RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 8 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Hacia una Europa sin barreras para las personas con discapacidad

La Comisión examina las políticas que pueden contribuir a mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad. Preconiza la cooperación y el intercambio de buenas prácticas para eliminar las barreras actuales. Para sensibilizar a la opinión pública, la Comisión propone que el año 2003 sea proclamado «Año Europeo de las Personas con Discapacidad».

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, de 12 de mayo de 2000, «Hacia una Europa sin barreras para las personas con discapacidad» [COM (2000) 284 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

En la Unión Europea (UE), alrededor de treinta y siete millones de personas padecen algún tipo de discapacidad (mental o que afecta a la movilidad, la audición, el habla o la vista). Su vida social se ve limitada por obstáculos en materia de medios de transporte, ayudas y posibilidades de educación y formación. Es necesario eliminar las barreras actuales mediante la adopción de disposiciones legislativas, la puesta a disposición de instalaciones adaptadas, el establecimiento de normas de diseño universal, etc. La mejora del acceso de las personas con discapacidad tiene consecuencias positivas en la calidad de la vida profesional, la protección de los consumidores y la competitividad de las empresas.

Resulta indispensable erradicar las actitudes negativas hacia la discapacidad. A fin de sensibilizar a la opinión pública y catalizar la adopción de nuevas políticas, 2003 podría ser declarado «Año Europeo para las Personas con Discapacidad». Gracias a los progresos de las nuevas tecnologías, a los datos estadísticos acerca de la prevalencia de la discapacidad y su incidencia en la participación en la vida social, así como a los mecanismos de coordinación y de consulta, mejorará la participación de las personas con discapacidad. Pese a que los Estados miembros son los principales responsables en estos ámbitos, las competencias comunitarias pueden aportar valiosos medios y valor añadido. La Comunidad Europea puede contribuir al impulso de la cooperación entre los Estados miembros y al fomento del intercambio y el desarrollo de las mejores prácticas.

LOGROS CONSEGUIDOS Y NUEVO IMPULSO

En la actualidad, los Estados miembros, las ONG y los interlocutores sociales están debatiendo e investigando las nuevas tendencias, las ideas, las políticas y las prácticas innovadoras que permiten el acceso de las personas con discapacidad. Por otro lado, las instituciones europeas han adoptado un código de buena conducta (pdf ) que garantiza la igualdad de acceso al empleo en la función pública, destinado a las direcciones generales y a los servicios. La iniciativa «Empleo» ha ayudado a las personas con dificultades a acceder a un puesto de trabajo y a mantenerse en él. A través del capítulo « Horizon » se han puesto en marcha mil setecientos proyectos de ayuda a las personas con discapacidad física o mental. El Fondo Social Europeo (FSE), por su parte, asigna grandes cantidades para promover las perspectivas de empleo de las personas con discapacidad. Así, el FSE 2000-2006 tiene como objetivo los ámbitos del empleo y la igualdad de oportunidades. Los interlocutores sociales han compilado, además, la totalidad de las buenas prácticas y han afirmado la necesidad de promover la empleabilidad de las personas con discapacidad. Programas comunitarios como Sócrates, Phare o Tacis han financiado numerosos proyectos centrados en las necesidades de las personas con discapacidad.

Pese a que se han realizado esfuerzos considerables, todavía queda mucho por hacer para lograr la plena participación de las personas con discapacidad. La iniciativa « EQUAL » (2000-2006) examina los instrumentos de lucha contra la discriminación en materia de empleo. Sin embargo, la adopción de estos instrumentos sólo representa una parte de la estrategia global. Es esencial establecer normas más generales a nivel de la UE que incluyan conceptos globales de no discriminación e igualdad de acceso en los procesos vinculados a la plena realización del mercado interior. La Comisión preconiza una mayor coordinación en los ámbitos del empleo, la educación, la formación profesional, el transporte, el mercado interior, la sociedad de la información, las nuevas tecnologías y la política de los consumidores.

ITINERARIO A SEGUIR

Hacia una mejora de la movilidad y la accesibilidad

La movilidad permite participar en todos los aspectos de la vida. Se trata de un derecho del que no debería privarse a nadie. En la actualidad, numerosas iniciativas tienen como objetivo la mejora de la movilidad, a través del aumento de las posibilidades de utilización de los transportes y el desarrollo de la accesibilidad de los vehículos urbanos y los sistemas ferroviarios. Facilitar el uso de los medios de transporte a las personas con discapacidad permite mejorar el transporte público, reducir la exclusión social y mantener la movilidad y la integración.

La Comisión propone mejorar las infraestructuras y los servicios en el transporte público. Para lograr que el transporte ferroviario sea accesible, elabora especificaciones técnicas. Asimismo, pone en práctica la recomendación de la Organización Marítima Internacional relativa al diseño y la explotación de los buques en función de las necesidades de las personas mayores y las personas con discapacidad. Aconseja revisar las orientaciones de la Red Transeuropea de Transporte (EN) (FR), para que los Estados miembros mejoren el acceso a la red de las personas con movilidad reducida. Por otro lado, la Comisión estudia la posibilidad de ampliar el «reconocimiento mutuo» a nivel comunitario, como ya hiciera con la tarjeta de estacionamiento para los aparcamientos reservados a las personas con discapacidad. Está elaborando, además, una base de datos informatizada, denominada «Servicio Europeo de Información sobre el Transporte Local», en la que se recogen las buenas prácticas en materia de transporte local y regional. Por último, en el contexto del Quinto Programa Marco de Investigación (DE) (EN) (FR) (IT), la Comisión propone tener en cuenta las infraestructuras y las interfaces de transporte, la movilidad sostenible y la intermodalidad, así como los sistemas y servicios destinados a los ciudadanos.

Es inútil que un autobús sea accesible para las personas con discapacidad si éstas no pueden llegar hasta la parada o utilizar el distribuidor de billetes. El refuerzo de la cooperación y el tener en cuenta los sistemas de transporte, los edificios y otros sectores públicos permitirían obtener resultados eficaces. Por otro lado, las exigencias de accesibilidad deben examinarse desde el inicio de la instalación de equipamientos e infraestructuras. Las consecuencias positivas de la accesibilidad son numerosas. En primer lugar, trabajar en un entorno de calidad y seguro es favorable para la salud, para el trabajo del empleado y para la competitividad de la empresa. En segundo lugar, la accesibilidad es fuente de beneficios, en particular en el sector del turismo, donde aumenta considerablemente la clientela. En tercer lugar, armonizar las normas de construcción contribuye en gran medida al impulso del mercado europeo. Así pues, la Comisión propone identificar los ámbitos en los que se establecerán las normas comunitarias y servirse de su propio peso para que se apliquen y respeten.

Hacia una sociedad de la información al servicio de todos

Las nuevas tecnologías ofrecen numerosas alternativas y deben ser accesibles para todo el mundo. La Comisión identifica las acciones que optimizan la contribución de la sociedad de la información al fomento del empleo y la inserción. Invita a los Estados miembros a garantizar, de manera asequible, el acceso a todos los servicios telefónicos públicos fijos. La Comisión insta a los organismos europeos de normalización a identificar las necesidades derivadas de la integración de las personas mayores y las personas con discapacidad en la sociedad de la información. Crea asimismo una red europea para optimizar las interacciones entre los centros de excelencia nacionales y animar a la elaboración de módulos curriculares en torno al principio de «diseño para todos» en beneficio de diseñadores y técnicos. Por último, el Centro Común de Investigación de la Comisión participa en trabajos de investigación sobre las nuevas tecnologías (acceso a Internet, sistemas de reconocimiento de voz, etc.).

La iniciativa eEurope sugiere poner las ventajas de la sociedad de la información al alcance de todos los europeos. Examina de nuevo la legislación y las normas de la sociedad de la información para garantizar su conformidad con los principios de accesibilidad. Tiene en cuenta asimismo las necesidades de las personas con discapacidad a la hora de adjudicar los contratos públicos en el ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación. A través de la iniciativa «Accesibilidad de los sitios web» (pdf ), intenta que el diseño y el contenido de los sitios web sean accesibles.

Hacia un mercado común más desarrollado por lo que respecta a las tecnologías de apoyo

El principio del «diseño para todos» tiene en cuenta las necesidades de una amplia gama de usuarios. Sin embargo, no siempre es posible responder a las necesidades de las personas que sufren una discapacidad grave. Lo ideal es, pues, optar por las tecnologías de apoyo, es decir, el diseño o la adaptación de productos y servicios. No obstante, el problema reside en la fragmentación del mercado de las tecnologías de apoyo, en particular debido a la variabilidad de las normas y a las condiciones de entrega y subvención de la puesta a disposición de aparatos o ayudas. La fragmentación afecta sobre todo a los productos y servicios destinados a clientes con una discapacidad particular, que suelen estar fabricados por pequeñas y medianas empresas que ofrecen una variedad restringida y disponen de recursos limitados. Si se desarrolla el mercado, disminuirán los gastos sanitarios y los productos estarán disponibles a un precio rentable. Estas cuestiones han de tratarse lo antes posible, debido al riesgo que existe de perder este mercado en beneficio de la competencia extranjera.

La libre circulación de las personas, la prestación transfronteriza de servicios y la venta sin barreras de productos es un objetivo que la UE se empeña en conseguir. La Comisión preconiza la reducción o la supresión de los impuestos y los derechos de aduana sobre las ayudas y los aparatos destinados a las personas con discapacidad. Examina, además, si es posible aplicar normas de utilización para mejorar la competitividad del mercado y garantizar un mejor acceso a los productos. Por último, desea mejorar la cooperación y los intercambios entre las oficinas nacionales de información sobre las tecnologías de apoyo actuales y futuras, teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece la creciente utilización de Internet.

HERRAMIENTAS POLÍTICAS

Disponer de una base de conocimientos sólida, de mecanismos de coordinación y de consulta adecuados, así como de datos estadísticos y demográficos fiables permite elaborar políticas adecuadas. Los datos de la recogida de información se referirán al estado de salud, la protección social, la salud y la seguridad en el trabajo, el empleo y la educación. Para garantizar la coherencia de las definiciones y los métodos y perfeccionar su comparabilidad, se recomienda encarecidamente la cooperación entre los Estados miembros. Por otro lado, la Comisión propone crear un programa de vigilancia de la salud con el fin de comprender mejor los tipos de discapacidad y los distintos niveles de gravedad. Desea, además, diseñar programas accesibles para todos los ciudadanos e introducir medidas específicas en los programas generales.

Gracias a su experiencia, las personas con discapacidad identifican rápidamente las políticas y prácticas que obstaculizan su acceso. De este modo, son capaces de encontrar numerosas soluciones. La Comisión es propicia a los acuerdos y apoya las manifestaciones y los mecanismos que favorecen un alto grado de participación y consulta. El principal mecanismo para la coordinación de la política de las personas con discapacidad en el marco de la Comisión es el grupo interservicios «Personas con Discapacidad». El objetivo de este grupo es elaborar herramientas de auditoría e información destinadas a los servicios de la Comisión.

SENSIBILIZAR, REFORZAR LA COOPERACIÓN Y CREAR UNA DINÁMICA

Las orientaciones expuestas y las actividades en curso contribuirán a eliminar los obstáculos y a reforzar las posibilidades de que las personas con discapacidad participen plenamente en todos los aspectos de la sociedad. La accesibilidad es un medio de sensibilizar a los responsables de la toma de decisiones políticas, las empresas y el conjunto de la sociedad. Establece un vínculo importante con toda la ciudadanía. La consecución de estos objetivos requiere la participación, el apoyo y la cooperación de los poderes públicos, del sector privado, de los colectivos, de las agrupaciones del sector asociativo y de las personas con discapacidad y sus familiares. La Comisión anima a los países candidatos a seguir la evolución de la política comunitaria en favor de las personas con discapacidad. Por último, en un informe dirigido al Parlamento Europeo y al Consejo hará balance sobre la aplicación de la presente Comunicación. Será una de las contribuciones de la Comisión al Año Europeo en curso.

Última modificación: 15.05.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba