RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Informe de 2009 sobre el envejecimiento

La Unión Europea (UE) se enfrenta a una transición demográfica cuyas consecuencias pueden tener un alto coste. Deben emprenderse reformas estructurales para reforzar su potencial de crecimiento y su capital humano. Estas reformas deben conseguir mejoras en la salud, la educación y la calidad de vida de los ciudadanos.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones de 29 de abril de 2009 - Abordar los efectos del envejecimiento de la población de la UE (Informe de 2009 sobre el envejecimiento demográfico) [COM(2009) 180 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Comisión se basa en las previsiones presentadas por Eurostat en 2008 para analizar los efectos del envejecimiento demográfico a largo plazo.

Efectos económicos del envejecimiento de la población

Según las proyecciones del informe, la tasa de empleo aumentará del 65,5% en 2007 al 70% en 2060. El empleo de las mujeres y personas de edad avanzada aumentaría asimismo, así como los niveles netos de inmigración. Sin embargo, esta evolución únicamente ralentizaría el descenso general del empleo, debido a la reducción del número de personas en edad de trabajar. Si en la coyuntura actual existe una relación de cuatro personas activas por persona jubilada, esta relación pasaría en 2060 a dos personas activas por persona de edad avanzada.

El envejecimiento de la población tendría asimismo consecuencias sobre el crecimiento anual del Producto Interior Bruto (PIB), puesto que la productividad de la mano de obra es la principal fuente de crecimiento económico.

Impacto del envejecimiento en las finanzas públicas

Los Estados miembros deberán afrontar nuevas restricciones presupuestarias. La reforma de los sistemas de jubilación debe garantizar la adecuación de las prestaciones a las necesidades de las personas de edad avanzada, reforzar las condiciones de elegibilidad de las jubilaciones públicas y desarrollar los sistemas privados de capitalización.

Se prevé que el aumento de la demanda de asistencia sanitaria produzca un aumento del gasto público del 1,5% del PIB europeo de aquí a 2060. Además, aumentará la incidencia de los cuidados de larga duración y el sistema público deberá desarrollar su capacidad para hacerse cargo de personas de edad avanzada. Como contrapartida, el sector de la investigación médica debería constituir un factor de crecimiento importante, así como el de servicios a la tercera edad.

Por último, pese a haber descendido la natalidad, los gastos en educación y formación permanentes se consideran esenciales para favorecer la productividad y el capital humano.

Impacto de la crisis financiera internacional

El programa de reformas estructurales permite a la UE afrontar el reto demográfico así como adoptar una serie de medidas destinadas a alcanzar el equilibrio presupuestario, reducir la deuda pública, aumentar el empleo y la productividad, y asegurar la viabilidad de los sistemas de protección social y de asistencia sanitaria.

Sin embargo, en 2009 los Estados miembros deben dar prioridad al plan de recuperación de la economía europea. En este contexto, la Comisión presenta una revisión de los objetivos que permitirá preparar el envejecimiento de la población. Las medidas nacionales deben favorecer:

  • la natalidad, creando condiciones favorables para las familias;
  • la participación en el mercado laboral, orientada especialmente a los jóvenes y a los trabajadores de edad avanzada. La participación de los trabajadores de edad avanzada implica unas condiciones de trabajo y de salud adaptadas.
  • la productividad económica y la transición hacia una economía del conocimiento. A este respecto, es preciso invertir en educación, nuevas tecnologías y servicios destinados a las personas de edad avanzada.
  • las condiciones de acogida de los inmigrantes. De hecho, la crisis financiera internacional tiene consecuencias en la situación de los países en desarrollo y en los flujos migratorios. Sin embargo, la dificultad de los inmigrantes para encontrar un empleo en Europa también podría acentuarse;
  • la viabilidad de las finanzas públicas y la continuación de las reformas asociadas al declive demográfico.

Las medidas tomadas a nivel comunitario se enmarcan en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que es la base de las orientaciones generales de las políticas económicas (2008-2010), y de la estrategia de Lisboa renovada. La Comisión promueve:

  • el refuerzo de la vigilancia fiscal y la coordinación de las políticas nacionales;
  • la reforma de los sistemas de jubilación nacionales;
  • la protección de los mercados financieros, sobre todo en lo que respecta a su impacto en los sistemas de jubilación;
  • la evaluación regular de los avances y de las necesidades en materia de educación, formación e investigación y desarrollo.
Última modificación: 25.09.2009
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba