RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Mantenimiento de los derechos de los trabajadores en caso de traspasos de empresas

Esta Directiva se propone proteger a los trabajadores en caso de cambio de empresario tras el traspaso de la empresa. También indica los derechos y obligaciones de los empresarios afectados por el traspaso.

ACTO

Directiva 2001/23/CE del Consejo, de 12 de marzo de 2001, sobre la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros relativas al mantenimiento de los derechos de los trabajadores en caso de traspasos de empresas, de centros de actividad o de partes de empresas o de centros de actividad.

SÍNTESIS

El traspaso de una empresa o de un centro de actividad * puede resultar de una cesión contractual o de una fusión. Tras el traspaso, el cesionario * de la empresa se convierte en el empresario de los trabajadores de la empresa traspasada por el cedente *.

En tales circunstancias, se reconocen los derechos y deberes vinculados al contrato de trabajo de los trabajadores de la empresa traspasada. La presente Directiva se aplica a todos los tipos de relaciones laborales, sin distinción en cuanto al:

  • número de horas de trabajo realizadas o por realizar;
  • tipo de contrato de trabajo (de duración indeterminada, determinada o temporal).

La Directiva se aplica a todas las empresas, públicas o privadas, que ejercen una actividad económica, con o sin ánimo de lucro.

Traspaso de la relación de trabajo

Los derechos y obligaciones de los trabajadores se mantienen cuando la empresa es objeto de un traspaso. Dichos derechos y obligaciones están vinculados a la existencia de un contrato o de una relación laboral.

Además, el traspaso de empresa no es un motivo de despido. Los despidos solo pueden producirse por razones económicas, técnicas u organizativas.

Los Estados miembros pueden obligar al cedente de la empresa a informar al cesionario de todos los derechos y obligaciones que deben ser traspasados. No obstante, aunque no se efectúe la comunicación, se traspasan dichos derechos y obligaciones.

En principio, las condiciones de trabajo de los trabajadores se mantienen durante el tiempo de validez del convenio colectivo de la empresa. Sin embargo, las condiciones pueden modificarse al menos un año después del traspaso de empresa y si los Estados miembros lo autorizan.

Asimismo, en principio, no se traspasan los derechos y obligaciones de los trabajadores que existen al amparo de los regímenes complementarios de protección social. Sin embargo, los Estados miembros adoptan medidas para proteger los derechos en materia de prestaciones de jubilación adquiridos con arreglo a esos regímenes.

Los derechos y obligaciones de los trabajadores no se mantienen cuando el traspaso se realiza durante un procedimiento de insolvencia o de quiebra. Para evitar que se abuse de los procedimientos de insolvencia para privar a los trabajadores de sus derechos en caso de traspaso, los Estados miembros adoptan todas las medidas necesarias para evitar este tipo de prácticas.

Información y consulta de los trabajadores

Durante el traspaso, los representantes de los trabajadores mantienen sus funciones hasta que sea posible su renovación. Los trabajadores deben seguir estando representados, incluso en caso de procedimiento de quiebra o de insolvencia.

Además, se consulta a los representantes sindicales antes de adoptar medidas relativas a los trabajadores.

Se informa a los trabajadores de las condiciones del traspaso directamente o a través de sus representantes. Dicha información afecta fundamentalmente a la fecha fijada o propuesta del traspaso, los motivos del traspaso, las consecuencias jurídicas, económicas o sociales y las medidas previstas respecto de los trabajadores.

Si en el Estado miembro afectado existe un órgano de arbitraje, se puede limitar la obligación de información y de consulta a los casos en que el traspaso provoque perjuicios sustanciales para una parte importante de los trabajadores.

Por último, se mantienen los derechos de los representantes sindicales aunque su mandato haya terminado debido al traspaso de empresa.

Términos clave del acto
  • Traspaso de empresa: traspaso de una entidad económica que mantenga su identidad, definida como un conjunto de medios organizados, a fin de llevar a cabo una actividad económica.
  • Cesionario: cualquier persona física o jurídica que adquiera la calidad de empresario con respecto a la empresa traspasada.
  • Cedente: cualquier persona física o jurídica que pierda la calidad de empresario con respecto a la empresa traspasada.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Directiva 2001/23/CE

11.4.2001

16.2.1979

DO L 82, 22.3.2001

 
Última modificación: 23.05.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba