidad y a la integridad física y emocional y lleva a cabo acciones contra las prácticas tradicionales que atentan contra tales derechos.
  • La Comisión propone que se penalice la trata de mujeres y, al mismo tiempo, que se reduzca la demanda de seres humanos con fines de explotación sexual. La nueva Directiva relativa a los permisos de residencia a las víctimas de la trata debe, sobre todo, permitir su reintegración en el mercado laboral.

Eliminación de los estereotipos sexistas

  • La educación, la formación y la cultura deberían permitir a las mujeres orientarse hacia estudios no tradicionales y sectores profesionales valorados.
  • Las mujeres suelen trabajar en sectores menos valorados, y por lo general ocupan los escalones más bajos de la jerarquía.
  • Los medios de comunicación contribuyen a transmitir los estereotipos de género. Es preciso entablar un diálogo constante entre las autoridades y las partes implicadas.

Promoción de la igualdad en terceros países

  • En el marco del proceso de ampliación, los países adherentes, candidatos o posibles candidatos deben transponer el acervo comunitario en materia de igualdad de género.
  • La igualdad entre mujeres y hombres es un objetivo integrado en la política europea de vecindad, de desarrollo y exterior.
  • La UE promueve los principios internacionales de la Declaración del Milenio para el Desarrollo y la Plataforma de Acción de Beijing (PAB) (EN).

Acciones clave

La Comisión debe modernizar la legislación vigente de la UE sobre la igualdad de género. En 2006 se llevó a cabo una refundición legislativa en materia de igualdad de oportunidades y de trato. La Comisión velará por integrar lo más posible el aspecto de la igualdad de género en todas las políticas, por ejemplo en las directrices integradas para el crecimiento y el empleo y en el nuevo método de coordinación simplificado sobre las pensiones, la inclusión social, la salud y los cuidados de larga duración.

La eliminación de los estereotipos sexistas pasa necesariamente por la sensibilización. La Comisión tiene previsto, entre otras cosas, incrementar el diálogo con los ciudadanos de la UE a través del Plan D: democracia, diálogo y debate, y el portal «Tu Europa».

Existe una necesidad de mejores estadísticas en la mayoría de las áreas. Nuevos indicadores y un nuevo índice compuesto sobre la igualdad de género deberían permitir comparar más fácilmente los datos a escala de la UE. También es importante desglosar las estadísticas por sexos.

Es preciso investigar más en lo que respecta a la dimensión de género en el ámbito de la salud y para los sectores sanitario y social. La base de datos europea de mujeres y hombres en puestos de responsabilidad se mantendrá. El Séptimo Programa Marco para acciones de investigación y desarrollo tecnológico puede servir de instrumento para la financiación de investigaciones concretas.

A escala internacional, la Plataforma de Acción de Beijing, con el apoyo de la Comisión, prevé mejores estructuras de recogida de datos sobre la dimensión de género en los países en desarrollo.

Financiación

Un nuevo Instituto Europa de la Igualdad de Género, que tendrá un presupuesto de 50 millones de euros, deberá desempeñar un papel decisivo en el seguimiento de la mayoría de las acciones.

El programa PROGRESS financia las acciones de naturaleza transversal, ya que la dimensión de la igualdad de género es un aspecto común a varias políticas. Por ello, la Comisión debe explorar las posibilidades de desarrollar la elaboración del presupuesto comunitario teniendo en cuenta la dimensión de género y evaluando su impacto.

Los Fondos Estructurales son una importante fuente de financiación. Los Fondos Estructurales también harán posible realizar los objetivos de Barcelona relativos a las guarderías y al desarrollo de instalaciones de atención sanitaria. El Fondo Social Europeo (FSE) desempeña un papel en la inserción de las mujeres en el mercado laboral, pero también en la integración de las mujeres de terceros países en la Unión Europea, así como en la eliminación de los estereotipos.

Contexto

Se deberá hacer avanzar la causa de la igualdad de género con motivo de varios acontecimientos, concretamente, en 2007, el Año europeo de la igualdad de oportunidades para todos y en 2010, el Año europeo de lucha contra la exclusión y la pobreza, así como una Conferencia Ministerial Euromediterránea sobre la igualdad de género que tendrá lugar en 2006.

La Comisión debe crear una red de mujeres de la UE en los puestos de responsabilidad económica y política, y una red de organismos de la UE responsables de la igualdad de género. Trabaja en estrecha cooperación con las ONG y los interlocutores sociales.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones - Informe intermedio sobre la situación en que se halla el Plan de trabajo para la igualdad entre las mujeres y los hombres (2006-2010) [COM(2008) 760 - No publicada en el Diario Oficial].
El presente informe constituye un balance intermedio de los resultados conseguidos desde la adopción del Plan de trabajo 2006-2010, que se ha puesto en marcha a través de dos programas de trabajo anuales, y cuyos objetivos se han reforzado en 2007 mediante un Pacto Europeo por la Igualdad entre Hombres y Mujeres. El programa PROGRESS ha financiado la aplicación transversal del Plan de trabajo en otras políticas, así como acciones de comunicación.
Los principales progresos en materia de igualdad se han obtenido en aquellos ámbitos contemplados por los objetivos cuantificados comunes de los Estados miembros. Por consiguiente, la práctica totalidad de los ámbitos recogidos en el Plan de trabajo ha experimentado mejoras. No obstante, los progresos de los Estados miembros han sido desiguales, y es preciso trabajar por la consecución de los objetivos fijados para 2010. En este sentido, el informe plantea varias propuestas:

  • mejora de la gobernanza, la Comisión considera necesario obtener el compromiso de todas las partes interesadas, así como llevar a cabo una evaluación de los marcos jurídicos nacionales y comunitarios, de los programas de la UE y de sus procesos presupuestarios, con vistas a abordar mejor el principio de la igualdad. Los indicadores internacionales y europeos deberían mejorarse, al igual que la comparabilidad de los datos estadísticos armonizados. La puesta en marcha del Instituto Europeo de la Igualdad de Género es fundamental para la consecución de los objetivos del Plan de trabajo;
  • mejorar la sensibilización sobre los retos sociales y económicos, más concretamente mediante la Estrategia de Lisboa, la Agenda Social Renovada y el Método Abierto de Coordinación (MAC) por la protección e inclusión social. Las políticas de cohesión, educación e investigación deberían evaluarse. Es preciso mejorar el nivel de igualdad entre hombres y mujeres en los ámbitos de decisión políticos, económicos y de los medios de comunicación.

La evaluación final del impacto de tales acciones deberá presentarse en 2010.

Última modificación: 18.09.2009
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba